eldiariodelarepublica.com
Robó amenazando a la víctima con contagiarle VIH: fue preso

Escuchá acá la 90.9
X

Robó amenazando a la víctima con contagiarle VIH: fue preso

Hacía una semana que había salido del penal. Luego de hacerse con una moto, le sustrajo el teléfono a su hermana.

Marcos "El Polaco" Aguilera había salido de la penitenciaría de San Luis. Esa libertad, que de seguro tanto anheló recuperar, le duró apenas una semana. A los siete días de dejar la cárcel, habría atacado a un joven para robarle la moto. Para hacerse del rodado no usó ni un revólver ni un cuchillo, amenazó a la víctima y a su hijo de 3 años con contagiarlos de VIH. Inmediatamente después, le sustrajo el celular a su hermana. Eso fue lo último que alcanzó a hacer ese día. La Policía lo ubicó en el barrio Las Rosas de Villa Mercedes, con la moto robada. Este fin de semana, con esas pruebas en su contra, la jueza instructora Mirta Ucelay lo procesó y lo envió a ese lugar que ya conoce: el penal.

Según las averiguaciones, "El Polaco" asaltó a Lucas Argüello el día que los chicos volvieron a clases, el 28 de febrero. De hecho, el robo ocurrió pasadas las tres de la tarde, después de que la víctima dejara a su hija y a su sobrina en la escuela "Alas Argentinas".

El joven de 25 años estaba en Leonismo Argentino y Córdoba. Acababa de acomodar a su nene en el asiento de su Motomel 110 negra y había encendido el rodado. Cuando estaba a punto de partir, Aguilera, que merodeaba la esquina, se subió a la moto y le puso algo en el cuello.

En ese momento la víctima no alcanzó a ver qué era. "Tengo VIH, seguí porque te pincho a vos y a tu hijo", lo amenazó el ladrón, afirmó Argüello en la denuncia que asentó en la Comisaría 10ª.

El motociclista siguió, entonces, las indicaciones del delincuente. Continuó por Leonismo Argentino hacia el sur hasta Buenos Aires. Luego de pasar por otras calles llegó a Nelson, poco antes de una bicisenda. Ahí, relató después el damnificado, "El Polaco" lo hizo descender de la Motomel con la criatura. Recién allí pudo advertir que el atacante empuñaba un arma de fuego que, por lo que alcanzó a ver, era plateada. Después de eso, el ladrón huyó con el vehículo por Nelson, hacia el norte.

Argüello no perdió el tiempo y fue hasta la comisaría para asentar la denuncia. En cuanto los policías terminaron de hacer ese escrito, escucharon, a través de la frecuencia policial, que los patrulleros de la Comisaría 36ª avisaban que acababan de cometer otro robo en Lisandro de la Torre y Tallaferro.

La víctima era María Aguilera, de 25 años, hermana de "El Polaco". La joven no tenía intención de denunciar a su hermano, pero les dio a los patrulleros sus características físicas para que pudieran dar con él. Los datos que aportó, sobre cómo vestía y la moto en la que andaba, coincidían con las referidas por el otro hombre.

Según dijo la mujer, el sospechoso le había robado su teléfono celular y enrumbó hacia el barrio Eva Perón. 

Luego de recorrer el barrio y sus alrededores, los patrulleros encontraron una Motomel 110 estacionada en Catamarca al 600.

Ahí también estaba Aguilera. Los efectivos corroboraron el número de cuadro y de motor del rodado y constataron que era el de Argüello. Cuando requisaron al sospechoso también le hallaron el celular de su hermana.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Robó amenazando a la víctima con contagiarle VIH: fue preso

Hacía una semana que había salido del penal. Luego de hacerse con una moto, le sustrajo el teléfono a su hermana.

De regreso. Marcos "el Polaco" Aguilera, cuando era llevado de la Comisaría 10ª al penal, otra vez. Foto: Héctor Portela.

Marcos "El Polaco" Aguilera había salido de la penitenciaría de San Luis. Esa libertad, que de seguro tanto anheló recuperar, le duró apenas una semana. A los siete días de dejar la cárcel, habría atacado a un joven para robarle la moto. Para hacerse del rodado no usó ni un revólver ni un cuchillo, amenazó a la víctima y a su hijo de 3 años con contagiarlos de VIH. Inmediatamente después, le sustrajo el celular a su hermana. Eso fue lo último que alcanzó a hacer ese día. La Policía lo ubicó en el barrio Las Rosas de Villa Mercedes, con la moto robada. Este fin de semana, con esas pruebas en su contra, la jueza instructora Mirta Ucelay lo procesó y lo envió a ese lugar que ya conoce: el penal.

Según las averiguaciones, "El Polaco" asaltó a Lucas Argüello el día que los chicos volvieron a clases, el 28 de febrero. De hecho, el robo ocurrió pasadas las tres de la tarde, después de que la víctima dejara a su hija y a su sobrina en la escuela "Alas Argentinas".

El joven de 25 años estaba en Leonismo Argentino y Córdoba. Acababa de acomodar a su nene en el asiento de su Motomel 110 negra y había encendido el rodado. Cuando estaba a punto de partir, Aguilera, que merodeaba la esquina, se subió a la moto y le puso algo en el cuello.

En ese momento la víctima no alcanzó a ver qué era. "Tengo VIH, seguí porque te pincho a vos y a tu hijo", lo amenazó el ladrón, afirmó Argüello en la denuncia que asentó en la Comisaría 10ª.

El motociclista siguió, entonces, las indicaciones del delincuente. Continuó por Leonismo Argentino hacia el sur hasta Buenos Aires. Luego de pasar por otras calles llegó a Nelson, poco antes de una bicisenda. Ahí, relató después el damnificado, "El Polaco" lo hizo descender de la Motomel con la criatura. Recién allí pudo advertir que el atacante empuñaba un arma de fuego que, por lo que alcanzó a ver, era plateada. Después de eso, el ladrón huyó con el vehículo por Nelson, hacia el norte.

Argüello no perdió el tiempo y fue hasta la comisaría para asentar la denuncia. En cuanto los policías terminaron de hacer ese escrito, escucharon, a través de la frecuencia policial, que los patrulleros de la Comisaría 36ª avisaban que acababan de cometer otro robo en Lisandro de la Torre y Tallaferro.

La víctima era María Aguilera, de 25 años, hermana de "El Polaco". La joven no tenía intención de denunciar a su hermano, pero les dio a los patrulleros sus características físicas para que pudieran dar con él. Los datos que aportó, sobre cómo vestía y la moto en la que andaba, coincidían con las referidas por el otro hombre.

Según dijo la mujer, el sospechoso le había robado su teléfono celular y enrumbó hacia el barrio Eva Perón. 

Luego de recorrer el barrio y sus alrededores, los patrulleros encontraron una Motomel 110 estacionada en Catamarca al 600.

Ahí también estaba Aguilera. Los efectivos corroboraron el número de cuadro y de motor del rodado y constataron que era el de Argüello. Cuando requisaron al sospechoso también le hallaron el celular de su hermana.

Logín