eldiariodelarepublica.com
El Cosafi tiene una nueva app para el control de alimentos

Escuchá acá la 90.9
X

El Cosafi tiene una nueva app para el control de alimentos


El Programa de Control Sanitario y Fiscal (Cosafi) ya cuenta con una nueva herramienta para mejorar la fiscalización de los alimentos que ingresan a San Luis. Se trata de una aplicación para teléfonos móviles que ayuda a los agentes a conocer de manera eficiente la trazabilidad de lo que se transporta por las rutas puntanas, además de detectar documentación adulterada.


Es una ayuda vital para un organismo que se encarga de controlar los movimientos e ingresos a la provincia de todos los productos de origen animal, vegetal, de caza y pesca y forestal.


Con la nueva app, podrán agilizar el control del DoPro, que es el documento provincial que tiene carácter de declaración jurada de la mercadería que se transporta, así como de lo que ingresa de otras provincias. A través de ese comprobante se paga un impuesto  orientado al control de los productos de origen animal. Según la jefa de área de los puestos de control de Cosafi, Ailen Bustillos, con la aplicación se podrán evitar copias fraudulentas.


Como pata fundamental, el Cosafi tiene a sus inspectores quienes son los que deben conocer de la normativa. Además son los ojos que pueden velar por la calidad de lo que ingresa a la provincia. Por eso 80 de ellos fueron capacitados para saber cómo funciona la nueva aplicación que mediante un código QR se podrá ver en línea. “Hasta el momento ya tenemos más del 50% de los puestos de control con la aplicación en funcionamiento. La nueva medida implementada servirá principalmente como inspección fiscal de los DoPro, para que no haya ninguno falsificado o por duplicado. Las localidades en las que ya la usamos son La Punilla, La Toma, Quines, Santa Rosa del Conlara, San Martín, Desaguadero, Justo Daract y Vizcacheras”, contó la funcionaria.


“El nombre de la aplicación es Cosafi Móvil y fue diseñada por Rentas de la provincia, que es el ente recaudador. Al documento original le agregaron el diseño del código QR para que a través de un dispositivo móvil se pueda escanear. El Cosafi fue la que se encargó de proveer la herramienta de trabajo, que son los teléfonos celulares. Además aportamos el capital humano”, destacó Bustillos ante la necesidad de contar con el personal capacitado para la detección de irregularidades en materia sanitaria.


Antes de llevar la tecnología a los puntos clave donde se hacen las inspecciones, la jefa de área contó: “Hicimos dos encuentros para que nuestros inspectores conozcan el manejo del nuevo sistema. Trabajamos en el uso del escáner de la aplicación para leer el código del documento que luego se mostrará en la pantalla del celular. También se le asignó un usuario a cada uno para establecer la ubicación desde donde se hace el control. Hubo una parte práctica que consistió en pruebas con documentos con fallas tales como vencimientos, datos incorrectos fuera de vigencia”. 


 En casos de anomalías, existen procedimientos. “El DoPro no es un documento que sirva para decomisar la mercadería sino que se usa para fines fiscales, es decir para asegurar que no se evada el pago de impuestos. Si algo no está bien en el documento, el inspector procede a hacer un acta que luego genera un expediente que va a Rentas. Ellos son los que se encargan de aplicar la multa en pesos según el grado de incumplimiento”, aseguró.  



Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

El Cosafi tiene una nueva app para el control de alimentos

De día y de Noche. Hay presencia continua en las rutas de San Luis.

El Programa de Control Sanitario y Fiscal (Cosafi) ya cuenta con una nueva herramienta para mejorar la fiscalización de los alimentos que ingresan a San Luis. Se trata de una aplicación para teléfonos móviles que ayuda a los agentes a conocer de manera eficiente la trazabilidad de lo que se transporta por las rutas puntanas, además de detectar documentación adulterada.


Es una ayuda vital para un organismo que se encarga de controlar los movimientos e ingresos a la provincia de todos los productos de origen animal, vegetal, de caza y pesca y forestal.


Con la nueva app, podrán agilizar el control del DoPro, que es el documento provincial que tiene carácter de declaración jurada de la mercadería que se transporta, así como de lo que ingresa de otras provincias. A través de ese comprobante se paga un impuesto  orientado al control de los productos de origen animal. Según la jefa de área de los puestos de control de Cosafi, Ailen Bustillos, con la aplicación se podrán evitar copias fraudulentas.


Como pata fundamental, el Cosafi tiene a sus inspectores quienes son los que deben conocer de la normativa. Además son los ojos que pueden velar por la calidad de lo que ingresa a la provincia. Por eso 80 de ellos fueron capacitados para saber cómo funciona la nueva aplicación que mediante un código QR se podrá ver en línea. “Hasta el momento ya tenemos más del 50% de los puestos de control con la aplicación en funcionamiento. La nueva medida implementada servirá principalmente como inspección fiscal de los DoPro, para que no haya ninguno falsificado o por duplicado. Las localidades en las que ya la usamos son La Punilla, La Toma, Quines, Santa Rosa del Conlara, San Martín, Desaguadero, Justo Daract y Vizcacheras”, contó la funcionaria.


“El nombre de la aplicación es Cosafi Móvil y fue diseñada por Rentas de la provincia, que es el ente recaudador. Al documento original le agregaron el diseño del código QR para que a través de un dispositivo móvil se pueda escanear. El Cosafi fue la que se encargó de proveer la herramienta de trabajo, que son los teléfonos celulares. Además aportamos el capital humano”, destacó Bustillos ante la necesidad de contar con el personal capacitado para la detección de irregularidades en materia sanitaria.


Antes de llevar la tecnología a los puntos clave donde se hacen las inspecciones, la jefa de área contó: “Hicimos dos encuentros para que nuestros inspectores conozcan el manejo del nuevo sistema. Trabajamos en el uso del escáner de la aplicación para leer el código del documento que luego se mostrará en la pantalla del celular. También se le asignó un usuario a cada uno para establecer la ubicación desde donde se hace el control. Hubo una parte práctica que consistió en pruebas con documentos con fallas tales como vencimientos, datos incorrectos fuera de vigencia”. 


 En casos de anomalías, existen procedimientos. “El DoPro no es un documento que sirva para decomisar la mercadería sino que se usa para fines fiscales, es decir para asegurar que no se evada el pago de impuestos. Si algo no está bien en el documento, el inspector procede a hacer un acta que luego genera un expediente que va a Rentas. Ellos son los que se encargan de aplicar la multa en pesos según el grado de incumplimiento”, aseguró.  



Logín