eldiariodelarepublica.com
Los docentes de la UNSL ratificaron su rechazo al último acuerdo salarial

Escuchá acá la 90.9
X

Los docentes de la UNSL ratificaron su rechazo al último acuerdo salarial


A menos de una semana de retomar nuevamente sus actividades luego de un paro por tiempo indeterminado durante el primer cuatrimestre, los docentes de la UNSL nucleados en la Asociación de Docentes Universitarios (ADU), ratificaron su rechazo al último acuerdo salarial que el sector cerró con el gobierno nacional y que contó con el aval de cinco federaciones. La recomposición de los sueldos fue de entre el 32 y 33,5 por ciento.
El secretario general de ADU, Arturo Gómez Barroso, relativizó la “adhesión mayoritaria” que hubo al ofrecimiento de Nación, ya que consideró que en muchos casos el cierre de la negociación no incluyó la decisión de las bases gremiales.
Sin embargo, según datos del Sindicato de Docentes e Investigadores Universitarios (Sidiu, otro de los gremios de la UNSL que no realizó medidas de fuerza durante la primera mitad del año), casi el 70 por ciento de los educadores universitarios del país afiliados a algún gremio, estuvieron de acuerdo en aceptar el ofrecimiento salarial.
“Esas cifras son bastante tendenciosas porque habría que ver cómo fue la toma de decisiones en las distintas asociaciones de base. Creo que esos números dicen muy poco porque aunque una mayoría ya firmó, hay un grupo importante de asociaciones que lleva adelante un plan de lucha y no se las tiene en cuenta al momento de negociar, me parece que eso muestra claramente qué es lo que sucede. Hay gremios que no permiten la participación de sus afiliados y que directamente firmaron en nombre de los que representan, como fue el caso de Universidad de La Plata donde noventa personas decidieron por sobre cuatro mil afiliados”, afirmó Barroso, quien agregó que el acta salarial fue excluyente, ya que a los que no firmaron "se los chantajea con el no envío de los fondos de capacitación para la universidad", como tampoco permiten la discusión del Convenio Colectivo de Trabajo.
Además, Barroso dijo que una comisión de ADU participará el viernes en Córdoba de un encuentro nacional de asociaciones de base para discutir la continuidad del plan de lucha, que en el caso particular de la UNSL dejó  más de treinta días de paro durante el primer cuatrimestre, una medida de fuerza que afectó también a la Escuela Normal Mixta y al Jardín Maternal, dos instituciones que tienen en total unos 1.600 alumnos.
Una semana después de la reunión en la vecina provincia, habrá una asamblea con los afiliados al gremio local, en la que se decidirá el camino que seguirá la protesta.
Un acuerdo legítimo
El otro gremio que tiene la UNSL, el Sidiu -que está representado por la Federación Nacional de Docentes Universitarios, Conadu- defendió la legitimidad del acuerdo salarial vigente a partir del 30 de junio. Uno de los principales argumentos que lo justifican es que ya fue firmado por otras cuatro federaciones (Fedun, Ctera, UDA y Fagdut), con la única excepción de Conadu Histórica que por segundo año consecutivo no avaló la oferta del gobierno nacional.
"Conadu reúne el 42 por ciento de los docentes afiliados a algún gremio universitario. Entre Conadu y las federaciones firmantes al acuerdo de este año, representan la mayoría del total de afiliados de docentes universitarios y preuniversitarios de las universidades públicas del país", afirma en una nota Sidiu.
Además, el comunicado difundido durante la semana pasada señala que Conadu Histórica y otros gremios de base afines, "intentan cuestionar la representatividad y legitimidad del acuerdo indicando que las asociaciones firmantes no superan el 50 por ciento de la masa de afiliados".


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Los docentes de la UNSL ratificaron su rechazo al último acuerdo salarial

ADU. Los docentes volverán a clase, pero no descartan medidas.

A menos de una semana de retomar nuevamente sus actividades luego de un paro por tiempo indeterminado durante el primer cuatrimestre, los docentes de la UNSL nucleados en la Asociación de Docentes Universitarios (ADU), ratificaron su rechazo al último acuerdo salarial que el sector cerró con el gobierno nacional y que contó con el aval de cinco federaciones. La recomposición de los sueldos fue de entre el 32 y 33,5 por ciento.
El secretario general de ADU, Arturo Gómez Barroso, relativizó la “adhesión mayoritaria” que hubo al ofrecimiento de Nación, ya que consideró que en muchos casos el cierre de la negociación no incluyó la decisión de las bases gremiales.
Sin embargo, según datos del Sindicato de Docentes e Investigadores Universitarios (Sidiu, otro de los gremios de la UNSL que no realizó medidas de fuerza durante la primera mitad del año), casi el 70 por ciento de los educadores universitarios del país afiliados a algún gremio, estuvieron de acuerdo en aceptar el ofrecimiento salarial.
“Esas cifras son bastante tendenciosas porque habría que ver cómo fue la toma de decisiones en las distintas asociaciones de base. Creo que esos números dicen muy poco porque aunque una mayoría ya firmó, hay un grupo importante de asociaciones que lleva adelante un plan de lucha y no se las tiene en cuenta al momento de negociar, me parece que eso muestra claramente qué es lo que sucede. Hay gremios que no permiten la participación de sus afiliados y que directamente firmaron en nombre de los que representan, como fue el caso de Universidad de La Plata donde noventa personas decidieron por sobre cuatro mil afiliados”, afirmó Barroso, quien agregó que el acta salarial fue excluyente, ya que a los que no firmaron "se los chantajea con el no envío de los fondos de capacitación para la universidad", como tampoco permiten la discusión del Convenio Colectivo de Trabajo.
Además, Barroso dijo que una comisión de ADU participará el viernes en Córdoba de un encuentro nacional de asociaciones de base para discutir la continuidad del plan de lucha, que en el caso particular de la UNSL dejó  más de treinta días de paro durante el primer cuatrimestre, una medida de fuerza que afectó también a la Escuela Normal Mixta y al Jardín Maternal, dos instituciones que tienen en total unos 1.600 alumnos.
Una semana después de la reunión en la vecina provincia, habrá una asamblea con los afiliados al gremio local, en la que se decidirá el camino que seguirá la protesta.
Un acuerdo legítimo
El otro gremio que tiene la UNSL, el Sidiu -que está representado por la Federación Nacional de Docentes Universitarios, Conadu- defendió la legitimidad del acuerdo salarial vigente a partir del 30 de junio. Uno de los principales argumentos que lo justifican es que ya fue firmado por otras cuatro federaciones (Fedun, Ctera, UDA y Fagdut), con la única excepción de Conadu Histórica que por segundo año consecutivo no avaló la oferta del gobierno nacional.
"Conadu reúne el 42 por ciento de los docentes afiliados a algún gremio universitario. Entre Conadu y las federaciones firmantes al acuerdo de este año, representan la mayoría del total de afiliados de docentes universitarios y preuniversitarios de las universidades públicas del país", afirma en una nota Sidiu.
Además, el comunicado difundido durante la semana pasada señala que Conadu Histórica y otros gremios de base afines, "intentan cuestionar la representatividad y legitimidad del acuerdo indicando que las asociaciones firmantes no superan el 50 por ciento de la masa de afiliados".


Logín