22.9°SAN LUIS - Martes 27 de Octubre de 2020

22.9°SAN LUIS - Martes 27 de Octubre de 2020

EN VIVO

Onda vaga presentó su nuevo disco

El quinteto rockero tocó en "Casa Beta" canciones de su álbum más reciente "OVIV" y clásicos de sus diez años de carrera. 

Por redacción
| 09 de diciembre de 2017
El ejército de los fumadores. "Onda vaga" regresó a la provincia y buscó un lugar acorde a su convocatoria actual. Fotos y Video: Denis Norambuena.

En una década de vida, la propuesta de "Onda Vaga" no ha variado en absoluto. Canciones de un notable trabajo melódico, creadas en un trance marginal y cantadas por cinco barbudos que hicieron de la estética del fogón una carrera que exitosa.

 

Lo original del grupo radicó desde siempre en la placidez de los ritmos, en su oferta acústica, en el plan de cada integrante está "en su mambo" (una idea que reflotan en el primer tema de su nuevo disco)  y en la utilización de instrumentos no muy comunes en el rock.

 

Y, fundamentalmente, en un trabajo coral de cinco voces que, en el fondo, no es tal, ya que muchos de los temas son interpretados por el quinteto en el mismo tono, con pocos arreglos y escasa diversidad de cuerdas.

 

La nueva visita del grupo a San Luis tuvo como excusa la presentación de su nuevo disco "OVIV", el cuarto en su carrera, cuyo título también puede leerse "Onda Vaga IV".

 

Tanto el disco como el recital que dieron en la madrugada de ayer en "Casa Beta" demostró cierto estancamiento en el grupo o en todo caso la ausencia de evolución hacia un estadio más amable. No estaría mal que lo hagan, tras diez años de carrera.

 

Acaso la mayor sorpresa que el quinteto tiene para su público sea la rumba "Será que estás ahí", una canción con mucho ritmo que divirtió a los puntanos en el concierto.

 

Posiblemente la relajación que experimentaron los músicos (una constante en su carrera, una forma de vida casi) haya sido el motivo de alguna baja en la popularidad o por lo menos de no haber crecido de acuerdo a su talento y sus canciones.

 

Lo curioso es que los proyectos paralelos de algunos integrantes de "Onda Vaga" demuestran la frescura, las novedades y los riesgos que están ausentes en el quinteto. "La destrucción total", el disco solista de Nacho Rodríguez, es una demostración de eso, que ya había asomado en "Nacho y Los Caracoles", otra banda que usó en los tiempos libres.

 

De todos modos, el compromiso del músico con la banda es total, a tal punto que si tiene que bailar y hacer coreografías atrás de sus compañeros, lo hace sin ponerse colorado. 

 

En principio, el recital puntano estaba previsto para que se realizara en GEPU, un salón con una capacidad mucho mayor a la de Casa Beta. Finalmente, la reunión fue en el bar de la calle Illia que armó un lindo escenario en la parte trasera con una gran planta que sirvió de fondo de escenario.

 

En sus visitas anteriores a la provincia (a razón de más de una por disco), el grupo sentó bases en "Panacea" y encontró un público amable -en su mayoría conformado por chicas adolescentes- que se repitió el sábado.

 

En Villa Mercedes (tocaron el jueves víspera de feriado en el Boliche Don Miranda) la convocatoria fue similar pero el panorama general fue distinto: el grupo no cuenta con muchas presentaciones en esa ciudad y la conformación de un núcleo de seguidores se les hizo más difícil.

 

Como suele pasar en los recitales presentación de disco, el primer tema de la noche fue el primero del álbum. La canción se llama "La maga" y es una bienvenida amable a un sitio que se convirtió en otra atmósfera repetida de "Onda Vaga": el placer, muchas veces relacionado con el sexo, las drogas y el rock and roll suave.

 

En poco más de una hora, el grupo repasó su poderoso repertorio con "Me pega fuerte", "Cartagena", "Te quiero", "La pipa de la paz", "Tataralí" y sumó algunas canciones nuevas que dentro de poco podrían conformar los recitales de la banda, como "En el barrio", una canción de ritmos españoles que relata un paseo hacia ningún lugar, y "El estupor", el tema más percusivo del disco, que aporta además el lucimiento de Germán Cohen en el trombón a vara.

 

Justamente, el ex "Satélite Kingston" es el integrante que más aporta al sonido de "Onda Vaga" y mutó en un multinstrumentista completo que tocó los teclados, la pandereta y hasta las palmas. Como si fuera poco, sumó coros y se lució con el trombón -su instrumento de cabecera- en el clásico "Ir al baile".

 

Comentá vos tambien...