eldiariodelarepublica.com
Rubilar podría haber estado en una estancia, según un perro

Escuchá acá la 90.9
X

Rubilar podría haber estado en una estancia, según un perro

La Policía secuestró prendas que habrían tenido contacto con la persona que buscan desde el domingo 4.

Un colchón, una sábana y una frazada. Esos tres elementos secuestró la Policía de Villa Mercedes, ayer a la tarde, de la casa de un campo de Las Isletas, luego de que un perro entrenado en detectar rastros marcara que esas prendas habrían estado en contacto con Juan Carlos Rubilar, el joven discapacitado que está desaparecido desde la madrugada del domingo 4 de febrero.

A simple vista, parece que las prendas no tienen manchas de sangre, por ejemplo, ni hallaron en el lugar algún otro indicio de que “Pupi” Rubilar haya estado allí, señaló anoche el jefe de la Subcomisaría 24ª de Villa Mercedes, subcomisario Esteban Zavala. “No hay nada firme. Secuestraron esos objetos en forma preventiva, para someterlos a pericias, por las marcaciones que hizo el perro, pero no hay nada certero”, afirmó.

El protagonista de la detección no fue otro que “Halcón”, el ovejero alemán que le pertenece a Marcos Herrero, de la Policía de Río Negro. Adiestrador y perro han tenido participación exitosa en la investigación de numerosos casos policiales, en todo el país (ver "Un sabueso con mucha experiencia").

El campo donde ayer rastrillaron Herrero y “Halcón”, junto a policías puntanos, se llama “El Indio” y se ubica a unos catorce kilómetros al suroeste del paraje Las Isletas, que, a su vez, está ubicado a catorce kilómetros al sur de Villa Mercedes.

El casco de estancia que inspeccionaron ayer es el mismo que habían allanado el viernes pasado, en busca de pistas sobre el paradero de Rubilar, que tiene 29 años y la mentalidad de un chico de 12, por una discapacidad intelectual.

Juan Carlos vive en la zona Estación de Villa Mercedes, con su familia. El sábado 3, a la noche, siguió a sus amigos de una comparsa hacia La Pedrera. Su presencia allí, durante los corsos, quedó registrada en varios videos de aficionados. Pero, a la salida, entre la muchedumbre, sus conocidos no lo vieron más. Su familia cree que se desorientó y al salir empezó a caminar hacia las afueras de la ciudad, en dirección al sur.

El hombre que alquila el campo de Las Isletas, de apellido Andrade, le ha dicho a la Policía, más de una vez, que él no ha visto por la zona al joven desaparecido.

El jefe de la Subcomisaría 24ª recordó ayer que él encabezó la primera comitiva policial que llegó a “El Indio”, la misma noche del domingo 4, el día de la desaparición de “Pupi”. Ya entonces, Andrade les dijo que no había divisado al joven por la zona.

Ese campo colinda con otro denominado “La Patricia”, en una de cuyas tranqueras, quinientos metros al oeste de “El Indio”, días atrás hallaron rastros de pisadas de Rubilar y huellas que indican que se ha agachado y ha pasado por debajo de la puerta de campo.

El viernes, la Policía secuestró una vieja camioneta perteneciente al arrendatario de “El Indio”, para buscar huellas de cualquier tipo. “Halcón” y otro perro de San Luis han marcado que su olfato registra el olor de Rubilar en ese vehículo.

Hasta el momento, a las pisadas del joven hasta el campo cercano y el olfato de los perros que orientan a los policías hacia “El Indio”, no se han sumado otros hallazgos, como prendas o girones de la ropa de “Pupi”, o manchas de sangre, en esos lugares.

“Halcón” y Herrero no se despidieron ayer de San Luis. “Van a continuar acá, se quedan por cualquier cosa que surja, para venir a trabajar en el lugar”, dijo el subcomisaria Zavala.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Rubilar podría haber estado en una estancia, según un perro

La Policía secuestró prendas que habrían tenido contacto con la persona que buscan desde el domingo 4.

Zona rural. Los rastrillajes para dar con "Pupi" están concentrados hacia el sur de la ciudad. Foto: Gentileza todovillamercedes.com

Un colchón, una sábana y una frazada. Esos tres elementos secuestró la Policía de Villa Mercedes, ayer a la tarde, de la casa de un campo de Las Isletas, luego de que un perro entrenado en detectar rastros marcara que esas prendas habrían estado en contacto con Juan Carlos Rubilar, el joven discapacitado que está desaparecido desde la madrugada del domingo 4 de febrero.

A simple vista, parece que las prendas no tienen manchas de sangre, por ejemplo, ni hallaron en el lugar algún otro indicio de que “Pupi” Rubilar haya estado allí, señaló anoche el jefe de la Subcomisaría 24ª de Villa Mercedes, subcomisario Esteban Zavala. “No hay nada firme. Secuestraron esos objetos en forma preventiva, para someterlos a pericias, por las marcaciones que hizo el perro, pero no hay nada certero”, afirmó.

El protagonista de la detección no fue otro que “Halcón”, el ovejero alemán que le pertenece a Marcos Herrero, de la Policía de Río Negro. Adiestrador y perro han tenido participación exitosa en la investigación de numerosos casos policiales, en todo el país (ver "Un sabueso con mucha experiencia").

El campo donde ayer rastrillaron Herrero y “Halcón”, junto a policías puntanos, se llama “El Indio” y se ubica a unos catorce kilómetros al suroeste del paraje Las Isletas, que, a su vez, está ubicado a catorce kilómetros al sur de Villa Mercedes.

El casco de estancia que inspeccionaron ayer es el mismo que habían allanado el viernes pasado, en busca de pistas sobre el paradero de Rubilar, que tiene 29 años y la mentalidad de un chico de 12, por una discapacidad intelectual.

Juan Carlos vive en la zona Estación de Villa Mercedes, con su familia. El sábado 3, a la noche, siguió a sus amigos de una comparsa hacia La Pedrera. Su presencia allí, durante los corsos, quedó registrada en varios videos de aficionados. Pero, a la salida, entre la muchedumbre, sus conocidos no lo vieron más. Su familia cree que se desorientó y al salir empezó a caminar hacia las afueras de la ciudad, en dirección al sur.

El hombre que alquila el campo de Las Isletas, de apellido Andrade, le ha dicho a la Policía, más de una vez, que él no ha visto por la zona al joven desaparecido.

El jefe de la Subcomisaría 24ª recordó ayer que él encabezó la primera comitiva policial que llegó a “El Indio”, la misma noche del domingo 4, el día de la desaparición de “Pupi”. Ya entonces, Andrade les dijo que no había divisado al joven por la zona.

Ese campo colinda con otro denominado “La Patricia”, en una de cuyas tranqueras, quinientos metros al oeste de “El Indio”, días atrás hallaron rastros de pisadas de Rubilar y huellas que indican que se ha agachado y ha pasado por debajo de la puerta de campo.

El viernes, la Policía secuestró una vieja camioneta perteneciente al arrendatario de “El Indio”, para buscar huellas de cualquier tipo. “Halcón” y otro perro de San Luis han marcado que su olfato registra el olor de Rubilar en ese vehículo.

Hasta el momento, a las pisadas del joven hasta el campo cercano y el olfato de los perros que orientan a los policías hacia “El Indio”, no se han sumado otros hallazgos, como prendas o girones de la ropa de “Pupi”, o manchas de sangre, en esos lugares.

“Halcón” y Herrero no se despidieron ayer de San Luis. “Van a continuar acá, se quedan por cualquier cosa que surja, para venir a trabajar en el lugar”, dijo el subcomisaria Zavala.

Logín