eldiariodelarepublica.com
Domingo de definiciones para los equipos puntanos en el Federal A

Escuchá acá la 90.9
X

Domingo de definiciones para los equipos puntanos en el Federal A

Estudiantes y Juventud vivieron cotejos cargados de tensión en estos días, con el clásico puntano incluido. Pero el torneo no da respiro: el domingo, el “Verde” recibe a Desamparados de San Juan en El Coliseo y el “Juve” viaja a Catamarca para jugar con San Lorenzo Alem.  

A veces, el fútbol no da tiempo para disfrutar los éxitos ni para lamentarse demasiado. Algo de eso le pasa a Juventud y Estudiantes esta semana. Todo arrancó el sábado con el empate en el clásico, siguió el miércoles con la igualdad del “Juve” ante Estudiantes de Río Cuarto y el triunfo del “Verde” en Córdoba, y continuará el domingo con difíciles compromisos para ambos equipos. Lo positivo es que tras disputarse la séptima fecha están en zona de clasificación, dato no menor dada la paridad que hay en el Grupo 3.   


Reacción rápida
En el clásico, Estudiantes jugó un grandísimo primer tiempo ante Juventud, y lo plasmó en el resultado. Pero el rendimiento  del equipo dirigido por Gerardo Gómez en La Punta fue de mayor a menor. Se metió muy atrás, apareció Nicolás Gatto, el partido terminó en empate y quedó un gusto a bronca en el “Verde” tras perder dos puntos en los minutos finales. 


La pregunta era, ¿cómo se repondría el “Verde” de ese golpe? Tenía que viajar a Córdoba para jugar ante Racing, y en la previa, traerse algo parecía bueno. Pero Estudiantes logró dar vuelta rápido la página del clásico y se trajo un triunfazo de “La Docta”. El entrenador cambió nombres —metió seis modificaciones— y dibujo táctico, y el equipo hizo un partido correcto. No pasó grandes sofocones, aprovechó su oportunidad, ganó 1-0, recuperó la confianza de uno de sus goleadores —Leonel Felice— y sigue invicto. Todo “redondito”. 
De la desazón a la alegría en tan solo cuatro días. 


Pero no puede dormirse en los laureles porque la diferencia con el quinto –Desamparados- es de un punto. Por eso, otra vez debe dejar rápido atrás el último capítulo y pensar justamente en el equipo sanjuanino, su rival del domingo en “El Coliseo”, para terminar la semana con saldo positivo. 

Todo cuesta demasiado
Lo de Juventud fue distinto. El sábado pasado fue superado por su clásico rival en el primer tiempo. Pero cambió de actitud en el complemento. Los cambios le dieron resultado, metió contra un arco a Estudiantes, buscó el gol por todos lados hasta que lo empató sobre el final. Y dejó la sensación que si jugaban cinco minutos más, lo ganaba. 
Ese envión pareció tener continuidad el miércoles en el “Bajo” cuando recibió al entonces puntero, Estudiantes de Río Cuarto. 


La primera parte fue pareja, pero en una ráfaga apenas arrancó el segundo tiempo, el elenco dirigido por Pedro Dechat se puso 2-0 y parecía partido liquidado. Sobre todo porque era superior a su rival, controlaba el juego y estaba más cerca del tercer gol, que el “Celeste” del descuento. Pero no lo liquidó. El elenco cordobés reaccionó, descontó, luego lo empató e inversamente a lo que pasó el sábado, quedó flotando la sensación que si jugaban un ratito más, Juventud estaba cerca de perderlo.   


Pero el “Auriazul” tampoco puede quedar lamentándose por el empate en el "Bajo" porque el fixture indica que se viene el viaje más largo de la Primera Fase con pocos días de recuperación. 
Tras el desgaste en el clásico y la intensidad del duelo con Estudiantes (RC), el domingo debe jugar ante San Lorenzo Alem en San Fernando del Valle de Catamarca. En la previa, sumar sería positivo, aunque un triunfo le vendría bárbaro al "Juve" para terminar esta dura semana con una sonrisa.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Domingo de definiciones para los equipos puntanos en el Federal A

Estudiantes y Juventud vivieron cotejos cargados de tensión en estos días, con el clásico puntano incluido. Pero el torneo no da respiro: el domingo, el “Verde” recibe a Desamparados de San Juan en El Coliseo y el “Juve” viaja a Catamarca para jugar con San Lorenzo Alem.  

Gabriel Ojeda de Juventud) y Juan Amieva, Estudiantes, son piezas clave en sus equipos.  Foto: El Diario.

 

A veces, el fútbol no da tiempo para disfrutar los éxitos ni para lamentarse demasiado. Algo de eso le pasa a Juventud y Estudiantes esta semana. Todo arrancó el sábado con el empate en el clásico, siguió el miércoles con la igualdad del “Juve” ante Estudiantes de Río Cuarto y el triunfo del “Verde” en Córdoba, y continuará el domingo con difíciles compromisos para ambos equipos. Lo positivo es que tras disputarse la séptima fecha están en zona de clasificación, dato no menor dada la paridad que hay en el Grupo 3.   


Reacción rápida
En el clásico, Estudiantes jugó un grandísimo primer tiempo ante Juventud, y lo plasmó en el resultado. Pero el rendimiento  del equipo dirigido por Gerardo Gómez en La Punta fue de mayor a menor. Se metió muy atrás, apareció Nicolás Gatto, el partido terminó en empate y quedó un gusto a bronca en el “Verde” tras perder dos puntos en los minutos finales. 


La pregunta era, ¿cómo se repondría el “Verde” de ese golpe? Tenía que viajar a Córdoba para jugar ante Racing, y en la previa, traerse algo parecía bueno. Pero Estudiantes logró dar vuelta rápido la página del clásico y se trajo un triunfazo de “La Docta”. El entrenador cambió nombres —metió seis modificaciones— y dibujo táctico, y el equipo hizo un partido correcto. No pasó grandes sofocones, aprovechó su oportunidad, ganó 1-0, recuperó la confianza de uno de sus goleadores —Leonel Felice— y sigue invicto. Todo “redondito”. 
De la desazón a la alegría en tan solo cuatro días. 


Pero no puede dormirse en los laureles porque la diferencia con el quinto –Desamparados- es de un punto. Por eso, otra vez debe dejar rápido atrás el último capítulo y pensar justamente en el equipo sanjuanino, su rival del domingo en “El Coliseo”, para terminar la semana con saldo positivo. 

Todo cuesta demasiado
Lo de Juventud fue distinto. El sábado pasado fue superado por su clásico rival en el primer tiempo. Pero cambió de actitud en el complemento. Los cambios le dieron resultado, metió contra un arco a Estudiantes, buscó el gol por todos lados hasta que lo empató sobre el final. Y dejó la sensación que si jugaban cinco minutos más, lo ganaba. 
Ese envión pareció tener continuidad el miércoles en el “Bajo” cuando recibió al entonces puntero, Estudiantes de Río Cuarto. 


La primera parte fue pareja, pero en una ráfaga apenas arrancó el segundo tiempo, el elenco dirigido por Pedro Dechat se puso 2-0 y parecía partido liquidado. Sobre todo porque era superior a su rival, controlaba el juego y estaba más cerca del tercer gol, que el “Celeste” del descuento. Pero no lo liquidó. El elenco cordobés reaccionó, descontó, luego lo empató e inversamente a lo que pasó el sábado, quedó flotando la sensación que si jugaban un ratito más, Juventud estaba cerca de perderlo.   


Pero el “Auriazul” tampoco puede quedar lamentándose por el empate en el "Bajo" porque el fixture indica que se viene el viaje más largo de la Primera Fase con pocos días de recuperación. 
Tras el desgaste en el clásico y la intensidad del duelo con Estudiantes (RC), el domingo debe jugar ante San Lorenzo Alem en San Fernando del Valle de Catamarca. En la previa, sumar sería positivo, aunque un triunfo le vendría bárbaro al "Juve" para terminar esta dura semana con una sonrisa.

Logín