eldiariodelarepublica.com
El propietario de una panadería frustró un robo a bandejazos

Escuchá acá la 90.9
X

El propietario de una panadería frustró un robo a bandejazos

foto
video

Leandro Arregín escuchó el grito de auxilio de su madre que atendía el local, salió y le tiró con lo primero que encontró. El ladrón huyó con el cuchillo con el que amenazó a la mujer en la mano. 

Darío Arregín y su esposa Liliana son los propietarios de la panadería "Mundo dulce", un emprendimiento familiar. Está ubicada a unas quince cuadras del centro, en un barrio en el que hay muchos comercios, verdulerías y peluquerías. El lunes al atardecer un hombre ingresó al local y amenazó con un cuchillo a Liliana, que estaba en la puerta tomando mate. El grito de auxilio de la mujer alertó a su hijo Leandro, que estaba trabajando en la cocina, y no dudó en sacarlo a bandejazos.

"Tenemos como costumbre sentarnos en la puerta. Mi mamá estaba justamente afuera cuando entró el malviviente y la amenazó con un cuchillo", contó Arregín y siguió: "Tenemos un grupo de WhatsApp en el que hay un policía, avisamos por ahí. Quería agradecer a los vecinos solidarios que nos ayudaron a ahuyentar al ladrón lo corrimos dos cuadras".

Arregín explicó que no sabe quién es y lo describió: "Tiene aproximadamente entre 32 y 35 años, robusto, grande, de pelo negro, ojos claros y un tatuaje no le alcancé a ver". 

"Cuando salgo lo veo robando, tenía la mano de él dentro de la caja registradora. Agarré una lata y le pegué en la mano. Lo seguí y le pegué con la lata. No alcanzó a caer. Huyó a pie, lo seguimos dos cuadras. Por suerte no hubo ningún herido", afirmó y añadió que a los diez minutos oficiales de la Comisaría 36º del barrio Viva San Luis llegaron hasta el local.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

El propietario de una panadería frustró un robo a bandejazos

Leandro Arregín escuchó el grito de auxilio de su madre que atendía el local, salió y le tiró con lo primero que encontró. El ladrón huyó con el cuchillo con el que amenazó a la mujer en la mano. 

Darío Arregín y su esposa Liliana son los propietarios de la panadería "Mundo dulce", un emprendimiento familiar. Está ubicada a unas quince cuadras del centro, en un barrio en el que hay muchos comercios, verdulerías y peluquerías. El lunes al atardecer un hombre ingresó al local y amenazó con un cuchillo a Liliana, que estaba en la puerta tomando mate. El grito de auxilio de la mujer alertó a su hijo Leandro, que estaba trabajando en la cocina, y no dudó en sacarlo a bandejazos.

"Tenemos como costumbre sentarnos en la puerta. Mi mamá estaba justamente afuera cuando entró el malviviente y la amenazó con un cuchillo", contó Arregín y siguió: "Tenemos un grupo de WhatsApp en el que hay un policía, avisamos por ahí. Quería agradecer a los vecinos solidarios que nos ayudaron a ahuyentar al ladrón lo corrimos dos cuadras".

Arregín explicó que no sabe quién es y lo describió: "Tiene aproximadamente entre 32 y 35 años, robusto, grande, de pelo negro, ojos claros y un tatuaje no le alcancé a ver". 

"Cuando salgo lo veo robando, tenía la mano de él dentro de la caja registradora. Agarré una lata y le pegué en la mano. Lo seguí y le pegué con la lata. No alcanzó a caer. Huyó a pie, lo seguimos dos cuadras. Por suerte no hubo ningún herido", afirmó y añadió que a los diez minutos oficiales de la Comisaría 36º del barrio Viva San Luis llegaron hasta el local.

Logín