SAN LUIS - Lunes 27 de Junio de 2022

SAN LUIS - Lunes 27 de Junio de 2022

EN VIVO

Doce mujeres se unieron para brindar servicios de poda, raleo y cosecha

Son jefas de familia que viven en zonas rurales y decidieron asociarse y capacitarse para salir adelante juntas.

Por redacción
| 25 de abril de 2022
Juntas. Las trabajadoras, sobre la plataforma que utilizan en las tareas. Foto: INTA Informa.

“Mupla: Mujeres en Plataforma” es el nombre de una cooperativa conformada por doce mujeres, jefas de familia, que viven en la zona rural del Alto Valle de Río Negro. Decidieron unirse para capacitarse y brindar servicios de poda, raleo y cosecha en chacras de la región. “Siempre estuvimos en la chacra porque somos hijas y nietas de trabajadores rurales. Ahora tenemos la oportunidad de tener un trabajo registrado, con aportes jubilatorios y una obra social”, dijo Gabriela Huenchuman, presidenta de la asociación.

 

El Centro Regional Patagonia Norte del INTA impulsó la firma del convenio de cooperación técnico entre la Cooperativa Mupla, Uatre seccional General Roca y el Ministerio de Producción y Agroindustria de Río Negro. A partir de esta vinculación, la cooperativa recibió una plataforma autopropulsada desarrollada en la región por la fábrica Pazima de Villa Regina, que fue entregada en comodato por la cartera provincial.

 

El ministro de Producción y Agroindustria de Río Negro, Carlos Banacloy, opinó que la puesta en marcha de la ayuda mecánica en la fruticultura repercutirá en grandes beneficios y es el puntapié inicial para replicarlo en otras localidades de la provincia. “Generará un gran impacto social y económico, tanto en la inclusión de la mujer a la labor rural remunerada y en la generación de mano de obra local”, explicó.

 

Por su parte, Mariana Amorosi, asistente de planificación del INTA Patagonia Norte, aseguró que el organismo tiene vasta experiencia en mecanización agrícola y brinda capacitación técnica para el uso de la plataforma en labores de poda, cosecha, raleo, buenas prácticas y análisis de costos. “Nos vinculamos con las mujeres para fomentar la gestión participativa, fortalecer sus capacidades y acompañarlas para que puedan cubrir las demandas del sector frutícola y crear trabajo genuino”, explicó Amorosi, que fue quien articuló el trabajo interinstitucional.

 

Según Sergio Alarcón, representante de Uatre de General Roca, cada temporada la fruticultura en el Alto Valle demanda cerca de 5 mil trabajadores para realizar las tareas de poda y raleo, y no se llegan a cubrir. “Realizamos ciclos de capacitaciones continuas con el INTA para formar personal calificado en la región y vimos que el número de mujeres inscriptas para capacitarse en estas tareas crece cada vez más”, señaló.

 

Comentá vos tambien...