eldiariodelarepublica.com
El museo de Carpintería tiene un avance del 80%

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

El museo de Carpintería tiene un avance del 80%

Contará con tres salones amplios en los que se destacará la actividad minera, los pueblos originarios y la flora y fauna típica de la zona.

De a poquito, pero a paso firme avanza la obra del museo de Carpintería. Según la intendenta, Llani Arias, la construcción está a punto de alcanzar un 80 por ciento. “Durante esta semana terminarán de colocar el techo de madera, después seguiremos con la plomería, la instalación de las cloacas y el revoque. Si todo sigue así en pocos meses estaría finalizada la obra. Querríamos tenerlo listo para el verano”, dijo la jefa comunal y agregó que el edificio fue solventado con fondos genuinos del Municipio.

La piedra fundacional de este proyecto, que fue pensada por el Municipio y por los vecinos, la colocaron en 2015 y en junio de 2017, comenzaron a trabajar en el terreno que está ubicado entre las calles Los Mandarinos y Augusto Arias.

Más de cuatrocientas personas, de diez años en adelante, participaron de encuestas para determinar qué tipo de museo era el que le interesaba tener al pueblo. “La mayoría coincidió en que había que contar la historia de la localidad a través de los aborígenes y los mineros. Dentro de la propuesta incluyeron que tenga carteles informativos, que haya visitas guiadas, que sea interactivo y que esté adaptado para personas con capacidades diferentes”, explicó Arias.

La jefa comunal afirmó que esta iniciativa les permitirá integrar un gran polo turístico. “Tendremos salas de exposición. Actualmente no contamos con ningún espacio cerrado, por eso muchas veces tenemos que suspender eventos. Aquí estarán concentradas las actividades. Además tendremos un comedor, donde vamos a poder atender a los turistas”, especificó y agregó que la realización de este museo surgió de un proyecto popular que era itinerante, que recorría las escuelas de la zona. “Un grupo de gente llevaba los objetos en calidad de préstamo de los vecinos y ahora están esperando que inauguremos este espacio físico, para que descansen aquí en las vitrinas, estén bien cuidados y sean admirados por todos”.

La intendenta contó que tendrán tres salas. Una de ellas estará dedicada a los habitantes originarios. “Los Comechingones habitaron esta zona y dejaron una gran variedad de objetos al pie de la sierras que llevan su mismo nombre. Por ejemplo, tenemos puntas de lanzas y de flechas, morteros, boleadoras y conanas, entre muchas otras cosas. Incluso queremos crear un museo en sitio, un vecino encontró gran cantidad de elementos que no queremos sacar de su lugar. Desde este museo dirigiremos a los visitantes a que se acerquen hasta los diferentes lugares”, explicó.

Un segundo espacio tendrá objetos referidos a la primera actividad económica de la localidad. “La minería fue una de las principales tareas de los hombres, entonces  tenemos lámparas, máquinas de afeitar que usaban en las sierras, bolsas donde conservaban sus alimentos y restos de minerales”, contó la jefa comunal y añadió que la tercera sala estará destinada a la flora y a la fauna autóctona.

La encargada de diseñar y llevar adelante el proyecto es la arquitecta, Gloria Barbieri, que en su trabajo combina las nuevas tecnologías con el modelo de construcción tradicional. El nuevo espacio cultural contará con tejas de estilo colonial, galería de arcos bajos, techos con vigas de madera, paredes anchas y de piedra, tendrá una galería vidriada, un terraplén, con el que se prevé evitar daños en las futuras crecidas del arroyo Carmona y que será utilizado como acceso para personas con dificultades motoras. Contará con tecnología multimedia en las salas de exposición, que a través de la proyección de imágenes transportará a los espectadores hasta los lugares específicos en los que se encontraron los diferentes objetos que estarán expuestos.

“Tiene 400 metros cuadrados cubiertos que se distribuirán en dos plantas. Contará con cuatro salas de exposición, una de conferencias, dos talleres para actividades culturales, un depósito para guardar objetos patrimoniales y cuatro baterías de baños accesibles y cinco de baños comunes, además de un restaurante para recibir a los turistas”, detalló Arias y agregó que dedicarán un espacio para la venta de productos artesanales.

“Este museo formará parte del patrimonio cultural e histórico de nuestro pueblo, es una manera de revivir nuestras raíces y nuestra historia”, concluyó.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

El museo de Carpintería tiene un avance del 80%

Contará con tres salones amplios en los que se destacará la actividad minera, los pueblos originarios y la flora y fauna típica de la zona.

A paso seguro. Durante esta semana terminarán de colocar el techo, solo faltarán los servicios. Foto: Gentileza Llani Arias.

De a poquito, pero a paso firme avanza la obra del museo de Carpintería. Según la intendenta, Llani Arias, la construcción está a punto de alcanzar un 80 por ciento. “Durante esta semana terminarán de colocar el techo de madera, después seguiremos con la plomería, la instalación de las cloacas y el revoque. Si todo sigue así en pocos meses estaría finalizada la obra. Querríamos tenerlo listo para el verano”, dijo la jefa comunal y agregó que el edificio fue solventado con fondos genuinos del Municipio.

La piedra fundacional de este proyecto, que fue pensada por el Municipio y por los vecinos, la colocaron en 2015 y en junio de 2017, comenzaron a trabajar en el terreno que está ubicado entre las calles Los Mandarinos y Augusto Arias.

Más de cuatrocientas personas, de diez años en adelante, participaron de encuestas para determinar qué tipo de museo era el que le interesaba tener al pueblo. “La mayoría coincidió en que había que contar la historia de la localidad a través de los aborígenes y los mineros. Dentro de la propuesta incluyeron que tenga carteles informativos, que haya visitas guiadas, que sea interactivo y que esté adaptado para personas con capacidades diferentes”, explicó Arias.

La jefa comunal afirmó que esta iniciativa les permitirá integrar un gran polo turístico. “Tendremos salas de exposición. Actualmente no contamos con ningún espacio cerrado, por eso muchas veces tenemos que suspender eventos. Aquí estarán concentradas las actividades. Además tendremos un comedor, donde vamos a poder atender a los turistas”, especificó y agregó que la realización de este museo surgió de un proyecto popular que era itinerante, que recorría las escuelas de la zona. “Un grupo de gente llevaba los objetos en calidad de préstamo de los vecinos y ahora están esperando que inauguremos este espacio físico, para que descansen aquí en las vitrinas, estén bien cuidados y sean admirados por todos”.

La intendenta contó que tendrán tres salas. Una de ellas estará dedicada a los habitantes originarios. “Los Comechingones habitaron esta zona y dejaron una gran variedad de objetos al pie de la sierras que llevan su mismo nombre. Por ejemplo, tenemos puntas de lanzas y de flechas, morteros, boleadoras y conanas, entre muchas otras cosas. Incluso queremos crear un museo en sitio, un vecino encontró gran cantidad de elementos que no queremos sacar de su lugar. Desde este museo dirigiremos a los visitantes a que se acerquen hasta los diferentes lugares”, explicó.

Un segundo espacio tendrá objetos referidos a la primera actividad económica de la localidad. “La minería fue una de las principales tareas de los hombres, entonces  tenemos lámparas, máquinas de afeitar que usaban en las sierras, bolsas donde conservaban sus alimentos y restos de minerales”, contó la jefa comunal y añadió que la tercera sala estará destinada a la flora y a la fauna autóctona.

La encargada de diseñar y llevar adelante el proyecto es la arquitecta, Gloria Barbieri, que en su trabajo combina las nuevas tecnologías con el modelo de construcción tradicional. El nuevo espacio cultural contará con tejas de estilo colonial, galería de arcos bajos, techos con vigas de madera, paredes anchas y de piedra, tendrá una galería vidriada, un terraplén, con el que se prevé evitar daños en las futuras crecidas del arroyo Carmona y que será utilizado como acceso para personas con dificultades motoras. Contará con tecnología multimedia en las salas de exposición, que a través de la proyección de imágenes transportará a los espectadores hasta los lugares específicos en los que se encontraron los diferentes objetos que estarán expuestos.

“Tiene 400 metros cuadrados cubiertos que se distribuirán en dos plantas. Contará con cuatro salas de exposición, una de conferencias, dos talleres para actividades culturales, un depósito para guardar objetos patrimoniales y cuatro baterías de baños accesibles y cinco de baños comunes, además de un restaurante para recibir a los turistas”, detalló Arias y agregó que dedicarán un espacio para la venta de productos artesanales.

“Este museo formará parte del patrimonio cultural e histórico de nuestro pueblo, es una manera de revivir nuestras raíces y nuestra historia”, concluyó.

Logín