16°SAN LUIS - Lunes 29 de Noviembre de 2021

16°SAN LUIS - Lunes 29 de Noviembre de 2021

EN VIVO

Le piden a la Municipalidad de San Luis que adjudique los terrenos que prometió

El intendente, Enrique Ponce, se comprometió en 2015, en plena campaña electoral, a entregar gratis 1.800 lotes urbanizados y luego se arrepintió. Se trata del Plan "Tu Techo, Tu Tierra". El Concejo Deliberante evalúa hacer un pedido de informe a la comuna.

Por redacción
| 29 de septiembre de 2018
En abril, los inscriptos al programa de vivienda cortaron la calle frente al edificio municipal.

Cansados de esperar, y sin ninguna respuesta de la Municipalidad, los inscriptos al Programa "Tu Techo, Tu Tierra" decidieron recurrir al Concejo Deliberante para lograr algún tipo de solución. Pidieron que los concejales intercedan para que les adjudiquen los terrenos, y que la intendencia cumpla con la promesa que les hizo unos días antes de las elecciones de 2015 en la "Sociedad Española"; específicamente, el 22 de octubre (tres días antes de la primera vuelta) cuando les entregó a cada uno de los 1.800 preadjudicados un acta acuerdo que reza en su artículo primero: "La Municipalidad se compromete a otorgar al Titular (...) previa urbanización y de manera gratuita, una fracción de terreno de 250 metros cuadrados del dominio privado del Estado nacional, conocido como 'Granja La Amalia', para destinarlo a la construcción de una vivienda familiar". En abril, los inscriptos se enteraron que los terrenos no eran más gratis, tenían que pagar 48 cuotas de 6.500 pesos. Piden que se cumpla con "la palabra empeñada".

 

"Les pedimos a los concejales que el municipio nos adjudique los lotes. Que nos den algo que avale que somos los dueños, legalmente. Se tiene que cumplir lo que nos prometieron, un terreno urbanizado y gratuito en 'Granja La Amalia'", dijo con firmeza Graciela Ibáñez, una de las vecinas. Ella, junto a dos compañeros, Diego Acevedo y Eliana Bustos, ocuparon la Banca del Vecino y expusieron ante los concejales todas las peripecias que vivieron desde el 2012 cuando se abrieron las inscripciones a lo que, en ese momento, era la construcción de una vivienda. Mientras hablaban, Germán Ponce, del bloque oficialista "San Luis Somos Todos" e hijo del intendente capitalino, revisaba —sin propósito aparente— una y otra vez su celular.

 

El resto de los concejales hicieron algunas preguntas para interiorizarse un poco más, y les pidieron a los expositores que dejaran copias de los documentos que certifican el compromiso del intendente. Juan Domingo Cabrera y Daniela Serrano, ambos integrantes del bloque Frente Unidad Justicialista, les aseguraron que iban a evaluar  hacer un pedido de informe. "Que la versión taquigráfica del pedido de los vecinos pase a la Comisión de Legislación e Interpretación, para evaluar la posibilidad de hacer un pedido de informe para que sean claras las condiciones y que sea información de público conocimiento", propuso Serrano y fue aprobado por unanimidad en el recinto.

 

Cronología de la decepción

 

Ibáñez contó cómo se desencadenaron los hechos. Del 2012 al 2014, las 1.800 familias esperaron novedades de las viviendas que les había prometido el intendente Ponce. "Pero, en octubre de 2015, nos mandaron una carta a todos los inscriptos para convocarnos a un acto en el club 'Sociedad Española'. Ahí nos entregaron un 'acta acuerdo', donde se comprometían a darnos directamente el terreno urbanizado sin costo alguno. Teníamos que hacer nuestras casas y ellos se encargarían de pactar con algunas empresas constructoras y servir de intermediarios", relató. 

 

Luego, entre el 2015 y 2016 fueron convocados por el municipio varias veces para renovar sus datos, les pidieron sus ingresos y la cantidad de personas que integran su familia. 

 

A finales de 2017, los invitaron a ver el predio. "Pusieron hasta las máquinas a trabajar. Nos decían que estaban abriendo las calles y que ya estaban urbanizando. Todos estábamos muy contentos, porque veíamos nuestro sueño realizado", contó Ibáñez. Pero, de ahí en adelante, hubo un silencio total "y, en abril, voy a Vivienda porque había un rumor de novedades. Cuando pregunto, me encuentro con que había que pagar cuotas de 6.500 pesos. Me quedé helada. Me dijeron que lo que teníamos que pagar era la urbanización porque la Nación no había mandado los fondos, entonces no les quedaba otra que cobrar las cuotas", continuó.

 

"Fuimos a la Municipalidad a hablar. Nos tuvieron a las vueltas. Después bajaron las cuotas, de palabra, a 4.800 pesos; dijeron que era lo menos que podían cobrar. Un día, el secretario de Gobierno, Francisco Petrino, nos dijo que nos iban a llamar para rever el tema de la cuotas. Cansados de esperar, fuimos a consultar eso y él se hizo el desentendido, no nos trató bien", recordó. 

 

"De ese momento hasta ahora, las cosas cambiaron, pero seguimos sin tener algo legalmente valedero para ser adjudicatarios. El acta tiene validez pero no suficiente peso como una adjudicación. Le hicimos la campaña a Ponce, porque esto fue su caballito de batalla. Confiamos en su palabra, nunca nos imaginamos que iba a hacer una cosa así, mucho menos el 'manoseo' que sufrimos todos estos meses", lanzó decepcionada.



 

Comentá vos tambien...