SAN LUIS - Lunes 26 de Septiembre de 2022

SAN LUIS - Lunes 26 de Septiembre de 2022

EN VIVO

Alertan por los efectos de los productos para bajar de peso

Señalan que pueden causar la reganancia de los kilos perdidos o provocar diferentes problemas en la salud.

Por redacción
| 25 de mayo de 2021
Cambio de hábitos. Advierten que la clave para cambiar la condición física no está en las ofertas milagrosas. Foto: Shutterstock.

Últimamente las redes sociales y los medios de comunicación reflejan el boom de los productos que plantean soluciones mágicas para el propósito de perder peso y San Luis no es ajena a la tendencia. Licuados especiales, polvos que prometen eliminar los hidratos de carbono, píldoras y dietas que garantizan la eliminación de los kilos de más en tiempo récord son solo algunos de los componentes por los que cada vez más puntanos consultan. Pese a que muchos dan cuenta de aparentes avales científicos, según los expertos hay que tener reparos.

 

“En realidad este tipo de productos siempre estuvo y fue muy consumido por los dietantes crónicos, que en vez de realizar cambios de hábitos alimentarios y sostenerlos en toda su vida, quieren resultados rápidos y óptimos. Hay componentes que pueden dar esos cambios, pero con una reganancia muy importante a lo largo del tiempo, ya sea en el corto o largo plazo; lo cierto es que quizá alcanza a más del doble del peso que se había bajado”, explicó la vicepresidenta de la Asociación de Licenciados en Nutrición de San Luis (ALiN), María Celeste Malavasi.

 

De acuerdo a lo que explicó, existen algunos tratamientos donde trabajan productos que utilizan reemplazos de comida y si el paciente hace dieta equilibrada y actividad física no vuelve a aumentar de peso. Pero no todos los productos y tratamientos son iguales.

 

Asegura que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) avala una serie de componentes que se venden como prometedores de la pérdida de peso, pero en los hechos esos productos no tienen tal efecto. Por ejemplo, actualmente hay una especie de polvo que está de moda al que atribuyen facultades de bloqueo en la absorción de hidratos de carbono, cuestión que metabólicamente no ocurre: no hay producto que pueda eliminar la absorción de hidratos de carbono. La Federación Argentina de Graduados de Nutrición, que se declara como una entidad sin conflictos ni intereses económicos con las farmacéuticas o la industria alimenticia, no avala ninguno de estos componentes.

 

Un aspecto particular es que la propia promoción de este compuesto relativiza sus propiedades con la afirmación de que, junto a una dieta adecuada y ejercicio, ayuda en el control de la pérdida de peso, es decir, da la impresión de que no es el producto en sí el que surte efecto.

 

“Consultar con un especialista siempre es mejor, ya sea un médico o un licenciado en nutrición. Algunas pastillas, por ejemplo, pueden tener componentes que causan daños en pacientes que tienen patologías de base como la diabetes, la hipertensión, enfermedades tiroideas, síndrome metabólico, entre otras. Las personas con patologías tienen que consultar con profesionales para saber qué dieta equilibrada deben seguir, porque estos productos tienen una característica química que puede inhibir el apetito, pero resaltar la parte cardiovascular y es ahí cuando surgen taquicardias, arritmias; es decir, pueden dar efectos adversos, sobre todo las pastillas. En el caso de los polvos, prometen cosas que no se pueden cumplir a nivel químico”, aseguró.

 

“Muchos pacientes preguntan por estos componentes y están necesitados de ellos. En este tiempo de pandemia donde los sentimientos y las emociones están exacerbados, la gente busca los productos milagrosos. La realidad es que voy a cambiar mi contextura corporal si hago una dieta adecuada y modifico mis hábitos. No es el producto, al igual que las dietas famosas como la del zapallo o la de la Luna; se trata de la alimentación y la vida saludable. Lo ideal es entender que hay procesos que llevan su tiempo para generar cambios, es muy importante pensar a la hora de perder peso que no tengo que hacer restricciones, sino que debo aprender cómo comer y adecuarme a los alimentos y hábitos el resto de la vida”, concluyó.

 

El médico Guido Arce, especialista en Medicina General, manifestó que hay una variedad de fármacos para perder peso; algunos tienen la premisa de inhibir la absorción de grasas. Explicó que hay vitaminas que se absorben en las grasas y al no adquirirlas, pueden surgir problemas en la salud. Incluso hay pacientes que tuvieron algún tipo de neuropatía, ansiedad y depresión.

 

“No tienen un valor medicamentoso para ninguna enfermedad, solo para bajar de peso de una forma artificial y dañina; provocan más daños que beneficios. No hay medicamentos ni semillas mágicas. Por ejemplo, venden una perlita fabricada por el homeópata que cuando se analiza se advierte que contiene hormona tiroidea, que aumenta el metabolismo y gasta energías, eso a expensas de aumentar la frecuencia cardíaca. Para compensar viene mezclada con tranquilizante para no generar mucha ansiedad y un diurético para perder líquido. Entonces bajás de peso con un desgaste del cuerpo y la deshidratación”, explicó. Recomendó acudir a los médicos, nutricionistas y especialistas en actividad física para tratar la pérdida de peso con un anclaje multidisciplinario.

 

 

Comentá vos tambien...