Escuchá acá la 90.9
X

Por ahora, docentes de la UNSL descartan un paro


Los padres de los alumnos de la Escuela Normal Mixta y el Jardín Maternal, como así también los estudiantes de la UNSL podrán relajarse durante el fin de semana. Los docentes nucleados en la Asociación de Docentes Universitarios (ADU),  no irán a un paro, al menos durante la próxima semana, aunque no descartaron aplicar medidas de fuerza más adelante.
Así lo confirmó el secretario general de ADU, Arturo Gómez Barroso, quien ayer participó junto a los afiliados de las distintas asambleas que se realizaron en San Luis y Villa Mercedes para avanzar en un plan de lucha.
"Hubo acuerdo en sostener el rechazo al último acuerdo salarial (que fijó un aumento de entre el 32 y 33,5 por ciento) y el viernes vamos a participar de una reunión convocada por Conadu (Federación Nacional de Docentes Universitarios) Histórica, con las asociaciones de base de Rosario, Río Cuarto y Córdoba. El mandato fue coordinar acciones a partir del 11 de agosto, con cortes de calle, marchas, toma de edificios y lo que puede llegar a haber es suspensión de actividades frente a los alumnos", explicó Barroso, quien calificó de buena la participación de los afiliados en las asambleas.
Aunque los gremios de cada universidad toman sus propias decisiones de aplicar o no medidas de fuerza (ADU paró más de 30 días durante el cuatrimestre pasado, de los cuales más de 20 fueron consecutivos), en la actualidad hay un bloque conformado por 28 asociaciones y que tiene como principal referente a Conadu Histórica, que fue la única que rechazó el último aumento salarial otorgado por el gobierno nacional y que comenzó a regir a fines de junio para todas las universidades.
Las centrales que sí acordaron fueron Conadu, la Federación de Docentes de las Universidades (Fedun), la Central de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera), la Unión de Docentes Argentinos (UDA) y la Asociación Gremial de Docentes de la Universidad Tecnológica Nacional (Fagdut).
Según publicó a fines del mes pasado otro de los gremios que tiene la UNSL, el Sindicato de Docentes e Investigadores Universitarios (Sidiu), esas federaciones representan el 70 por ciento de los educadores universitarios y preuniversitarios del país.
En el caso de los docentes afiliados a ADU, piden la reapertura de la mesa de negociación antes de fin de año ya que consideran insuficiente el incremento salarial que dio el Ejecutivo nacional, que fue en dos cuotas: una que ya se liquidó el mes pasado y otra en setiembre.
"De junio de 2013 a julio de este año percibimos mucho menos de lo que marcó la inflación, algo que consideramos como una reducción salarial y ése es un sentir muy extendido en la docencia universitaria del país", sostuvo Barroso.


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Por ahora, docentes de la UNSL descartan un paro

ADU votó ayer en las distintas asambleas que realizaron en San Luis y Villa Mercedes.

Los padres de los alumnos de la Escuela Normal Mixta y el Jardín Maternal, como así también los estudiantes de la UNSL podrán relajarse durante el fin de semana. Los docentes nucleados en la Asociación de Docentes Universitarios (ADU),  no irán a un paro, al menos durante la próxima semana, aunque no descartaron aplicar medidas de fuerza más adelante.
Así lo confirmó el secretario general de ADU, Arturo Gómez Barroso, quien ayer participó junto a los afiliados de las distintas asambleas que se realizaron en San Luis y Villa Mercedes para avanzar en un plan de lucha.
"Hubo acuerdo en sostener el rechazo al último acuerdo salarial (que fijó un aumento de entre el 32 y 33,5 por ciento) y el viernes vamos a participar de una reunión convocada por Conadu (Federación Nacional de Docentes Universitarios) Histórica, con las asociaciones de base de Rosario, Río Cuarto y Córdoba. El mandato fue coordinar acciones a partir del 11 de agosto, con cortes de calle, marchas, toma de edificios y lo que puede llegar a haber es suspensión de actividades frente a los alumnos", explicó Barroso, quien calificó de buena la participación de los afiliados en las asambleas.
Aunque los gremios de cada universidad toman sus propias decisiones de aplicar o no medidas de fuerza (ADU paró más de 30 días durante el cuatrimestre pasado, de los cuales más de 20 fueron consecutivos), en la actualidad hay un bloque conformado por 28 asociaciones y que tiene como principal referente a Conadu Histórica, que fue la única que rechazó el último aumento salarial otorgado por el gobierno nacional y que comenzó a regir a fines de junio para todas las universidades.
Las centrales que sí acordaron fueron Conadu, la Federación de Docentes de las Universidades (Fedun), la Central de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera), la Unión de Docentes Argentinos (UDA) y la Asociación Gremial de Docentes de la Universidad Tecnológica Nacional (Fagdut).
Según publicó a fines del mes pasado otro de los gremios que tiene la UNSL, el Sindicato de Docentes e Investigadores Universitarios (Sidiu), esas federaciones representan el 70 por ciento de los educadores universitarios y preuniversitarios del país.
En el caso de los docentes afiliados a ADU, piden la reapertura de la mesa de negociación antes de fin de año ya que consideran insuficiente el incremento salarial que dio el Ejecutivo nacional, que fue en dos cuotas: una que ya se liquidó el mes pasado y otra en setiembre.
"De junio de 2013 a julio de este año percibimos mucho menos de lo que marcó la inflación, algo que consideramos como una reducción salarial y ése es un sentir muy extendido en la docencia universitaria del país", sostuvo Barroso.


Logín