eldiariodelarepublica.com
Pescado: el precio sigue congelado, pero no descartan incrementos

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Pescado: el precio sigue congelado, pero no descartan incrementos


A poco menos de un mes de la celebración de las Pascuas, el precio del pescado todavía continúa congelado, aunque los comerciantes especializados en la venta del alimento de mayor consumo entre los católicos durante la Semana Santa, no descartaron un incremento en las próximas semanas, probablemente hacia el final de la Cuaresma.

El 90% del consumo de pescado en la ciudad es de filet de merluza. El resto, son rabas y mariscos.


A diferencia de otros años, el abastecimiento de los productos que provee el mar viene un poco complicado por faltantes considerables de algunas variedades más populares como el atún, pollo de mar y pejerrey.
"Los precios se mantienen, no hubo variaciones. Hace casi tres semanas que recibimos menos cantidad, dicen que es porque hay problemas con la marea y que el agua está caliente o que hay pocos barcos. Estamos en un 70 por ciento de lo que siempre tenemos para esta fecha, es un faltante importante. El camión del martes, que es el primero de la semana, me trajo la mitad de lo que le pedimos, si continúa esta situación vamos a estar complicados", aseguró  la propietaria de "La Botica del Mar", María Beatriz Fernández, quien por su experiencia en el rubro proyectó que las subas inminentes del pescado serán entre el 15 y 20 por ciento.
Además, la comerciante dijo que durante esta época del año el 90 por ciento de las ventas son de filet de merluza, con un valor de 130 pesos por kilo. El 10 por ciento restante del consumo es de rabas (285 pesos las naturales y 299 pesos las rebozadas) y mariscos, como mejillones (200 pesos), almejas (320 pesos), langostino (290 y 370 pesos), tentáculos (115 pesos) y calamares (95 pesos), entre otros.
Si bien San Luis es una provincia alejada de "la cultura de puerto" por su ubicación geográfica en el centro del país, Fernández dijo que los puntanos son de consumir pescados, aunque esa proporción no llega ni a hacerle sombra a la carne vacuna o de pollo.
"Se vende bien y los precios son similares a los de la  carne, hace unos diez años un kilo de merluza costaba lo mismo que el lomo pero con el tiempo se fue quedando. Nosotros llevamos la cuenta de los aumentos anuales en cada Semana Santa y la comparación entre 2015 y 2016 da que el pescado subió hasta un 38 por ciento. No es mucho si tenemos en cuenta que a finales del anteaño pasado los precios se dispararon por la inflación y nuestro rubro recién tuvo otra suba en diciembre", sostuvo la dueña de la pescadería, quien añadió que los clientes dejaron de comprar por cantidad y ahora llevan por monto.


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Pescado: el precio sigue congelado, pero no descartan incrementos

Aunque alejados del mar y de su gastronomía, los puntanos consumen pescado todo el año. Foto: Luciana Gismondi

A poco menos de un mes de la celebración de las Pascuas, el precio del pescado todavía continúa congelado, aunque los comerciantes especializados en la venta del alimento de mayor consumo entre los católicos durante la Semana Santa, no descartaron un incremento en las próximas semanas, probablemente hacia el final de la Cuaresma.

El 90% del consumo de pescado en la ciudad es de filet de merluza. El resto, son rabas y mariscos.


A diferencia de otros años, el abastecimiento de los productos que provee el mar viene un poco complicado por faltantes considerables de algunas variedades más populares como el atún, pollo de mar y pejerrey.
"Los precios se mantienen, no hubo variaciones. Hace casi tres semanas que recibimos menos cantidad, dicen que es porque hay problemas con la marea y que el agua está caliente o que hay pocos barcos. Estamos en un 70 por ciento de lo que siempre tenemos para esta fecha, es un faltante importante. El camión del martes, que es el primero de la semana, me trajo la mitad de lo que le pedimos, si continúa esta situación vamos a estar complicados", aseguró  la propietaria de "La Botica del Mar", María Beatriz Fernández, quien por su experiencia en el rubro proyectó que las subas inminentes del pescado serán entre el 15 y 20 por ciento.
Además, la comerciante dijo que durante esta época del año el 90 por ciento de las ventas son de filet de merluza, con un valor de 130 pesos por kilo. El 10 por ciento restante del consumo es de rabas (285 pesos las naturales y 299 pesos las rebozadas) y mariscos, como mejillones (200 pesos), almejas (320 pesos), langostino (290 y 370 pesos), tentáculos (115 pesos) y calamares (95 pesos), entre otros.
Si bien San Luis es una provincia alejada de "la cultura de puerto" por su ubicación geográfica en el centro del país, Fernández dijo que los puntanos son de consumir pescados, aunque esa proporción no llega ni a hacerle sombra a la carne vacuna o de pollo.
"Se vende bien y los precios son similares a los de la  carne, hace unos diez años un kilo de merluza costaba lo mismo que el lomo pero con el tiempo se fue quedando. Nosotros llevamos la cuenta de los aumentos anuales en cada Semana Santa y la comparación entre 2015 y 2016 da que el pescado subió hasta un 38 por ciento. No es mucho si tenemos en cuenta que a finales del anteaño pasado los precios se dispararon por la inflación y nuestro rubro recién tuvo otra suba en diciembre", sostuvo la dueña de la pescadería, quien añadió que los clientes dejaron de comprar por cantidad y ahora llevan por monto.


Logín