eldiariodelarepublica.com
Protestas frente al Congreso: Gendarmería y la Federal arrojaron gases y balas de goma

Escuchá acá la 90.9
X

Protestas frente al Congreso: Gendarmería y la Federal arrojaron gases y balas de goma

Unos mil efectivos rodearon el edificio en el que estaba prevista la sesión de Diputados para tratar la reforma previsional. Se enfrentaron con los manifestantes. 

Un inmenso operativo de seguridad blindó desde temprano, este jueves, los alrededores del Congreso para asegurar el tratamiento de la reforma previsional y, ante la gran cantidad de manifestantes se endureció en horas del mediodía, mientras que minutos antes del comienzo de la sesión se registraron incidentes entre las fuerzas de seguridad y las organizaciones políticas y sociales.

Agrupaciones como el MST, PTS, el Partido Obrero y otros partidos de izquierda se acercaron al vallado ubicado en las inmediaciones del Palacio Legislativo para repudiar la iniciativa del Gobierno.

 Ante la gran cantidad de manifestantes, el operativo de seguridad se incrementó y llegó a tener alrededor de 1.000 efectivos de la Gendarmería y la Policía Federal, además de carros hidrantes.

Las protestas rodearon la zona del Congreso y todos los accesos al tradicional edificio fueron cortados, lo que dificultó el acceso de empleados y también de los diputados nacionales que deben participar del debate.

Minutos antes de que comenzara la sesión en el recinto de la Cámara baja, un grupo de manifestantes derribó parte del vallado ubicado sobre la avenida Entre Ríos. Esto generó la reacción de las fuerzas de seguridad, que arrojaron gases lacrimógenos, balas de gomas y utilizaron los carros hidrantes para hacer retroceder a los militantes de distintas organizaciones.

NA

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Protestas frente al Congreso: Gendarmería y la Federal arrojaron gases y balas de goma

Unos mil efectivos rodearon el edificio en el que estaba prevista la sesión de Diputados para tratar la reforma previsional. Se enfrentaron con los manifestantes. 

Fotos: NA. 

Un inmenso operativo de seguridad blindó desde temprano, este jueves, los alrededores del Congreso para asegurar el tratamiento de la reforma previsional y, ante la gran cantidad de manifestantes se endureció en horas del mediodía, mientras que minutos antes del comienzo de la sesión se registraron incidentes entre las fuerzas de seguridad y las organizaciones políticas y sociales.

Agrupaciones como el MST, PTS, el Partido Obrero y otros partidos de izquierda se acercaron al vallado ubicado en las inmediaciones del Palacio Legislativo para repudiar la iniciativa del Gobierno.

 Ante la gran cantidad de manifestantes, el operativo de seguridad se incrementó y llegó a tener alrededor de 1.000 efectivos de la Gendarmería y la Policía Federal, además de carros hidrantes.

Las protestas rodearon la zona del Congreso y todos los accesos al tradicional edificio fueron cortados, lo que dificultó el acceso de empleados y también de los diputados nacionales que deben participar del debate.

Minutos antes de que comenzara la sesión en el recinto de la Cámara baja, un grupo de manifestantes derribó parte del vallado ubicado sobre la avenida Entre Ríos. Esto generó la reacción de las fuerzas de seguridad, que arrojaron gases lacrimógenos, balas de gomas y utilizaron los carros hidrantes para hacer retroceder a los militantes de distintas organizaciones.

NA

 

Logín