eldiariodelarepublica.com
Una batalla campal entre vecinos terminó con cinco personas internadas

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Una batalla campal entre vecinos terminó con cinco personas internadas

Los protagonistas, dos familias que acarrean problemas de convivencia, se atacaron con piedras, palos y un machete. Una mujer sufrió una fractura en el brazo izquierdo y otras dos necesitarán puntos de sutura.

Hace tiempo que a los efectivos de la Comisaría Distrito 47 de El Volcán les preocupa la escalada de violencia entre dos familias de la localidad, que acarrean problemas de convivencia y se han denunciado mutuamente. Pero el conflicto tuvo su pico máximo la noche de este lunes, cuando los vecinos se trenzaron en una batalla campal que incluyó golpes, piedras, palos y hasta un machete, que le provocó cortes en la cara y la cabeza a dos de los protagonistas. La furia de los contendientes era tal que los policías debieron pedir apoyo a otras tres comisarías de la zona. El enfrentamiento terminó con cinco personas hospitalizadas, aunque tres se fugaron durante la madrugada sin el alta médica.

El oficial principal José Pelegrina, jefe de la comisaría de El Volcán, comentó que los protagonistas fueron las familias Cabrera y Fernández, vecinos del barrio conocido como El Monolito, próximo al límite con la localidad de Estancia Grande.

La fuente no pudo precisar hace cuánto que los vecinos están enfrentados, pero sí confirmó que hay exposiciones de ambas partes. “Se quejan por distintas cosas, principalmente por ruidos molestos como música o motos, pero también han acusado insultos y provocaciones de la otra parte”, refirió Pelegrina.

Los Cabrera y los Fernández viven a escasos metros unos de otros y ambas son familias numerosas, de unos diez integrantes estimó la Policía.

Este lunes a las 16, en la comisaría recibieron el primer llamado que acusaba disturbios en el barrio. “Un patrullero con dos efectivos se acercó y medió entre ambos, ofreciéndoles como siempre a que se acercaran a la seccional a hacer una exposición, pero nadie fue. Cerca de las 21 ingresó otro llamado al 911 por el mismo motivo, pero cuando el móvil acudió no encontró a nadie”, refirió el jefe policial.

Pero cuando debieron regresar, pasadas las 22:30, la situación ya estaba descontrolada. “Unas diez personas, cinco por cada grupo, se golpeaban en la calle tan ferozmente que los dos efectivos debieron pedir apoyo a las comisarías de Estancia Grande, Potrero de los Funes y Juana Koslay para poder separarlos”, explicó Pelegrina.

Una vez que desactivaron el conflicto, ambulancias del Sempro debieron trasladar al hospital a los cinco heridos: dos de la familia Cabrera, que sufrieron cortes en la cabeza y la cara y que este martes continuaban internados, y tres de la familia Fernández, entre ellos una mujer con una fractura en el brazo izquierdo, aunque los miembros de esa facción se retiraron sin autorización médica.

No obstante, hasta el momento solo los Fernández acudieron a la comisaría a denunciar la pelea.

Mas que una catarsis, Pelegrina teme que el enfrentamiento haya sido en puntapié para nuevas peleas, por lo que van a reforzar los patrullajes en El Monolito.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Una batalla campal entre vecinos terminó con cinco personas internadas

Los protagonistas, dos familias que acarrean problemas de convivencia, se atacaron con piedras, palos y un machete. Una mujer sufrió una fractura en el brazo izquierdo y otras dos necesitarán puntos de sutura.

La Comisaría Distrito 47 de El Volcán, ex Subcomisaría 2ª. Foto: Gentileza.

Hace tiempo que a los efectivos de la Comisaría Distrito 47 de El Volcán les preocupa la escalada de violencia entre dos familias de la localidad, que acarrean problemas de convivencia y se han denunciado mutuamente. Pero el conflicto tuvo su pico máximo la noche de este lunes, cuando los vecinos se trenzaron en una batalla campal que incluyó golpes, piedras, palos y hasta un machete, que le provocó cortes en la cara y la cabeza a dos de los protagonistas. La furia de los contendientes era tal que los policías debieron pedir apoyo a otras tres comisarías de la zona. El enfrentamiento terminó con cinco personas hospitalizadas, aunque tres se fugaron durante la madrugada sin el alta médica.

El oficial principal José Pelegrina, jefe de la comisaría de El Volcán, comentó que los protagonistas fueron las familias Cabrera y Fernández, vecinos del barrio conocido como El Monolito, próximo al límite con la localidad de Estancia Grande.

La fuente no pudo precisar hace cuánto que los vecinos están enfrentados, pero sí confirmó que hay exposiciones de ambas partes. “Se quejan por distintas cosas, principalmente por ruidos molestos como música o motos, pero también han acusado insultos y provocaciones de la otra parte”, refirió Pelegrina.

Los Cabrera y los Fernández viven a escasos metros unos de otros y ambas son familias numerosas, de unos diez integrantes estimó la Policía.

Este lunes a las 16, en la comisaría recibieron el primer llamado que acusaba disturbios en el barrio. “Un patrullero con dos efectivos se acercó y medió entre ambos, ofreciéndoles como siempre a que se acercaran a la seccional a hacer una exposición, pero nadie fue. Cerca de las 21 ingresó otro llamado al 911 por el mismo motivo, pero cuando el móvil acudió no encontró a nadie”, refirió el jefe policial.

Pero cuando debieron regresar, pasadas las 22:30, la situación ya estaba descontrolada. “Unas diez personas, cinco por cada grupo, se golpeaban en la calle tan ferozmente que los dos efectivos debieron pedir apoyo a las comisarías de Estancia Grande, Potrero de los Funes y Juana Koslay para poder separarlos”, explicó Pelegrina.

Una vez que desactivaron el conflicto, ambulancias del Sempro debieron trasladar al hospital a los cinco heridos: dos de la familia Cabrera, que sufrieron cortes en la cabeza y la cara y que este martes continuaban internados, y tres de la familia Fernández, entre ellos una mujer con una fractura en el brazo izquierdo, aunque los miembros de esa facción se retiraron sin autorización médica.

No obstante, hasta el momento solo los Fernández acudieron a la comisaría a denunciar la pelea.

Mas que una catarsis, Pelegrina teme que el enfrentamiento haya sido en puntapié para nuevas peleas, por lo que van a reforzar los patrullajes en El Monolito.

Logín