23°SAN LUIS - Martes 31 de Enero de 2023

23°SAN LUIS - Martes 31 de Enero de 2023

EN VIVO

Dos días, siete iglesias

La tradición católica indica que durante la Semana Santa se deben visitar siete templos para acompañar a Cristo en su pasión. Cooltura seleccionó iglesias repartidas por toda la provincia, para disfrutar del recorrido.

Por Florencia Espinosa
| 26 de marzo de 2018

La rutina de visitar las siete iglesias en Semana Santa es una tradición histórica, pero ¿qué significa? Representa, para los católicos, el acompañamiento a Jesús durante su pasión, es decir, las diversas etapas de sufrimiento que atravesó desde que fue capturado hasta su muerte. Cada una de las parroquias simboliza uno de esos momentos, por eso Cooltura seleccionó siete iglesias repartidas por toda la provincia para hacer el recorrido durante el jueves y viernes santo.

 

 

  1. Capilla San Antonio

Potrero de los Funes

 

En la primera parroquia se recuerda el trayecto de Jesús desde el Cenáculo, en donde fue la última cena con sus discípulos, hasta el huerto de Getsemaní, en donde ora durante tres horas. Allí ocurre, después, el famoso beso de Judas.

 

Esta capilla fue construida en 1957, y responde a una conjunción de estilos: gótico, colonial y románico; pero lo que más llama la atención al pasar por el frente es la imponente escalinata de piedra. En la parte superior de la capilla hay un pesebre electrónico construido en piezas de yeso donado por Virgilio Fioretto. Está ubicada en el corazón de Potrero los Funes y se ha convertido en un atractivo más. En su interior hay un Vía Crucis realizado en terracota que invita a la oración.

 

 

 

  1. Iglesia San Francisco de Asís

San Francisco

 

La segunda iglesia refleja el paso de Cristo desde el huerto de Getsemaní hasta la casa de Anás. El templo elegido para la segunda etapa es testigo de la historia y crecimiento de San Francisco, ya que su construcción está totalmente vinculada al nacimiento del pueblo. La vieja Iglesia de la Banda Sur data de alrededor de 1772 y está consagrada a San Francisco de Asís, patrono de la localidad, en cuyo honor se celebra la fiesta patronal el 4 de octubre.

 

 

  1. Capilla Nuestro Señor de Renca

Renca

 

El tercer templo reflexiona sobre el paso de Jesús a la casa de Caifás en donde fue escupido e insultado y en donde su discípulo Pedro lo niega por primera vez.

 

La iglesia propuesta para ese momento data de 1732 y es una de las más antiguas de la provincia. La historia cuenta que nació con la llegada de los padres jesuitas que provenían de Chile, del pueblo Renca, y que trajeron consigo algunos fragmentos de las astillas de la cruz e imagen de Cristo labrada en un árbol, encontrada por un indio en el bosque. Esto daría el origen al nombre de la localidad. Fue reconstruida en 1947 y en 1964, el obispo Alday Aspee la elevó a categoría de Parroquia. El edificio del templo es una nave rectangular modulada con relieves de columnas, con capitel y arcos rebajados, adecuados al ángulo del cielorraso de techo a dos aguas. La imagen del Cristo está expuesto a la derecha del altar en un baldaquín formado por columnas de fuste en mármol ónix y capiteles dorados que sostienen una cúpula de base octogonal.

 

 

 

  1. Parroquia Nuestra Señora del Rosario

Merlo

 

La cuarta iglesia recuerda cuando el pueblo pide a Poncio Pilatos que lo condene a muerte. Tiene más de dos siglos y medio de existencia. Aparece en un inventario de capillas de 1751, pero la tradición remonta su fundación a 1720. Merlo, entonces Melo, se fundaría recién en 1797. El edificio fue declarado monumento histórico nacional en 1961. Es un templo pequeño, de formas simples. Las paredes son de más de un metro de espesor, de adobe, y sostienen un firme envigado de algarrobo. Del lado sur se conserva una galería que culmina en la torre del campanario, a donde se llega a través de una crujiente escalera sin baranda, de troncos encajados en la pared, que se calcula que son del tiempo de la fundación.

 

De las antiguas imágenes, se conserva aún el Santo Cristo, con rasgos originarios en el lateral sur, y la de la patrona, Nuestra Señora de la Virgen del Rosario en el camarín.

 

 

 

  1. Templo Nuestra Señora del Rosario del Trono

San Luis

 

La quinta parroquia simboliza el acompañamiento a Cristo frente a las injurias del rey Herodes. El templo Nuestra Señora del Rosario del Trono, de un estilo árabe granadino, fue construido en el año 1935 con un estilo mudéjar (un arte cristiano de la península ibérica, con influencias hispano-musulmán). En la fachada, cubierta con relieves de estuco, sobresale la torre cuadrangular del campanario. En el interior de la iglesia hay más de 60 vitrales que fueron donados por familias puntanas y llamativos azulejos sevillanos. El retablo, de tipo mudéjar, entroniza la imagen de Nuestra Señora del Rosario del Trono.

 

 

  1. Capilla Nuestra Señora del Carmen

La Carolina

 

La meditación en la sexta iglesia se centra en la segunda comparecencia ante Pilatos. Allí Jesús fue coronado con espinas y condenado a muerte. Para esta etapa la seleccionada es la modesta capilla de La Carolina, fundada en 1792 por el Marqués de Sobremonte, quien bautizó al paraje en honor a Carlos III de España. Fue reconstruida varias veces y actualmente conserva gran parte de su arquitectura original, con sus construcciones de adobe, piedra o ladrillo.

 


 

  1. La Catedral

San Luis

 

En la última etapa se conmemora el trayecto desde la casa de Pilatos hasta el calvario con la cruz a cuestas. Este último paso es el más intenso y merece una reflexión más profunda. La iglesia Catedral comenzó a construirse en 1883 y tiene una visión neoclásica. Su fachada, enmarcada por torres esbeltas, determina la arquitectura eclesiástica de la segunda mitad del siglo pasado. Domina su exterior un frontispicio triangular sostenido por seis columnas corintias, que representa momentos culmines de San Luis Rey de Francia, santo patrono de la provincia. El techo de la nave principal está decorado con delicados frescos, reproducciones de las obras de Mateo Cerezo.

 

Esta iglesia sigue la construcción original de los primeros templos cristianos ya que el espacio está dividido por dos series de columnas en tres naves, la central más ancha y las dos laterales más estrechas. La pintura de la bóveda representa la asunción de la santísima Virgen mientras los apóstoles la buscan en el sepulcro.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementeos y a los clasificados web sin moverte de tu casa
Comentá vos tambien...