25°SAN LUIS - Martes 31 de Enero de 2023

25°SAN LUIS - Martes 31 de Enero de 2023

EN VIVO

La Fiscalía pidió prisión perpetua para los 8 acusados de matar a Fernando Báez Sosa

En su alegato el fiscal Gustavo García destacó que los atacantes actuaron con premeditación y alevosía. Además solicitó investigar a dos amigos de los rugbiers. 

Por redacción
| 25 de enero de 2023
La Fiscalía en pleno dando su alegato este miércoles en el Juzgado de Dolores. Foto: NA

Tras un alegato de más de tres horas ante el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de la ciudad de Dolores, los fiscales Juan Manuel Dávila y Gustavo García consideraron acreditado que Máximo Thomsen (23), Enzo Comelli (22), Matías Benicelli (23), Blas Cinalli (21), Ayrton Viollaz (23), y Luciano (21), Ciro (22) y Lucas Pertossi (23) son coautores del delito de "homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas, en concurso ideal con lesiones".

 

El fiscal Gustavo García aseguró este miércoles que los ocho rugbiers atacaron "por sorpresa" y bajo "traición" a Fernando Báez Sosa aquel 18 de enero de 2020 frente a las puertas del boliche Le Brique en Villa Gesell, y lo mataron tras golpearlo "brutalmente".

 

El fiscal relató cómo comenzó ese incidente entre ambos grupos en el interior de Le Brique y calificó el hecho como homicidio doblemente agravado por haber sido cometido con alevosía con concurso premeditado de dos o más personas, una figura que contempla prisión perpetua.

 

"Acordaron matar a Fernando", manifestó el funcionario judicial, a la vez que explicó que "el ataque" comenzó a las 4:44:25 de la mañana del 18 de enero frente al boliche Le Brique y expuso distintos videos. Parte de los mismos fueron cuestionados por la defensa de los acusados por entender estaban editados y que hasta hubo "montaje", algo que fue descartado por el Tribunal.

 

Según la Fiscalía, la alevosía fue "por la menor posibilidad de defensa de la víctima" y que Fernando "se vio disminuido ante la pluralidad de agentes".

En cuanto a la premeditación, el otro agravante, García dijo que no necesariamente implica gran planificación y que los imputados "siete minutos antes del ataque" se reunieron a metros de donde estaba Fernando, luego que ambos grupos fueron echados de Le Brique por la seguridad. .

 

"Ahí está la organización, lo de atacar sin ningún riesgo, Fernando estaba con sus amigos comiendo un helado de uva", argumentó la Fiscalía al exponer uno de los videos del inicio de la golpiza y que, según él, se le podría atribuir ese puñetazo inicial a Enzo Comelli, uno de los rugbiers implicados.

 

Fernando Báez Sosa cayó casi al instante, relató García. "Los testigos hablaron de emboscada y que los imputados no atacaron desde un sólo lugar", agregó.

 

"Lo mataron todos, tal como estaba previsto", citó la Fiscalía para argumentar la premeditación y, sobre todo, la coautoría, esto es que tienen el mismo nivel de responsabilidad quienes le pegaron a Fernando como los que le pegaron a los amigos del joven para impedir que lo vayan a defender.

 

También como prueba argumentó que los acusados "filmaron" el inicio del ataque y dijo que eso es prueba de la premeditación.

 

"Hubo 23 testigos presenciales del hecho y dicen que instantáneamente le pegaron a Fernando", agregó.

 

"Le recomiendo a los jueces que vean los videos", dijo el fiscal y valoró la prueba que hay de los distintos "escenarios" que se pudieron ver acerca de los hechos.

 

 

Solicitaron investigar a dos amigos de los rugbiers

 

Los fiscales pidieron investigar por presunto falso testimonio a Juan Guarino y a Thomás Colazzo, dos amigos del grupo de rugbiers acusados de matar a Fernando Báez Sosa.

 

Sobre Guarino y Colazzo, los fiscales sembraron dudas por su declaración como testigos, ya que omitieron brindar detalles sobre lo qué pasó estando ambos en el lugar de los hechos.

 

Guarino, quien fue sobreseído en la causa por el homicidio, declaró como testigo y dijo que vio una pelea pero que se fue del lugar sin precisar detalles y aseguró que no pudo ver nada de la golpiza que le dieron a Fernando.

 

Además, en todo momento sostuvo que los rugbiers eran recurrentes en generar peleas y que "estaba cansado" de que eso ocurriera.

 

 Por su parte, Colazzo, quien también estuvo a metros de donde los acusados golpearon a Fernando, y si bien nunca estuvo imputado, la sospecha es que omitió dar detalles sobre lo qué pasó en el lugar y luego de los hechos, la conversación que tuvo con los implicados.

 

En ese entonces el joven tenía 17 años y nunca fue reconocido ni por testigos, amigos ni cámaras de seguridad como un participante más del crimen, pero sí se lo observó en frente al boliche Le Brique.

 

 

NA/MGE

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementeos y a los clasificados web sin moverte de tu casa
Comentá vos tambien...