13°SAN LUIS - Jueves 25 de Abril de 2024

13°SAN LUIS - Jueves 25 de Abril de 2024

EN VIVO

Donald Trump

A días de su cumpleaños número 77, el hombre más polémico y poderoso de Estados Unidos camina en el filo de un gran rascacielos entre las denuncias y sus fieles seguidores que lo quieren como presidente el año que viene.

Por Hernan Silva
| 13 de junio de 2023

Creo que el gran problema que este país tiene es que es políticamente correcto”. La frase pronunciada por Donald Trump en el debate presidencial de 2015 entre aspirantes del Partido Republicano sintetiza uno de los pensamientos que está en el ADN del empresario y político norteamericano. Amado, odiado, pero jamás con la indiferencia y la corrección política de su lado. Después de ejercer una presidencia que tuvo trazos autoritarios y arbitrarios para algunos, y valentía y logros concretos para otros, el nacido el 14 de junio de 1946 en Nueva York prepara su retorno a la Casa Blanca a su manera y pone en marcha los motores con el combustible de la controversia, la osadía y la exageración.

 

 

El origen

 

Trump se jacta de ser un self-mademan (un hombre hecho a sí mismo), pero al mismo tiempo nunca dudó en considerar a la suerte como un factor de primer orden en la vida de una persona. El inicio de su carrera en los negocios abreva en el aprendizaje empresarial heredado de su padre, Fred Trump, quien en la década de 1920 empieza a construir casas familiares en la zona de Queens, Nueva York. El negocio prospera, en especial durante el período de la Segunda Guerra Mundial, al aprovechar los fondos federales destinados a esta clase de proyectos y a que los inmuebles, sin ser lujosos, eran de calidad y accesibles en su valor para la clase media.

 

El éxito en el mercado fue rotundo y Fred Trump, hijo de inmigrantes alemanes, empezó a ser apodado como el "Henry Ford de la construcción de casas”. Pero este crecimiento no estuvo exento de cierta polémica. El empresario edificaba las viviendas a un valor menor al subsidio otorgado por el gobierno, y él obtenía la ganancia quedándose con el excedente. No era una práctica ilegal, pero esta situación lo empujó a tener que dar explicaciones en el Congreso norteamericano en 1954. Gwenda Blair, una periodista que escribió una biografía sobre la familia Trump, aseguró: "Fred Trump nunca dejó de aprovechar una brecha fiscal, y Donald estaba a su lado, aprendiendo”.

 

Más allá de la experiencia adquirida al lado de su padre en los asuntos inmobiliarios, Donald siempre aseguró que su fortuna había sido creada de manera independiente, y que la única ayuda financiera significativa brindada por su progenitor fue un préstamo de un millón de dólares que él devolvió en tiempo y forma, hasta pagando los intereses. Sin embargo, una investigación del diario The New York Times indicó que él recibió casi 500 millones de dólares de Fred Trump, de una herencia total para sus hijos que ascendió a mil millones de la misma moneda. 

 

 

El ascenso

 

Independientemente de las versiones sobre sus comienzos, Donald Trump no tardó en mostrarse como un empresario sagaz y ambicioso. A pesar de su eficacia, los proyectos acometidos por su padre siempre se limitaron a la periferia de Nueva York, y no en Manhattan, el centro comercial y financiero de la ciudad. Consideraba que aventurarse en ese distrito, por los costos y por su volatilidad, era un lance muy arriesgado. Fue precisamente este sector de la Gran Manzana el que fue elegido por Donald como su hábitat natural y en el que logró expandir el negocio familiar. “Él es un visionario y todo lo que toca parece volverse oro”, dijo Fred con admiración sobre su hijo.

 

El crecimiento de Donald fue vertiginoso. Instalado ya desde la década de 1970 en Nueva York, inicia grandes desarrollos inmobiliarios que exhiben una arquitectura llamativa y que dejan una marca distintiva en el mercado. Así edifica o renueva torres de oficinas, hoteles, casinos y campos de golf. La mala gestión lleva a fines de los ochenta a alguno de sus proyectos más notorios, como los casinos de Atlantic City, a la bancarrota. Sin embargo, en la década siguiente su estado financiero mejora. En 2001 finaliza la

 

Trump World Tower, un edificio de 72 pisos ubicado en el medio de Manhattan.

 

El ascenso del empresario vino acompañado de un sinfín de pleitos en la justicia; hasta 2018, Trump y sus compañías habían participado en más de 4 mil acciones legales. Si bien nunca declaró, ni parece haber estado cerca, de la bancarrota personal, sí lo hizo en el caso de sus firmas, que asumieron este estado en varias ocasiones con el objetivo de renegociar deudas con los bancos o con los propietarios de acciones y bonos. El neoyorquino no ha tenido inconveniente en admitir que “juega” con las leyes de la bancarrota como un instrumento para mejorar su situación financiera.

 

Las mismas palabras de Trump sirven para definir su ambición y pragmatismo: “Me gusta pensar en grande, siempre lo he hecho. Para mí es muy simple: si vas a estar pensando de cualquier manera, mejor que pienses en grande. La mayoría de la gente piensa en pequeño, porque la mayoría tiene miedo de tomar decisiones, miedo de ganar, y eso le da a gente como yo una gran ventaja”. 

 

“La gente piensa que soy un apostador. Nunca aposté en mi vida. Para mí un apostador es el que juega en el tragamonedas. Yo prefiero ser el dueño del tragamonedas”, aseguró.

 

Un análisis de The Washington Post determinó que "Trump es una mezcla de fanfarronería, fracasos comerciales y verdadero éxito".

 

 

La popularidad

 

Multimillonario, extrovertido, verborrágico y de buena presencia, la ascensión de Trump implicó un inevitable coqueteo con los medios de comunicación, las modelos y el mundo del espectáculo, lo que lo puso en el radar de la opinión pública. Convertido en un magnate poderoso y atrayente, las vicisitudes de su vida personal, que incluyeron numerosos escándalos y separaciones, pasan a ser alimento prácticamente diario de los diarios y los programas de televisión. 

 

Los ochenta fueron claves para la consolidación de la popularidad de Trump, y hacia finales de esa década algunas encuestas lo ubicaban entre los diez hombres más admirados de los Estados Unidos. Es durante este período que en entrevistas televisivas desliza la posibilidad de algún día ser presidente de los Estados Unidos. Muchos decían que tenía el porte del presidente norteamericano ideal.

 

Su imagen se hizo cada vez más conocida al incursionar en rubros de fuerte impacto mediático. Organizó memorables veladas boxísticas en sus casinos y, además, tuvo una relación de amistad con algunos deportistas destacados del cuadrilátero. Fue accionista principal de los concursos de belleza Miss USA y Miss Universo. En 2005 estrena “El Aprendiz” un reality show emitido en el horario de máxima audiencia que resultará determinante para extender su popularidad en todos los Estados Unidos.

 

“Una cosa que he aprendido acerca de la prensa es que siempre está a la búsqueda de una buena historia, y mientras más sensacionalista, mejor. Está en la naturaleza del trabajo, y lo entiendo. El punto es que si sos un poco diferente, o un poco escandaloso, o si hacés cosas que son audaces y controvertidas, la prensa va a escribir sobre vos”, afirmó.

 

 

La llegada a la Casa Blanca

 

En 2015 Donald Trump anuncia oficialmente su candidatura presidencial dentro del Partido Republicano para las elecciones generales del año siguiente. Su eslogan fue “We are going to make our country great again” (Vamos a hacer grande a nuestro país otra vez) y alertó sobre cuáles eran, para él, las principales amenazas para los Estados Unidos. Advierte sobre el avance de China en la economía mundial y califica a los inmigrantes mexicanos como “corruptos, delincuentes y violadores”. Asegura que construirá un muro en la frontera sur, y que el costo lo afrontará la nación vecina.

 

La presencia mediática y la pirotecnia verbal de Trump representaron factores demasiado avasallantes para sus adversarios. En las primarias republicanas se impone entre más de quince candidatos y el 8 de noviembre de 2016 vence a la demócrata Hilary Clinton, a pesar de que tuvo 3 millones de votos menos (en Estados Unidos impera el sistema indirecto del Colegio Electoral).

 

Asume el 20 de enero de 2017, con 70 años de edad. Se convierte en el presidente Nº 45 del gran país del norte y el de mayor edad en ocupar el cargo, solo superado por quien sería su sucesor, Joe Biden, que tomó el poder con 78 años. Además de la edad, la gestión de Trump marca otros hitos: es el presidente con la mayor fortuna, y el primero sin haber cumplido el servicio militar ni haber ejercido un cargo político.

 

 

En la Casa Blanca

 

Fiel al estilo directo y personalista, la permanencia de Trump en la Casa Blanca provocó varias controversias. Aplicó una política inmigratoria más dura, y llegó a prohibir el ingreso a Estados Unidos de ciudadanos de varios países musulmanes. Al no creer en el cambio climático, retiró a los Estados Unidos del Acuerdo de París. En materia económica adoptó medidas proteccionistas para la industria local y renegoció acuerdos comerciales con varias naciones.

 

La pandemia tuvo un fuerte impacto en su presidencia. Algunos lo acusaron de haber subestimado la gravedad del coronavirus entre la población y de difundir información errónea y ambigua, que no se ajustaba a las recomendaciones emitidas por las organizaciones científicas y médicas.

 

Sin embargo, antes de la pandemia, la administración Trump logró que la economía tuviera una marcha vigorosa. Estados Unidos había registrado la menor tasa de desempleo en cincuenta años y durante su mandato la desocupación entre los afroamericanos e hispanos alcanzó un mínimo histórico. Además, fue el tercer presidente que más empleos generó en el primer año de gestión.

 

Sus seguidores también dicen que la administración de Trump tuvo la virtud de no iniciar ninguna guerra durante su mandato.

 

 

Los escándalos

 

La polémica lo ha acompañado en la política y en los negocios, aunque Donald Trump ha tenido también numerosos escándalos en su vida personal. La actriz pornográfica Stormy Daniels dijo que tuvo una relación con el magnate en el 2006, y que justo antes de las elecciones presidenciales del 2016 recibió 130 mil dólares como parte de un acuerdo de confidencialidad.

 

Debido a acusaciones de falsificación de registros contables para ocultar el dinero pagado para silenciar a Daniels.  Trump deberá enfrentar un juicio en marzo del 2024 en el que se le imputan más de treinta cargos criminales vinculados a este caso. A esto se suma el registro de que ha sido acusado de agresión y acoso sexual por más de veinte mujeres desde la década del setenta.

 

A pesar de optar para la reelección, los resultados de los comicios presidenciales de noviembre de 2020 no le resultaron favorables. La lentitud en el conteo de votos por el sistema de correo, una opción que se masificó por las medidas de la pandemia, fue uno de los elementos que lo llevó a denunciar que se había cometido fraude electoral. Trump decide no asistir a la toma de posesión de Biden y adelanta que “volveremos de alguna forma”.

 

El 6 de enero de 2021 se produce el asalto al Capitolio de los Estados Unidos, en el que se interrumpió una sesión conjunta del Poder Legislativo destinada a contar los votos del Colegio Electoral para certificar el triunfo de Biden en las elecciones. Partidarios de Trump invadieron el edificio y lo ocuparon durante varias horas. El incidente dejó un saldo de cinco muertos. Al final, Trump les pidió a sus seguidores que se fueran en paz.

 

 

El futuro

 

Trump aspira a ganar las elecciones presidenciales en Estados Unidos del 2024, y maneja una serie de propuestas que siguen con la tónica de ser directas, osadas y dotadas con altas dosis de polémica. Entre ellas se encuentra volver a endurecer la política inmigratoria, o cortar los fondos federales a las escuelas que enseñan contenidos vinculados a raza o cuestiones de género.

 

Además, ha propuesto la creación de ciudades futuristas (denominadas “Ciudades de la Libertad”) que utilizarán autos voladores. Algunos han ridiculizado estas proposiciones, pero Trump responde que estos proyectos crearán “un nuevo futuro americano” en un país que “perdió su audacia”.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo