18°SAN LUIS - Viernes 02 de Diciembre de 2022

18°SAN LUIS - Viernes 02 de Diciembre de 2022

EN VIVO

Militares rusos provocaron una nube radioactiva cerca de Chernobyl

El convoy pasó por la zona más contaminada de la ciudad, llamada “bosque rojo”, y esparció polvo radiactivo. Empleados de la central manifiestan que se trató de un acto “suicida".

Por redacción
| 30 de marzo de 2022
El área se denomina "bosque rojo" porque tras la explosión nuclear, los árboles tomaron un color rojizo muy predominante y que con los años siguen de la misma tonalidad. Foto: Internet.

Un grupo de militares rusos fue señalado por haber pasado por la zona más contaminada de Chernobyl, denominada “bosque rojo”, y provocar una nube radiactiva luego de esparcir polvo contaminado.

 

Un empleado que se encuentra supervisando los niveles de contaminación en la planta nuclear manifestó que el paso de los tanques rusos fue un acto "suicida", ya que el polvo radiactivo inhalado puede causar radiación interna en los cuerpos.

 

A su vez, indicaron que los niveles aumentaron considerablemente desde que comenzó la guerra.

 

Los soldados rusos que pasan por el lugar no están equipados con trajes antirradiación y, sumado a eso, los vehículos no fueron descontaminados, lo que provoca una grave consecuencia. "No tenían idea de dónde estaban ni sabían que había habido una explosión nuclear en Chernobyl", indica uno de los empleados que señaló que habló con soldados rusos al respecto.

 

"Un convoy de varios kilómetros de vehículos militares pasó justo por detrás de nuestra oficina y atravesaron el 'bosque rojo', levantando una gran columna de polvo. Los sensores de seguridad comenzaron a sonar mostrando un nivel de contaminación alto. Y esto volvió a suceder varias veces en los días siguientes", explicó uno de los empleados, quienes por seguridad no dieron sus nombres.

 

 

Imagen satelital muestra el paso de convoyes militares por la zona del “bosque rojo”, la más contaminada y cercana a la planta nuclear donde se produjo la catástrofe en 1986. BlackSky/Handout.

 

 

Desde el Kremlin sostienen que los niveles de radiación y contaminación se encuentran estables y normales. A su vez, aseguran que sus acciones evitaron posibles "provocaciones nucleares" por parte de los nacionalistas ucranianos.

 

La Agencia Estatal de Gestión de la Zona de Exclusión de Ucrania indicó que el 27 de febrero pasado los niveles de contaminación alcanzaron un registro 7 veces superior al normal y que el 25 de febrero, un día después del comienzo de la guerra, indicó los 9,46 microsieverts por hora, pero se mantuvieron "dentro de un rango operativo".

 

La zona es denominada “bosque rojo” porque tras la explosión nuclear los árboles tomaron un color rojizo muy predominante y que con los años siguen de la misma tonalidad.

 

Este lugar queda 100 kilómetros al norte de Kiev, pero nadie que no esté equipado puede permanecer en el lugar por el alto nivel de contaminación radiactiva que sigue intacta.

 

 

NA / NTV

 

Comentá vos tambien...