6.6°SAN LUIS - Lunes 13 de Julio de 2020

6.6°SAN LUIS - Lunes 13 de Julio de 2020

EN VIVO

El caso del árbitro que chocó y huyó pasó a un juez penal

Por redacción
| 21 de mayo de 2014
Balza ya fue acusado de quebrarle la mandíbula a su ex.

La Policía terminó de recolectar los últimos datos, detalles, que restaban para completar el sumario de la causa, que tiene como acusado a Ariel Balza. Después de una minuciosa lectura de ese expediente, el juez Contravencional y Correccional, Santiago Ortiz, concluyó que el árbitro villamercedino no sólo debe ser investigado por “Lesiones graves culposas en accidente de tránsito” sino que también le caben otros dos delitos: ocultamiento de pruebas y abandono de persona. Es por esa última imputación que el caso pasó a manos del juez Penal Alfredo Cuello.

 

"Creo que el automovilista, después del choque, abandonó a la víctima"


Después de solicitar la opinión de la fiscal Gretel Diamante, Ortiz estableció que la figura "Abandono de persona" ya no es competencia del Juzgado Contravencional y Correccional, y giró el expediente al Juzgado Penal Nº 1.

 


La razón del traspaso está, según explicó el letrado, en que la pena máxima prevista para el delito de dejar tirada en el suelo a una persona, sin siquiera pedir ayuda para salvarle la vida después de llevarla por delante, como lo habría hecho el referí con Elías Echegaray, es de dos a seis años de prisión. Mientras que el juzgado de Ortiz atiende penas de hasta cuatro años.

 


Calificación polémica

 


La discusión para determinar si existía el "Abandono de persona" nació hace unas semanas, mucho antes de que el sumario fuera entregado a la Justicia.

 


Desde un primer momento, Ortiz supuso que el automovilista dejó al joven en el piso, librado a su suerte, después de atropellarlo. Pero eso no fue lo que razonó Cuello, refirió otra fuente judicial. De acuerdo a lo que habría entendido el magistrado, el hombre de 44 años no abandonó a Elías. El penalista se apoya en una doctrina del derecho, la del autor Fontán Balestra. Según esa concepción, si la víctima tuvo la oportunidad de ser auxiliada al instante, por cualquier tercero, no se puede hablar de que haya existido el abandono.

 


El accidente ocurrió el viernes 2 de mayo, pasadas las 18. Elías pasaba por Miguel B. Pastor en su Gilera, negra, de 250 centímetros cúbicos. Venía del barrio Las Mirandas, donde había dejado a su esposa, Luciana, y Constanza, su nena de tres años, en un cumpleaños. Iba, de regreso,  hasta su casa del barrio Covimer II.

 


El joven de 25 años ya había pasado la bocacalle cuando el conductor del Peugeot 307, gris, que marchaba por San Martín lo atropelló. "Lo arrastró unos metros", relató Facundo, uno de los hermanos de la víctima.

 


Al parecer el automovilista frenó, dio marcha atrás y escapó a contramano por San Martín.

 


En la escena quedó la patente del coche. Fue ésa una de las principales pistas que después orientó a los investigadores.

 


Todo, los datos del seguro, el modelo del rodado, llevaron a los efectivos a Ariel Balza, árbitro del Argentino B y C.

 


Hace un mes y medio perdió el derecho de supervisar aquellos encuentros después de que su ex mujer lo acusó de haberle fracturado la mandíbula de una trompada, tras un extenso historial de violencia de género.

 


Comentá vos tambien...