SAN LUIS - Viernes 19 de Agosto de 2022

SAN LUIS - Viernes 19 de Agosto de 2022

EN VIVO

Un mapa para optimizar la producción frutícola

El trabajo de investigación incluye los requerimientos de cada zona de la provincia para desarrollar cultivos. Es una información muy útil para los interesados en invertir.

Por María José Rodríguez
| 05 de diciembre de 2021

Para ofrecer precisión técnica a los productores locales, atraer inversores y beneficiar el desarrollo de la producción comercial frutícola en San Luis, varias instituciones científicas desarrollaron un mapa de aptitud que incluye información sobre los requerimientos para iniciar u optimizar los sistemas productivos. “El atlas fue elaborado por el Conicet y contiene estadísticas y datos súper importantes porque incluyen los requisitos fundamentales a la hora de tomar decisiones para realizar un cultivo”, explicó María Rodríguez, jefa del Subprograma Desarrollo Frutihortícola, quien aseguró que cuando el documento esté actualizado, estará disponible para todos los interesados. 

 

El proyecto fue presentado en octubre, en el Salón de la Puntanidad de Terrazas del Portezuelo. En el encuentro estuvieron todos los integrantes de la Mesa Frutícola Provincial, que está conformada por representantes de San Luis Agua, Conicet, INTA, Senasa, la Facultad de Ingeniería y Ciencias Agropecuarias (FICA), el Colegio de Ingenieros Agrónomos y Agricultura Familiar. Quien lo encabezó fue el ministro de Producción, Juan Lavandeira. “Es un trabajo conjunto que reunirá aspectos importantes en un solo lugar. Estamos en condiciones de crecer y por eso se armó este mapa técnico, que estará disponible para todos los productores y profesionales que asesoren a empresas”, indicó el funcionario.

 

“La Fundación de Investigación Social Argentino Latinoamericana (Fisal) fue la que dio el primer paso hace muchos años. Durante esta gestión lo retomamos haciendo hincapié en el sector frutícola. El Conicet hizo un fuerte trabajo de análisis de datos y fue Marcelo Noceto quien presentó esta valiosa herramienta frente a la Mesa Frutihortícola de la provincia”, especificó Rodríguez, y añadió que la institución trabajó sobre las condiciones climáticas de los últimos 9 años. “Lo  que vamos a hacer es extenderlas, es decir, a medida que se suma información iremos analizándola para ver cómo van cambiando las condiciones; el mapa tiene que tener una actualización constante”.

 

 

Una herramienta crucial para la elaboración del atlas fue la Red de Estaciones Meteorológicas, cuya sede está en La Punta.

 

 

Otro aspecto que tendrán en cuenta para complementar los mapas son las condiciones hídricas. “Nos pidieron que agreguemos todo lo que tiene que ver con la disponibilidad de agua para el desarrollo de los cultivos. Tener acceso a ella es muy importante para poder analizar el sistema de riego en el que hay que invertir en cada sistema de producción. El Ministerio está trabajando en este aspecto para llegar a un mapa general al que se pueda acceder para obtener la información", indicó.

 

El Ministerio de Producción trabaja actualmente para que los mapas estén publicados en un sitio web y quienes lo deseen puedan consultar características climáticas y qué especies son aptas para una zona determinada, entre otros parámetros.

 

“Queremos que sean interactivos para que los productores puedan tener la ubicación de los lotes que quieren trabajar. Hay información importante con respecto a la profundidad del suelo y sus características. Queda un largo trayecto para obtener información actualizada, para hacerlo disponible en una web y terminar con el mapeo. Este tipo de herramientas también le permiten al Estado saber con quiénes y qué tenemos que trabajar o dónde vamos a potenciar determinados cultivos, cuáles son las variedades que se pueden o no desarrollar”, aseveró Rodríguez.

 

La presentación del mapa estuvo a cargo de Marcelo Noceto, investigador del Conicet e integrante del Grupo Estudios Ambientales, que pertenece al Instituto de Matemática Aplicada de San Luis. “Una herramienta que nos resultó fundamental fue la Red de Estaciones Meteorológicas de la provincia, que es muy buena porque cuenta con una gran representación y fue la información pilar de nuestro trabajo”, dijo Noceto, y especificó que en su momento dividieron la investigación en tres partes principales, “una se basó en el relevamiento de las producciones frutícolas de la provincia; otra en analizar los climas del mundo y buscar aquellos cuyo comportamiento fuera similar al de San Luis y el punto de vista de algunas variables importantes para la producción de frutas. La tercera, que es la más importante, era analizar, de acuerdo a las características que tiene la provincia, en cuanto al clima, al suelo y  qué producciones eran posibles de realizar teniendo en cuenta los requerimientos ambientales de algunas especies. Por ejemplo, las horas de frío, que es una variable importante del manzano, ver si esto se cumple o no con las condiciones de la provincia. Lo hicimos para muchas especies y generamos mapas que muestran cuáles son las zonas con potencial de realizarlas”, especificó el investigador.

 

El equipo de trabajo, durante los últimos meses, realizó una actualización de la calidad de los mapas, “el Ministerio de Producción volvió a convocarnos porque buscan que esta información se pueda consultar libremente y los productores o cualquier persona interesada pueda ingresar y ver, por ejemplo, en una determinada localización del mapa de San Luis, qué características tiene que tener en cuenta a partir de esas variables que son importantes para la produccion frutícola; y a su vez acceder a los mapas”, indicó Noceto, quien explicó que, por ejemplo, “si Nogolí es apta para la producción de manzana u otra especie, los mapas muestren especialmente el potencial productivo de la especie de manzana que va a dar bien, y las variables que habrá que tener en cuenta para producirla. Pasa que este tipo de fruta tiene muchas variedades y difieren en sus horas de frío; si uno se equivoca en la variedad, la producción no va a funcionar, o va a ser escasa, o bien las heladas tempranas o tardías van a afectarla de manera negativa. Entonces esta herramienta permitirá afinar esa selección de especies y variedades a implantar en determinado lugar dentro de la provincia”, enfatizó.

 

Otra pata importante del proyecto fue el aporte de la Red de Estaciones Meteorológicas (REM). “Hace mucho tiempo que participamos en este trabajo. Lo que hacemos desde la estación es facilitar los datos, que por estos días resta ir actualizándolos. Tenemos 59 estaciones meteorológicas en toda la provincia y eso nos permite aportar información específica al productor”, dijo Guillermo Concha, jefe de Subprograma REM, y añadió que reciben muchas consultas sobre diferentes aspectos.

 

 

Este atlas será una herramienta que facilitará las tareas de los productores, son ellos los que saben interpretar la información.

“Por lo general, sobre lo que más preguntan es respecto de las precipitaciones anuales, los umbrales de temperaturas y los períodos de heladas. Es importante que sepan cómo repercute todo esto en la planta. Una vez nos llamaron porque iban a fumigar con una avioneta, entonces querían saber la velocidad del viento y la dirección. Saber esto les permitirá obtener datos certeros y pueden decidir si despegan, por dónde empezar para aprovechar el viento o si se quedan en el suelo”, contó.

 

Concha afirmó que la provincia se puede dividir en un norte cálido que a su vez se puede fraccionar en dos sectores, teniendo en cuenta el cordón serrano: “El este es mucho más húmedo y el oeste no tanto. Es decir que en La Botija y La Tranca, en la franja oeste, las lluvias son más escasas. Una vez que sean publicados, los datos se actualizarían mensualmente. La idea es articular entre los programas para que la información esté a disposición del productor, que es el que invierte y utiliza mano de obra local y hace que la economía funcione”, indicó el titular de la REM.

 

Además sugirió escuchar al productor. “Creemos que hay que leer el mapa de determinada manera, pero el que realmente hace una lectura es él, porque está en el campo. Este mapa es una herramienta que les facilitará mucho las tareas”, concluyó.

 

Comentá vos tambien...