SAN LUIS - Lunes 26 de Septiembre de 2022

SAN LUIS - Lunes 26 de Septiembre de 2022

EN VIVO

Mendoza: tirarán 8 millones de kilos de peras y manzanas por falta de mercado

Por redacción
| 29 de octubre de 2015
Productores sostienen que tendrán que descartar el 40% de la producción. (Foto Diario Uno)

Los productores de frutas de la provincia de Mendoza deberán tirar a la basura unos 8 millones de kilos de peras y manzanas por la falta de mercados de exportación para colocar esos productos.

 


Así lo anticipó la Asociación de Productores y Exportadores de Frutas Frescas (Aspeff) en medio de la crisis que atraviesa el sector por la fuerte caída de precios internacionales y la baja de la demanda externa.

 


Los expertos de la entidad empresaria dijeron a la prensa local que de un millón de cajas que quedan remanentes en frigoríficos, sólo se podrá colocar el 60% y lo demás deberá ser descartado.  

 


El gerente de la Aspeff, Raúl Aruani, dijo al diario Los Andes que el conflicto comercial con Brasil y la devaluación del real generaron serios inconvenientes para colocar peras y manzanas en ese país.

 


"Ese producto que no se vendió no se puede recuperar ahora. Además los precios en el mercado interno están por debajo de los costos que tenemos", explicó el empresario.

 


Actualmente, el costo de una caja de pera o manzana de exportación está aproximadamente en 150 pesos mientras que en los mercados concentradores locales se paga entre 70 y 80 pesos, por lo que el productor pierde dinero.

 


"Esto se debe a la sobreoferta de fruta de la Patagonia y también a la voluntad de compra del consumidor", analizó el experto.

 


Representantes de la Fundación ProMendoza, que se ocupa de impulsar la colocación de productos en el exterior, reconocieron que existe una notable caída de las exportaciones por la falta de mercados diversificados.

 


Indicaron que mientras en el primer semestre de 2014 se exportaron 9,1 millones de kilos de peras en fresco, este año la suma sólo alcanza los 5,5 millones de kilos, lo que supone una caída del 39 por ciento.

 


En julio pasado, unos 200 millones de kilos de peras y manzanas se pudrieron en los árboles en el Alto Valle de Río Negro y en el Neuquén dado que a los productores les salía más caro cosechar que perder la producción.

 


Según las cámaras que agrupan a las empresas del sector, esos 200 millones de toneladas de peras y manzanas no pudieron ser comercializadas en 2015 por el cierre de las fronteras de Brasil y la devaluación de la moneda en Rusia, principal importador.

 


Además, otros 135 millones de kilos fueron arruinados por el granizo por lo que los productores patagónicos perdieron en total el equivalente a unos 335 millones de kilos de fruta que terminaron pudriéndose al aire libre.

 


NA

 


Comentá vos tambien...