Escuchá acá la 90.9
X

Un niño de tres años cayó a una pileta y murió ahogado

El pequeño jugaba en el patio de su casa minutos antes de las 19. Pese a las maniobras de reanimación no pudieron salvarlo.

Un niño de tres años murió ahogado tras caer a una pileta ubicada en el patio de su casa, en Potrero de los Funes. El trágico episodio fue informado cerca de las 19 a la Comisaría Distrito 33, según informó el subcomisario Eduardo Morán a cargo de la misma.

El accidente ocurrió en un domicilio ubicado en calle Pedernera, de la localidad.

Morán relató que el pequeño se encontraba con su madre y que aparentemente habría estado jugando en el patio minutos antes de caer a la pileta de fibra de carbono, enterrada al fondo del terreno.

Tras el llamado de emergencia los primeros en llegar fueron los Bomberos Voluntarios de Potrero, secundados por el personal médico local y luego una ambulancia del Sempro. Allí le realizaron las maniobras de resucitación y lograron que el niño volviera a tener pulso.

“Inmediatamente fue trasladado al Hospital de San Luis, donde falleció minutos después”, informó el subcomisario.

Intervino en el caso el juez Flores Leyes, quien  ordenó la autopsia del cuerpo.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Un niño de tres años cayó a una pileta y murió ahogado

El pequeño jugaba en el patio de su casa minutos antes de las 19. Pese a las maniobras de reanimación no pudieron salvarlo.

El hecho ocurrió este miércoles por la tarde en un domicilio de Potrero de los Funes. Foto: Ilustrativa (Internet).

Un niño de tres años murió ahogado tras caer a una pileta ubicada en el patio de su casa, en Potrero de los Funes. El trágico episodio fue informado cerca de las 19 a la Comisaría Distrito 33, según informó el subcomisario Eduardo Morán a cargo de la misma.

El accidente ocurrió en un domicilio ubicado en calle Pedernera, de la localidad.

Morán relató que el pequeño se encontraba con su madre y que aparentemente habría estado jugando en el patio minutos antes de caer a la pileta de fibra de carbono, enterrada al fondo del terreno.

Tras el llamado de emergencia los primeros en llegar fueron los Bomberos Voluntarios de Potrero, secundados por el personal médico local y luego una ambulancia del Sempro. Allí le realizaron las maniobras de resucitación y lograron que el niño volviera a tener pulso.

“Inmediatamente fue trasladado al Hospital de San Luis, donde falleció minutos después”, informó el subcomisario.

Intervino en el caso el juez Flores Leyes, quien  ordenó la autopsia del cuerpo.

Logín