17.1° SAN LUIS - Jueves 22 de Abril de 2021

17.1° SAN LUIS - Jueves 22 de Abril de 2021

EN VIVO

Maxi Sánchez: un "Tiburón" suelto en Villa Mercedes

Descansa junto a su familia tras el cierre de temporada. Habló con El Diario y comentó que su objetivo es mejorar.

Por redacción
| 29 de diciembre de 2019
Arrancar en grande. Quiere mantenerse en lo más alto del escalafón mundial. Apuesta con todo al 2020.

Tras una temporada larga y exigente, con altos y bajos en el circuito mundial de pádel, el "Tiburón" Maximiliano Sánchez ya se encuentra disfrutando unas merecidas vacaciones en su Villa Mercedes natal. La idea es pasar unos días rodeado de la familia y los amigos, y recargar pilas para lo que será desde marzo un nuevo año lleno de desafíos. El más importante: pelear lo más arriba posible junto a Matías Díaz, el marplatense nacionalizado español con quien hará dupla luego de confirmarse su separación del puntano Daniel "Sanyo" Gutiérrez.

 

"Cerramos un año muy duro. Teníamos que defender el número 1 y lo intentamos hacer con todo lo que pudimos. Estuvimos ocho meses luchando arriba, pero bueno, por no poder mejorar las situaciones de juego fuimos cayendo y quedamos en el puesto 4. Más allá de eso, el balance que hago es súper positivo, ganamos 5 torneos y jugamos varias finales. Estuvimos ahí siempre, aunque bajamos el rendimiento", comenta "Maxi", a modo de balance de un 2019 que lo vio con "Sanyo" en los primeros planos, en un circuito que se vuelve cada año más duro.

 

 

—¿Cómo terminaste físicamente la temporada?

 

—Sobre el final empecé a acusar un poquito el cansancio físico. Este año el World Padel Tour salió muchísimo al extranjero: estuvimos en Suecia, Portugal, Brasil, Argentina y México. Los jugadores no estábamos acostumbrados a hacer esas giras de tantos kilómetros y sentimos el cansancio. En mi caso, llegué un poco justo al Master y pude terminar el año de la mejor manera.

 

 

—¿Cómo viviste esta segunda etapa con "Sanyo"?

 

—La verdad es que los dos años con "Sanyo" los disfruté muchísimo. Nos conocemos desde los 10 o 12 años y fue un sueño cumplido haber conseguido el número 1 juntos. Lo decimos siempre, somos dos chicos de San Luis que fuimos a buscarnos la vida a España y logramos la meta. Lo podríamos haber hecho por separado, pero al final decidimos hacerlo juntos y eso quedará siempre en mi memoria, y en la de él también.

 

 

—¿Fue una decisión conjunta?

 

—Sí, ya veníamos charlándolo después del torneo de San Pablo en noviembre, que es un momento del año donde nos sentamos a analizar la temporada. Con "Sanyo" vimos que nos iba a costar continuar como pareja porque teníamos problemas estratégicos y de juego, que juntos iba a ser difícil solucionarlos, y los dos buscamos opciones para intentar crecer. Quién dice que, por ahí con los años, volvamos a formar pareja.

 

 

—¿Qué te llevó a reencontrarte con "Maty" Díaz?

 

—Lo analicé mucho, con "Maty" vuelvo a jugar en una segunda etapa. La anterior (finalizó en 2017) la pasamos muy bien y como su apodo lo dice, es un guerrero. A nivel mejoras, si bien no conseguimos tantos títulos, crecimos mucho y mi objetivo es ese; creo que él me puede dar esa facilidad para hacerlo. La idea es mantenernos como pareja número 3 o 4. Sabemos que el año que viene hay muchos cambios y queremos ganar todo lo que podamos.

 

 

—¿Cuándo arrancás la pretemporada?

 

—Ahora tengo unos días de vacaciones y arrancaré el 10 o 12 de enero entrenando en la ciudad con Mariano (Sánchez). Después el 1° de febrero vuelvo a Madrid (España) para empezar la pretemporada allá y la termino a mitad de mes. Y a principios de marzo vamos a competir nuevamente.

 

 

—El objetivo del circuito ¿es seguir expandiéndose?

 

—La meta del World Padel Tour es hacerlo lo más internacional posible. Hemos firmado un acuerdo con ellos para continuar 5 años más, y los jugadores hemos propuesto que al menos la mitad de las pruebas se realicen en el extranjero, para que el pádel de verdad pueda crecer.

 

 

Luego de un año sumamente competitivo, "Maxi" disfruta de sus vacaciones en Villa Mercedes. Lo hace al lado de sus seres queridos, a quienes por la distancia ve pocas veces al año. "Volver a mi ciudad es un placer, voy a descansar en familia y comer muchos asados antes de comenzar a trabajar otra vez”, cerró entre risas el “Tiburón”, que para el 2020 tiene en mente mantenerse en lo alto del pádel mundial.

 

Comentá vos tambien...