Escuchá acá la 96.3
X

Boleta Única Papel: todo lo que hay que saber

La ciudad de San Luis elige intendente y concejales con un nuevo sistema de votación.

El domingo 10 de noviembre los puntanos irán a las urnas para elegir intendente y concejales por la ciudad de San Luis. Este año, el Concejo Deliberante aprobó como sistema de votación la Boleta Única Papel (BUP). Un poco similar al voto electrónico de la elección pasada, pero muy distinto al sistema de la boleta sábana. 

Los electores, cuando lleguen a sus lugares de votación, ya no encontrarán más un cuarto oscuro lleno de listas esperando ser introducidas en un sobre. Ahora la boleta es una sola y contiene a todos los candidatos de las dos categorías: intendente y concejales, con el logo y el nombre del partido al que pertenecen, una foto de sus rostros, el nombre del candidato y un cuadro con la leyenda "voto por" donde cada elector marcará con una cruz o una tilde el que sea de su preferencia. 

 

 

 

Los ciudadanos de la capital puntana deben ir a votar con el último DNI. Al presentarlo en la mesa donde el elector ejerza su derecho cívico, el presidente de esta cortará una boleta del talonario, la mostrará a los fiscales para verificar que no tenga ninguna marca o error de impresión que pueda anular el voto. Acto seguido, el presidente de mesa deberá firmar la boleta en el reverso, en un cuadro justo debajo de la firma de los miembros del Tribunal Electoral Municipal, después de mostrarle los pliegues y cómo doblarla, le entregará la boleta al votante. Eso se hace para evitar que la boleta sea manipulada por varias personas. Entonces después de verificar que no haya ninguna marca, el presidente la firma, no la toca nadie más salvo el elector. 

Similar a lo que fue la elección pasada cuando se utilizó el sistema de Boleta Única Electrónica donde habían boxes con las máquinas, esta vez habrá boxes, pero serán solo para que el votante pueda hacer su elección. En el box tendrán una birome indeleble y habrá una explicación de cómo se debe marcar la opción elegida.  

 

 

Cabe recordar que son dos las categorías que se eligen, si se escoge una sola van a tener la otra categoría en blanco. Si se ponen dos cruces o tildes en la misma categoría, el voto será nulo. Pero si el elector se equivoca, tacha o intenta borra la opción, el voto no será válido, se considerará nulo. En ese caso el elector puede pedir una boleta nueva sin ningún problema. Los talonarios de la BUP traen el total de electores de cada mesa y un 5 por ciento más previsto para los errores. Aquél que se equivoque debe avisar a las autoridades de su mesa quienes recibirán la boleta con el error, la doblarán y certificarán que se introduzca en un sobre con un acta firmada por todos los fiscales.

 

Boletas para no videntes

La ordenanza que regula la implementación de la BUP manifiesta que se confeccionarán plantillas idénticas a la boleta común, pero en papel transparente y con las opciones en el mismo orden escritas en Braille y con una ranura sobre los casilleros para que puedan marcar su opción. Debe haber una plantilla Braille en cada centro de votación para los electores que la soliciten. Las personas que no puedan hacerlo por su cuenta con la plantilla, podrán estar acompañadas por una personas de su confianza a fin de colaborar en los pasos necesarios para que emitan su voto.

En su artículo 10, la ordenanza municipal prohíbe el uso de teléfonos celulares y dispositivos electrónicos o mecánicos "que puedan retratar, graficar o exteriorizar la opción electoral elegida por los ciudadanos en el recinto de votación. Deberá colocarse cartelería e impartir instrucciones a las autoridades de mesa de votación y a los fiscales públicos electorales poniendo en conocimiento tal prohibición".

Una vez que el votante eligió sus candidatos, deberá doblar la boleta por los pliegues indicados e introducirla en la urna de la mesa que corresponda, salvo que haya sido impugnado el elector, caso en el que se procederá a tomar su boleta y ensobrarla como impugnada conforme lo establezca la reglamentación.

A mediados de octubre, el Tribunal Electoral Municipal, como lo establece la ordenanza, efectuó el sorteo a través de la Lotería de San Luis, donde se estableció el orden de los candidatos en la BUP. Así quedó conformada y luego fue enviada a la Casa de la Moneda para que se hiciera un modelo de la boleta, que es como la que se muestra en las imágenes. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Boleta Única Papel: todo lo que hay que saber

La ciudad de San Luis elige intendente y concejales con un nuevo sistema de votación.

Foto: El Diario

El domingo 10 de noviembre los puntanos irán a las urnas para elegir intendente y concejales por la ciudad de San Luis. Este año, el Concejo Deliberante aprobó como sistema de votación la Boleta Única Papel (BUP). Un poco similar al voto electrónico de la elección pasada, pero muy distinto al sistema de la boleta sábana. 

Los electores, cuando lleguen a sus lugares de votación, ya no encontrarán más un cuarto oscuro lleno de listas esperando ser introducidas en un sobre. Ahora la boleta es una sola y contiene a todos los candidatos de las dos categorías: intendente y concejales, con el logo y el nombre del partido al que pertenecen, una foto de sus rostros, el nombre del candidato y un cuadro con la leyenda "voto por" donde cada elector marcará con una cruz o una tilde el que sea de su preferencia. 

 

 

 

Los ciudadanos de la capital puntana deben ir a votar con el último DNI. Al presentarlo en la mesa donde el elector ejerza su derecho cívico, el presidente de esta cortará una boleta del talonario, la mostrará a los fiscales para verificar que no tenga ninguna marca o error de impresión que pueda anular el voto. Acto seguido, el presidente de mesa deberá firmar la boleta en el reverso, en un cuadro justo debajo de la firma de los miembros del Tribunal Electoral Municipal, después de mostrarle los pliegues y cómo doblarla, le entregará la boleta al votante. Eso se hace para evitar que la boleta sea manipulada por varias personas. Entonces después de verificar que no haya ninguna marca, el presidente la firma, no la toca nadie más salvo el elector. 

Similar a lo que fue la elección pasada cuando se utilizó el sistema de Boleta Única Electrónica donde habían boxes con las máquinas, esta vez habrá boxes, pero serán solo para que el votante pueda hacer su elección. En el box tendrán una birome indeleble y habrá una explicación de cómo se debe marcar la opción elegida.  

 

 

Cabe recordar que son dos las categorías que se eligen, si se escoge una sola van a tener la otra categoría en blanco. Si se ponen dos cruces o tildes en la misma categoría, el voto será nulo. Pero si el elector se equivoca, tacha o intenta borra la opción, el voto no será válido, se considerará nulo. En ese caso el elector puede pedir una boleta nueva sin ningún problema. Los talonarios de la BUP traen el total de electores de cada mesa y un 5 por ciento más previsto para los errores. Aquél que se equivoque debe avisar a las autoridades de su mesa quienes recibirán la boleta con el error, la doblarán y certificarán que se introduzca en un sobre con un acta firmada por todos los fiscales.

 

Boletas para no videntes

La ordenanza que regula la implementación de la BUP manifiesta que se confeccionarán plantillas idénticas a la boleta común, pero en papel transparente y con las opciones en el mismo orden escritas en Braille y con una ranura sobre los casilleros para que puedan marcar su opción. Debe haber una plantilla Braille en cada centro de votación para los electores que la soliciten. Las personas que no puedan hacerlo por su cuenta con la plantilla, podrán estar acompañadas por una personas de su confianza a fin de colaborar en los pasos necesarios para que emitan su voto.

En su artículo 10, la ordenanza municipal prohíbe el uso de teléfonos celulares y dispositivos electrónicos o mecánicos "que puedan retratar, graficar o exteriorizar la opción electoral elegida por los ciudadanos en el recinto de votación. Deberá colocarse cartelería e impartir instrucciones a las autoridades de mesa de votación y a los fiscales públicos electorales poniendo en conocimiento tal prohibición".

Una vez que el votante eligió sus candidatos, deberá doblar la boleta por los pliegues indicados e introducirla en la urna de la mesa que corresponda, salvo que haya sido impugnado el elector, caso en el que se procederá a tomar su boleta y ensobrarla como impugnada conforme lo establezca la reglamentación.

A mediados de octubre, el Tribunal Electoral Municipal, como lo establece la ordenanza, efectuó el sorteo a través de la Lotería de San Luis, donde se estableció el orden de los candidatos en la BUP. Así quedó conformada y luego fue enviada a la Casa de la Moneda para que se hiciera un modelo de la boleta, que es como la que se muestra en las imágenes. 

Logín