SAN LUIS - Viernes 24 de Mayo de 2024

SAN LUIS - Viernes 24 de Mayo de 2024

EN VIVO

Alejandra Espinosa y su hija no declararon y seguirán detenidas

Están señaladas por haber baleado a un adolescente en medio de un pleito vecinal, a principios de 2014, meses antes de la desaparición de Abel Ortiz. Las acusan de intento de homicidio.

Por redacción
| 23 de agosto de 2021

Este domingo, el rumor de que Alejandra Espinosa había sido nuevamente detenida por la Policía en su casa de Villa Mercedes corrió rápido. Luego se supo que su hija, Dayana Villegas, había corrido la misma suerte, por la misma causa, pero estaba poco claro por qué hecho las citaba a indagatoria el juez Leandro Estrada. Este lunes al mediodía, ambas se negaron a declarar y su abogado solicitó 8 días de prórroga de la detención, por lo que seguirán en una celda. Las acusan por intento de homicidio de un adolescente que terminó baleado en medio de una disputa vecinal, a inicios de 2014.

 

Espinosa, el expolicía Marcelo Acevedo y dos amigas de la mujer, María Vásquez y Marcela Rodríguez, están señalados por la desaparición de Abel “Pochi” Ortiz, ocurrida el 16 de septiembre de 2014.

 

Si bien cumplieron prisión preventiva y recuperaron la libertad, la semana pasada trascendió que Estrada ordenó el llamado a indagatoria de los cuatro bajo la presunción de que han conformado una asociación ilícita.

 

Pero la detención de la peluquera y su hija nada tiene que ver con ese caso, sino por un hecho que comenzó en abril de 2014, cuando Espinosa comenzó a amenazar a una vecina de apellido Figueroa y a sus hijos acusando a unos de ellos de haberle robado un pendrive con material que ella catalogó como comprometedor.

 

Entre abril y septiembre, cuando Espinosa quedó como blanco de las sospechas por la desaparición de “Pochi”, Figueroa hizo tres denuncias por daños y amenazas. Puntualmente, la mujer dijo que, en el afán de recuperar el presunto dispositivo, la peluquera, su hija y otros allegados le prendieron fuego a la vivienda que tenía en Carlos Pellegrini y pasaje Besso. En el medio del siniestro, Villegas le pegó un disparo en una pierna a uno de los hijos de la denunciante.

 

Ese mismo día, los Figueroa se mudaron  a lo de un familiar en el barrio El Criollo. Sin embargo, Espinoza y compañía regresaron a la casa de Carlos Pellegrini y volvieron a quemarla. 

 

El motivo de que la investigación y llamado a indagatoria se haya demorado es que primero recayó en un juzgado Contravencional, que terminó declarándose incompetente, con todo el revuelo y laberinto judicial que implicó el caso Ortiz.

 

Para que la causa pasara a manos de Estrada pasaron años en los que el Superior Tribunal resolvía distintos recursos de casación por la desaparición del joven.

 

El abogado Emmanuel Otazú, que representa a Espinosa y Villegas, confirmó este lunes que solicitó una prórroga de la detención para ofrecer pruebas que alivien la situación de sus defendidas.

 

FQ.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo