eldiariodelarepublica.com
Hay cada vez más mujeres en el gremialismo rural

Escuchá acá la 90.9
X

Hay cada vez más mujeres en el gremialismo rural

La renovación llegó de la mano de las nuevas generaciones, con campos más chicos y mucho protagonismo.

Las mujeres ganan terreno y la Sociedad Rural Argentina (SRA) no es la excepción. Por primera vez en la historia, siete mujeres integran la comisión directiva de la entidad que tiene 152 años. Fue a partir de fines de setiembre, cuando hubo elecciones para renovar cargos y asumió la nueva conducción. La directora de la SRA, María Adela Nores Bodereau, aseguró que a pesar de tratarse de un sector "plagado de hombres" la tendencia se modifica gracias al cambio generacional.

En las elecciones resultó electo Daniel Pelegrina y también se renovó la mitad de la comisión directiva. "Es un hecho inédito y fruto de un trabajo de años", dijo Bodereau a Agrofy News. Ella es una de las mujeres que alcanzó una dirección en la Rural.

Explicó que durante mucho tiempo "fuimos dos mujeres en una comisión directiva de 53 hombres. Es difícil hacerse notar, pero es importante que te escuchen y evidentemente nos han escuchado, por eso hoy somos siete".

Además de Adela, fueron elegidas María Mercedes Lalor, Ana Borras de Ortiz, Nora Fraschini, Adela Bancalari, María Lourdes Arias Figueroa e Inés Bosisio. "Son grandes mujeres rurales que muchas veces quedan invisibilizadas. La mayoría comienzan siendo delegadas de su zona, un organismo que se encarga de comunicar las cosas a la Rural y viceversa", explicó la directora sobre el duro trabajo que enfrentan las féminas ruralistas.

Aseguraron que el 30 por ciento de los socios de SRA son mujeres, lo que resulta un dato significativo en cuanto al esquema de representatividad en los diferentes distritos. "SRA tiene un cuerpo de delegados zonales con 350 personas, de las cuales el 25 por ciento son mujeres. Es decir que la mujer en su zona trabaja bien y es lógico que eso se vea reflejado en la comisión directiva", evaluó.

Adela trabaja hace muchos años en la promoción de mejores condiciones de vida para la mujer rural. Por conocer el paño, aseguró que no es fácil la inserción femenina en un ámbito de tradición masculina. "La SRA es muy antigua y siempre fue una institución de hombres, porque el campo también lo es", dijo, y aseguró que eso no es malo, ya que hay "algunas zonas donde el predominio de la fuerza y la organización masculina fueron útiles para el desarrollo de las producciones".

Como en todo, las cosas están moviéndose a cada momento. La directora cuenta que la realidad en el campo cambió y ahora hay muchas mujeres que son propietarias y administradoras. Además, en la actualidad existen profesionales que trabajan a la intemperie a cargo de las labores productivas. "Desde que los campos comenzaron a dividirse entre los hijos por la herencia, disminuyeron de tamaño. El gran cuerpo de los propietarios que tenía SRA en el siglo pasado, que eran grandes latifundistas, ahora se transformaron en pymes. Hay excepciones en campos muy grandes, pero en general los campos chicos tienen mucha presencia femenina y no sólo en la propiedad, sino también ahora, en el trabajo", consignó.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Hay cada vez más mujeres en el gremialismo rural

La renovación llegó de la mano de las nuevas generaciones, con campos más chicos y mucho protagonismo.

Más mujeres. Daniel Pelegrina, presidente de SRA, abrió el juego. Foto: NA.

Las mujeres ganan terreno y la Sociedad Rural Argentina (SRA) no es la excepción. Por primera vez en la historia, siete mujeres integran la comisión directiva de la entidad que tiene 152 años. Fue a partir de fines de setiembre, cuando hubo elecciones para renovar cargos y asumió la nueva conducción. La directora de la SRA, María Adela Nores Bodereau, aseguró que a pesar de tratarse de un sector "plagado de hombres" la tendencia se modifica gracias al cambio generacional.

En las elecciones resultó electo Daniel Pelegrina y también se renovó la mitad de la comisión directiva. "Es un hecho inédito y fruto de un trabajo de años", dijo Bodereau a Agrofy News. Ella es una de las mujeres que alcanzó una dirección en la Rural.

Explicó que durante mucho tiempo "fuimos dos mujeres en una comisión directiva de 53 hombres. Es difícil hacerse notar, pero es importante que te escuchen y evidentemente nos han escuchado, por eso hoy somos siete".

Además de Adela, fueron elegidas María Mercedes Lalor, Ana Borras de Ortiz, Nora Fraschini, Adela Bancalari, María Lourdes Arias Figueroa e Inés Bosisio. "Son grandes mujeres rurales que muchas veces quedan invisibilizadas. La mayoría comienzan siendo delegadas de su zona, un organismo que se encarga de comunicar las cosas a la Rural y viceversa", explicó la directora sobre el duro trabajo que enfrentan las féminas ruralistas.

Aseguraron que el 30 por ciento de los socios de SRA son mujeres, lo que resulta un dato significativo en cuanto al esquema de representatividad en los diferentes distritos. "SRA tiene un cuerpo de delegados zonales con 350 personas, de las cuales el 25 por ciento son mujeres. Es decir que la mujer en su zona trabaja bien y es lógico que eso se vea reflejado en la comisión directiva", evaluó.

Adela trabaja hace muchos años en la promoción de mejores condiciones de vida para la mujer rural. Por conocer el paño, aseguró que no es fácil la inserción femenina en un ámbito de tradición masculina. "La SRA es muy antigua y siempre fue una institución de hombres, porque el campo también lo es", dijo, y aseguró que eso no es malo, ya que hay "algunas zonas donde el predominio de la fuerza y la organización masculina fueron útiles para el desarrollo de las producciones".

Como en todo, las cosas están moviéndose a cada momento. La directora cuenta que la realidad en el campo cambió y ahora hay muchas mujeres que son propietarias y administradoras. Además, en la actualidad existen profesionales que trabajan a la intemperie a cargo de las labores productivas. "Desde que los campos comenzaron a dividirse entre los hijos por la herencia, disminuyeron de tamaño. El gran cuerpo de los propietarios que tenía SRA en el siglo pasado, que eran grandes latifundistas, ahora se transformaron en pymes. Hay excepciones en campos muy grandes, pero en general los campos chicos tienen mucha presencia femenina y no sólo en la propiedad, sino también ahora, en el trabajo", consignó.

Logín