29.7°SAN LUIS - Miércoles 27 de Enero de 2021

29.7°SAN LUIS - Miércoles 27 de Enero de 2021

EN VIVO

Licencia por paternidad: una deuda pendiente

En Argentina, los varones no acompañan lo suficiente a sus parejas en los primeros días del bebé. En el sector público, San Luis cuenta con veinte días para los padres.

Por redacción
| 09 de enero de 2021
La mayoría de los padres se toman vacaciones para acompañar a sus parejas en el puerperio. Foto: Internet

Una lucha liderada por mujeres, pero que beneficia también a los hombres, y fundamentalmente al lazo familiar, fue noticia hace pocos días en España. A partir del 1° de enero de 2021 las licencias de padres y madres por nacimiento se equipararon plenamente. Los dos tendrán 16 semanas, remuneradas al cien por ciento e intransferibles. Pero es casi un sueño para cualquier madre argentina que tiene que sobrellevar los primeros días del bebé en soledad, ya que en la mayoría de las provincias la licencia de paternidad en el sector privado no pasa de los dos días.

 

Según datos relevados desde el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), hay grandes variaciones entre las provincias argentinas en días de licencia por maternidad, paternidad y familiar en el ámbito laboral público. El gráfico se puede observar al pie de esta página.

 

Las provincias que otorgan a los padres hasta 10 días de licencia son La Pampa, Neuquén y Catamarca. Córdoba y Santa Fe, 8; Corrientes y San Juan, 5; Buenos Aires, 3; Formosa, Entre Ríos y Jujuy, 2. Por otro lado, Tierra del Fuego, Chaco, Río Negro, Tucumán, Misiones y Mendoza otorgan a los padres 15 días corridos de licencia, mientras que en Chubut y San Luis se extiende a 20, en Salta a 25 y en La Rioja y Santa Cruz a 30. Los empleados públicos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires son quienes gozarían de la licencia más extensa: 45 días.

 

 

Las mujeres cuentan con noventa días de licencia, mientras que los varones solo veinte.

 

En San Luis, el Estado provincial les otorgó esa cantidad de días gracias al proyecto aprobado en 2009 que presentó Tona Salino. Una vez más, una mujer se puso al hombro una lucha que le pertenece al género masculino.

 

A comparación de los varones, las madres puntanas cuentan con noventa días de licencia para criar, cuidar y atender a sus hijos e hijas bajo cualquier necesidad durante los primeros días de vida.

 

En el sector privado, la licencia por paternidad solo dura dos días que están reglamentados por la Ley de Contrato de Trabajo, sancionada en 1976 y hasta la actualidad, en un nuevo año que se aproxima, no fue cambiada. Dos días que se van entre el parto, la espera en el hospital y quizás un par de pañales que se cambian.

 

Luego, el padre regresa a su trabajo como si nada hubiese pasado y la madre queda en pleno puerperio con todas las complicaciones, sufrimientos y delicias que dejan los primeros días del bebé que nació.

 

 

 

 

El Diario de la República habló con padres puntanos que vivieron licencias en los últimos meses. Pertenecientes al ámbito privado y al público, quienes fueron entrevistados expresaron que la cantidad de días no son suficientes para acompañar a las madres en el momento posterior al nacimiento. “Le cambié sus primeros pañales, lo dormí en mis brazos y cuando me desperté volví a mi trabajo. No tuve la oportunidad de disfrutarlo todo el tiempo que quería junto a su madre, pero estuve durante su estadía en el hospital”, expresó Matías Funes, papá de Cayetano y trabajador del sector privado. El niño ya tiene 3 años y se volvió con el tiempo su compañero más fiel.

 

Martín Muñoz contó que se tuvo que tomar vacaciones cerca de la fecha del parto estipulado para poder aprovechar el nacimiento de su hijo Bautista. Su compañera Florencia quedó sola con la criatura luego de más de quince días: "Tuvimos que contratar una niñera para que nos brinde una mano", recordó.

 

Para que la igualdad entre hombres y mujeres sea un hecho es necesario que se cumpla en todos los sectores. Aun en un nuevo año que atraviesa el mundo y principalmente el país, las madres se ponen al hombro la crianza de sus hijos.

 

 

La situación en el mundo

 

Finlandia, siempre reconocida por sus decisiones vanguardistas en educación, presentó el año pasado una innovadora ley que igualó la licencia parental para madres y padres. Cada uno recibe un permiso laboral pagado de casi siete meses y las mujeres embarazadas perciben un mes adicional, sumado al beneficio anterior. Y en el caso de las familias monoparentales, el trabajador o la trabajadora puede utilizar los 14 meses disponibles.

 

En febrero del año pasado, las autoridades nacionales explicaron muy fácilmente la decisión: "La reforma en la licencia familiar es la inversión del gobierno en el futuro de los niños y el bienestar de las familias". Tan simple como eso.

 

En Europa, Suecia es el país que tiene la licencia laboral pagada más generosa: 16 meses para cada familia, de los cuales tres están asignados obligatoriamente a cada progenitor. Noruega fue el primer país, en 1993, en crear licencias de paternidad no transferibles a las madres.

 

En Islandia, cada uno de los progenitores obtiene tres meses de licencia intransferible, durante los cuales recibe el 80% del sueldo. Después de este período, pueden repartirse otros tres meses adicionales. Portugal tiene un sistema con neutralidad de género, que incluye cuatro meses pagados completos y un quinto adicional con el 80% del salario.

 

Los gobiernos que aplican las medidas basan sus reglamentaciones en la evidencia que indica que cuando el padre establece un vínculo con el bebé desde el comienzo en la vida tiene mayores posibilidades de desempeñar un papel más activo en el desarrollo de su hijo.

 

En la cara opuesta, un total de 92 países carecen de políticas nacionales que garanticen que los padres dispongan del tiempo libre remunerado adecuado que necesitan para pasarlo con sus bebés recién nacidos. En América Latina son 16 los países que tienen licencia paternal, un derecho que se extiende desde los 2 días hasta los 14.

 

 

Comentá vos tambien...