SAN LUIS - Domingo 26 de Junio de 2022

SAN LUIS - Domingo 26 de Junio de 2022

EN VIVO

Menos mujeres se hicieron estudios para prevenir cáncer

En 2020 disminuyeron un 56% los estudios de papanicolaou y un 32% las mamografías, respecto al año anterior. Son gratuitos en el sistema de salud pública provincial.

Por redacción
| 29 de enero de 2021
Necesaria. La mamografía es un examen fundamental para diagnosticar. Foto: El Diario – Archivo.

El papanicolaou y la mamografía son los principales aliados en la prevención de los cánceres que con más frecuencia afectan a las mujeres en Argentina: el de cuello uterino y el de mama. Sin embargo, últimamente las puntanas no están aprovechando esas herramientas preventivas, según indica la disminución de la realización de esos estudios.

 

Las estadísticas obtenidas por Maternidad e Infancia reflejan que en 2019 hicieron 17.960 estudios de papanicolaou, mediante los cuales 121 mujeres tuvieron un diagnóstico de lesión de riesgo y dos, de cáncer. En 2020 disminuyeron un 35%: hicieron 7.765 y diagnosticaron a 62 mujeres con lesiones graves y a dos con cáncer. Estiman que la baja del año pasado se debió a la pandemia.

 

En lo que va de este año, ya hicieron 562 estudios y diagnosticaron a tres personas con riesgo de lesión.

 

Según explicó el jefe de Maternidad e Infancia y referente del Programa de Prevención de Cáncer de Útero y Mama, Roberto Dufour, la “lesión de riesgo” es un diagnóstico para prevenir el cáncer: “Son cambios celulares que pueden progresar a un cáncer de cuello de útero que no necesariamente en todos los casos pasa. Estos diagnósticos los tenemos que realizar para evitar lesiones que se conviertan en cáncer”. El 85% de mujeres a las que atienden presenta lesiones de riesgo.

 

El programa de prevención plantea hacerse el estudio desde los 25 años hasta los 64, repetirlo al año siguiente y, si resultó negativo, tres años después. Es optativo para la mujer, luego de esa edad, seguir con los chequeos.

 

Hace un año incorporaron el test de VPH (virus del papiloma humano) para prevenir el cáncer de cuello uterino. Recomiendan hacer el estudio a partir de los 30 años y no antes de los 25. Si dio negativo en la primera instancia, debe repetirse cinco años después.

 

Las mujeres que fueron diagnosticadas con cáncer durante los últimos tres años tienen entre 35 y 40, ya que el 85% se hace el estudio durante esa edad y no cuando el médico lo recomienda.

 

“Lo que tratamos de hacer es que por lo menos una mujer a partir de los 35 años tenga un control de papanicolaou. El 92% de las lesiones de riesgo se dio en mayores de 25 años. Tener un diagnóstico de VPH positivo o de un papanicolaou alterado no quiere decir que esa persona se vaya a morir por eso, son patologías que a lo largo del tiempo se pueden resolver”, contó Dufour. Además, son enfermedades que en muchos casos no dan síntomas típicos o específicos.

 

En la Salud Pública, durante 2019 hicieron un total de 5.521 mamografías y detectaron 31 riesgos de cáncer. En 2020 realizaron 3.737 y detectaron 44 casos de riesgo, es decir que aumentaron un 4% los diagnósticos por riesgos de cáncer de mama.

 

En lo que va de 2021 realizaron 273, de las cuales solo dos mujeres tienen diagnóstico de riesgo.

 

Los especialistas sugieren realizarse el estudio de mamografía a partir de los 40 años. Antes de esa edad es solo recomendable que lo haga una mujer si tiene antecedentes de cáncer de mama en su entorno familiar. Si los resultados son normales, deben repetirse cada 2 años.

 

San Luis tiene desde 2013 una disminución sostenida de la tasa de mortalidad por cáncer de mama o de útero, y es porque estos estudios se realizan en toda la provincia gratuitamente. Y la mujer que desee hacérselos no necesita indicación médica, ni preparación previa, solo debe sacar turno en un centro de Salud Pública.

 

Comentá vos tambien...