eldiariodelarepublica.com
La Antártida se desarma y crece el temor por el clima mundial

Escuchá acá la 90.9
X

La Antártida se desarma y crece el temor por el clima mundial

Cada vez son más grandes los icebergs y aumenta el deshielo en el Continente Blanco.

La preocupación por el clima a nivel mundial se profundizó con un estudio publicado por la revista Nature. El medio sostuvo que el derretimiento de los cascos polares además de aumentar el nivel de los océanos, podría multiplicar los eventos meteorológicos extremos y desestabilizar el clima en algunas regiones en las próximas décadas.

El hielo marino antártico experimentó los históricos de enero, tras un rápido deshielo en diciembre y anticipa un mínimo anual sin precedentes en marzo.

Las toneladas de agua podrían debilitar a las corrientes oceánicas, que transportan el agua fría hacia el sur y la sumergen en el fondo del Atlántico, y empujan las aguas tropicales hacia el norte, más cerca de la superficie.

Para el 1º de enero, la extensión del hielo marino antártico se ubicó en 5,47 millones de kilómetros cuadrados, la extensión más baja en esta fecha en el registro satelital de 40 años.

Este valor es de 30.000 kilómetros cuadrados por debajo del mínimo histórico anterior al 1º de enero de 2017 y 1,88 millones de kilómetros cuadrados por debajo del promedio de 1981 a 2010, informó el National Snow & Ice Data Center de Estados Unidos.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

La Antártida se desarma y crece el temor por el clima mundial

Cada vez son más grandes los icebergs y aumenta el deshielo en el Continente Blanco.

Era de hielo. Un problema que crece con la población. Foto: Internet.

La preocupación por el clima a nivel mundial se profundizó con un estudio publicado por la revista Nature. El medio sostuvo que el derretimiento de los cascos polares además de aumentar el nivel de los océanos, podría multiplicar los eventos meteorológicos extremos y desestabilizar el clima en algunas regiones en las próximas décadas.

El hielo marino antártico experimentó los históricos de enero, tras un rápido deshielo en diciembre y anticipa un mínimo anual sin precedentes en marzo.

Las toneladas de agua podrían debilitar a las corrientes oceánicas, que transportan el agua fría hacia el sur y la sumergen en el fondo del Atlántico, y empujan las aguas tropicales hacia el norte, más cerca de la superficie.

Para el 1º de enero, la extensión del hielo marino antártico se ubicó en 5,47 millones de kilómetros cuadrados, la extensión más baja en esta fecha en el registro satelital de 40 años.

Este valor es de 30.000 kilómetros cuadrados por debajo del mínimo histórico anterior al 1º de enero de 2017 y 1,88 millones de kilómetros cuadrados por debajo del promedio de 1981 a 2010, informó el National Snow & Ice Data Center de Estados Unidos.

Logín