29°SAN LUIS - Jueves 20 de Enero de 2022

29°SAN LUIS - Jueves 20 de Enero de 2022

EN VIVO

Canciones alegres para un país adolescente

Hace 20 años —mientras la crisis económica vaciaba supermercados y expulsaba presidentes—, cinco chicas cantaban "dance, dance, dance". Hasta que llegó la noche para la banda pop que había impreso un poco de esperanza a la derruida Argentina de finales de 2001.

Por Astrid Moreno García
| 22 de noviembre de 2021

El 11 de agosto de 2001, Domingo Cavallo era el ministro de Economía y la crisis, que estallaría el 19 de diciembre de ese año, comenzaba a sentirse. En paralelo, 3.500 adolescentes y jóvenes de todo el país esperaban en el estadio Ferro Carril Oeste de Buenos Aires su turno para presentarse en el casting para ingresar a “Popstars”, el reality show que prometía un camino a la fama. Algunas de ellas gastaron sus últimos pesos en el colectivo que las llevaría al barrio de Caballito. Todas iban con un único objetivo, alcanzar aquello que prometía el programa: convertirse en estrellas del pop.

 

Durante el día las noticias eran trágicas, los grandes inversionistas comenzaban a retirar sus depósitos monetarios, el sistema bancario colapsaba y el país recibía la negativa del FMI de refinanciar la deuda. A la noche llegaba el momento del brillo, el show y las voces angelicales que atraían al público como sirenas para hacerlos olvidar, durante los 45 minutos que duró cada uno de los 13 capítulos de la primera temporada del show, de que estaban en un barco a punto de hundirse.

 

Aún faltaban algunos meses para la huida de Fernando de la Rúa en helicóptero, los cinco presidentes consecutivos en una semana y el corralito; y los argentinos preferían ver, en el entonces Azul Televisión (hoy Canal Nueve), a 20 chicas probarse outfits, desafinar algunas notas y derramar varias lágrimas cada vez que les decían que pasaban, o no, a la siguiente ronda.

 

En noviembre ya estaban los nombres de las cinco elegidas que resignificarían el accesorio de tela utilizado originalmente en el lejano oeste por los vaqueros, en un principio en el cuello; por las mujeres en los 80, cuando se convirtió en una moda, y en forma de lucha como pañuelos blancos en el caso de las Abuelas de Plaza de Mayo.

 

Ivonne Guzmán Grisales, Lourdes Fernández, María Elizabeth “Lissa” Vera, Valeria Gastaldi y Virgina Da Cunha eran Bandana. El grupo, con su formación completa, tuvo pocos años de vida: desde fines de 2001 hasta febrero de 2004; aunque la productora hizo usufructo unos meses más de las jóvenes con el lanzamiento de un DVD que registraba sus últimas presentaciones, llamado “Hasta siempre”.

 

En poco más de dos años, Bandana grabó cuatro discos de estudio y uno en vivo, algo que no es habitual en la industria. Vendió tres millones de copias. En paralelo, giraron por Sudamérica, Estados Unidos y España, además de recorrer todas las provincias de Argentina. También, fueron las primeras artistas nacionales en grabar la banda de sonido de una película de Disney, con la canción "Muero de amor por ti" (la versión en español de "Can't help falling in love", de Elvis Presley) para “Lilo & Stitch”.

 

Para sumar a su lista, en 2003, las chicas filmaron “Vivir intentando”, la película nacional más vista de ese año, que reunió más de un millón de espectadores; y es la única banda de pop argentino que apareció en la tapa de la revista Billboard. Quizás, su mayor logro fue llenar 150 funciones en el teatro Gran Rex de Buenos Aires. Mientras tanto, en los supermercados argentinos había un vaciado constante a causa de los saqueos.

 

La lista de logros continúa, pero, ¿a qué costo? En una entrevista que en octubre de este año dio Virginia da Cunha, describió un panorama de terror. Dijo que no tenían voz ni voto en las decisiones artísticas y que lo único que hicieron fue acatar las reglas. La consecuencia fue que no se sintió reflejada en la imagen que le daba a millones de personas. También la joven habló de mala alimentación y cansancio.

 

Además, la exintegrante relató que desde un principio les dijeron que había una suplente y, ante el primer error, podrían echarlas. Virginia, por extensión, posiblemente sus compañeras también, trabajó con fiebre, infecciones renales y distintas enfermedades causadas por el estrés.

 

Al finalizar, la cantante agregó que, de haber sido escuchadas, posiblemente la banda hubiera continuado.

 

La revancha de Bandana llegó en 2016, cuando el grupo se reunió para realizar una serie de shows en el Teatro "Lola Membrives", aunque sin Ivonne. Esa noche del reencuentro, la colombiana estaba en Villa Mercedes, en el Boliche Don Miranda, donde se presentó con La Delio Valdez, la banda que aún conforma con un concepto absolutamente distinto del quinteto pop.

 

 

 

Las entradas para el regreso se agotaron en minutos y si bien interpretaron a la perfección sus mejores temas, la falta de una de las puntas de la estrella, aunque bien camuflada, marcó un suceso que se repetiría con el paso de los años. Una a una, las integrantes abandonaron la banda nuevamente. La segunda en decir adiós fue, justamente, Virginia.

 

 

 

En 2019, cuando ya no eran más que un trío, Felipe Yankelevich, el creador del grupo, les cedió totalmente los derechos. Finalmente, el triángulo de tela utilizado para el cabello, las canciones, las coreografías y la oportunidad de tomar sus propias decisiones quedó enteramente para ellas. Eso no evitó que, en 2020, Valeria abandonara el proyecto.

 

Ya solo quedan dos, Lourdes y "Lissa". Sin embargo, Bandana dejó de existir en 2004, cuando un público atravesado por una de las peores crisis económicas del país disfrutó por última vez de ver a cinco chicas que recién dejaban la adolescencia convertirse en estrellas. En un tiempo en el que nadie cumplía sus sueños, el quinteto obtuvo el suyo, o eso parecía.

 

No fueron solo una banda de pop del momento: representaban esperanza en un momento en el que se creía perdida. Hoy, no son más que un recuerdo desteñido de aquellos pañuelos coloridos que todas las niñas de esa época usaban para sentirse una Bandana más.

 

Temas de nota:

Comentá vos tambien...