eldiariodelarepublica.com
Abren una sede en Merlo para atender casos de abuso y violencia de género

Escuchá acá la 90.9
X

Abren una sede en Merlo para atender casos de abuso y violencia de género


Si bien la Secretaría de la Mujer #Ni Una Menos trabaja en red con los Municipios de todo el mapa provincial, “necesitábamos estar más cerca de las mujeres del interior y con esta nueva sede atenderemos los reclamos, las asesoraremos, las acompañaremos, podremos protegerlas y contenerlas de cerca”, dijo la jefa de Área de la Secretaría de la Mujer de Villa de Merlo, Elizabeth Martínez, y agregó que los casos más frecuentes en la zona son los de abuso sexual en niños y violencia entre parejas.


La sede está ubicada en la calle Los Almendros 940, pero por el momento quienes deseen comunicarse tendrán que hacerlo por teléfono al (266) 4020175, “porque aún nos falta resolver detalles dentro de la oficina”, explicó Martínez y añadió que: “Hace cinco meses o más que estamos trabajando en la zona. Atendemos a personas que viven o son testigos de casos de violencia familiar, de abuso sexual, de maltrato, de trata, entre otros problemas. En algunos casos llegan con una denuncia hecha. Si no se animan a hacerla, las acompañaremos a la comisaría o al juzgado”, afirmó la mujer y especificó que cuentan con un equipo interdisciplinario compuesto por psicólogos, abogados y asistentes sociales y que además piensan sumar talleres. “Aún no tenemos las fechas definidas, pero en los próximos días publicaremos los temas y los detalles”.


Martínez aseveró que trabajan en contacto permanente con las comisarías y que los resultados han sido muy buenos. “Han cambiado notablemente la atención de las mujeres que llaman, saben muy bien cómo asistirlas. En este caso lo hacemos en Merlo con la N° 26 y la N°42; y en Santa Rosa con la N° 25”.


La jefa de Área de #Ni Una Menos contó que durante el Festival del Valle del Sol, estuvieron en el stand y que la mayoría de las chicas que se acercaban a consultar eran adolescentes entre 15 y 18 años. “Nos pedían que organicemos talleres en escuelas y nos dejaban sus datos. También nos contaban experiencias de sus hermanas o de algunas amigas que sufrieron algún tipo de violencia. Otro grupo de mujeres cuyas edades oscilan entre los 40 y 50 años hacían lo mismo que las chicas”.


Para Martínez lo importante es que dentro del Valle del Conlara se creó una red de mujeres que cuentan sus historias, para ayudar a otras mujeres. “Es indispensable poder contar lo que están sufriendo para que los profesionales las ayuden a organizarse, para que las escuchen, las contengan y las ayuden a realizar las denuncias, o las asesoren sobre los pasos que consideran que tienen que ellas dar”, afirmó.


La secretaria de #Ni Una Menos, Adriana Bazzano, explicó que en la tercera circunscripción “tenemos pocos abogados patrocinantes que se ofrecieron solidariamente, necesitamos más y ésta es una buena oportunidad para que se sumen. A ellos les daremos un caso por vez. Consideramos que es necesario acercarse a las mujeres del interior para ayudarles a prevenir situaciones de violencia”, concluyó.



Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Abren una sede en Merlo para atender casos de abuso y violencia de género

Puertas abiertas. Bazzano y Rodríguez Saá acompañadas de otras mujeres frente a la oficina. Foto: Secretaría #Ni Una Menos.

Si bien la Secretaría de la Mujer #Ni Una Menos trabaja en red con los Municipios de todo el mapa provincial, “necesitábamos estar más cerca de las mujeres del interior y con esta nueva sede atenderemos los reclamos, las asesoraremos, las acompañaremos, podremos protegerlas y contenerlas de cerca”, dijo la jefa de Área de la Secretaría de la Mujer de Villa de Merlo, Elizabeth Martínez, y agregó que los casos más frecuentes en la zona son los de abuso sexual en niños y violencia entre parejas.


La sede está ubicada en la calle Los Almendros 940, pero por el momento quienes deseen comunicarse tendrán que hacerlo por teléfono al (266) 4020175, “porque aún nos falta resolver detalles dentro de la oficina”, explicó Martínez y añadió que: “Hace cinco meses o más que estamos trabajando en la zona. Atendemos a personas que viven o son testigos de casos de violencia familiar, de abuso sexual, de maltrato, de trata, entre otros problemas. En algunos casos llegan con una denuncia hecha. Si no se animan a hacerla, las acompañaremos a la comisaría o al juzgado”, afirmó la mujer y especificó que cuentan con un equipo interdisciplinario compuesto por psicólogos, abogados y asistentes sociales y que además piensan sumar talleres. “Aún no tenemos las fechas definidas, pero en los próximos días publicaremos los temas y los detalles”.


Martínez aseveró que trabajan en contacto permanente con las comisarías y que los resultados han sido muy buenos. “Han cambiado notablemente la atención de las mujeres que llaman, saben muy bien cómo asistirlas. En este caso lo hacemos en Merlo con la N° 26 y la N°42; y en Santa Rosa con la N° 25”.


La jefa de Área de #Ni Una Menos contó que durante el Festival del Valle del Sol, estuvieron en el stand y que la mayoría de las chicas que se acercaban a consultar eran adolescentes entre 15 y 18 años. “Nos pedían que organicemos talleres en escuelas y nos dejaban sus datos. También nos contaban experiencias de sus hermanas o de algunas amigas que sufrieron algún tipo de violencia. Otro grupo de mujeres cuyas edades oscilan entre los 40 y 50 años hacían lo mismo que las chicas”.


Para Martínez lo importante es que dentro del Valle del Conlara se creó una red de mujeres que cuentan sus historias, para ayudar a otras mujeres. “Es indispensable poder contar lo que están sufriendo para que los profesionales las ayuden a organizarse, para que las escuchen, las contengan y las ayuden a realizar las denuncias, o las asesoren sobre los pasos que consideran que tienen que ellas dar”, afirmó.


La secretaria de #Ni Una Menos, Adriana Bazzano, explicó que en la tercera circunscripción “tenemos pocos abogados patrocinantes que se ofrecieron solidariamente, necesitamos más y ésta es una buena oportunidad para que se sumen. A ellos les daremos un caso por vez. Consideramos que es necesario acercarse a las mujeres del interior para ayudarles a prevenir situaciones de violencia”, concluyó.



Logín