25.1°SAN LUIS - Domingo 18 de Abril de 2021

25.1°SAN LUIS - Domingo 18 de Abril de 2021

EN VIVO

Violencia de género: entró a lo de su ex, le pegó y la violó; fue preso

Tenía prohibido  acercarse. La víctima tocó el botón antipánico y la Policía lo detuvo in fraganti. Ocurrió el 27 de marzo en el barrio José Hernández.

Por redacción
| 07 de abril de 2021
Sánchez. La víctima contó que hace años que él ejercía violencia de género. Foto: Comisaría 6ª.

C.J.I.C dijo que los maltratos que sufría por parte de Sebastián Sánchez, quien era su pareja, comenzaron hace siete años, prácticamente en simultáneo con el inicio de la relación. El pasado 27 de marzo, cuando él irrumpió en el departamento del barrio José Hernández donde ella vive, hacía tres meses aproximadamente que se habían separado. Ella no soportaba más sus agravios, insultos y golpes. En diciembre, a él lo habían excluido del hogar y le impusieron una prohibición de acercamiento, que no cumplió. Hace 10 días entró a la vivienda de madrugada, por la fuerza y sin el consentimiento de ella, le pegó y la violó. Nada le importó, ni el hecho de que en la casa estuvieran sus dos hijos durmiendo. Al final, porque la víctima pudo accionar el botón antipánico y la Policía ya estaba alertada, la bajó por las escaleras a la rastra. Ayer, la jueza Penal 3, Virginia Palacios, lo envió al Penal, con prisión preventiva.

 

Fue trasladado a las 15 por efectivos de la Comisaría 6ª, que labró el sumario, confirmó el comisario Julio Rangol, segundo jefe de esa dependencia. 

 

La magistrada lo procesó por una serie de delitos que ponen denominación jurídica a todos los daños ella padecía cotidiana y sistemáticamente: “Abuso sexual con acceso carnal agravado, lesiones agravadas por el vínculo y por mediar violencia de género, amenazas, violación de domicilio, incumplimiento de una orden judicial, todo lo anterior en concurso real y en el contexto de infracción a la Ley de Violencia de Género 26.485”.

 

Para la jueza, el accionar desplegado por Sánchez quedó probado ya que el relato hecho por la víctima en su denuncia y en la ratificación y ampliación —que toma especial valor en delitos de este tipo, según refirió en la resolución— se vio respaldado por otras circunstancias y elementos probatorios. A saber: Sánchez fue detenido en flagrancia —en el expediente quedó incorporada el acta del procedimiento policial—, el informe del Centro de Atención de Emergencias —que aportó la carta de llamadas que se generó en el sistema de registro cuando la joven activó el botón de alerta temprana—, los testimonios —entre ellos, el de una amiga y vecina de la víctima que tenía conocimiento del comportamiento de Sánchez y a quien la joven alcanzó a avisarle esa madrugada que el agresor estaba en su casa—, la constatación de las lesiones —la joven tenía signos de abuso y también escoriaciones y golpes en distintas partes del cuerpo— y el peritaje que personal del Departamento de Investigación de Delitos Complejos hizo de teléfonos.

 

“En la presente causa se verifica la existencia de una relación asimétrica a partir de la que el sujeto activo exteriorizare un inequívoco desprecio hacia la mujer con la que convivía y a quien tomare como presa fácil para sus designios”, interpretó la magistrada, quien, además, sentó postura sobre la Justicia y las víctimas. “Se impone la adopción de una verdadera perspectiva de género por quienes tenemos la misión de administrar justicia; perspectiva de género a partir de la, que sin desconocer ningún derecho y garantía de la persona sujeta a proceso, puedan afianzarse estándares especiales en materia probatoria cuando se trate de supuestos de violencia doméstica o de género. Y que asimismo impongan un tratamiento de la víctima con más sensibilidad, atendiendo a su particular situación de vulnerabilidad”, expresó en la resolución.

 

Comentá vos tambien...