eldiariodelarepublica.com
Denunció que un vecino mató a su perro de un disparo

Escuchá acá la 90.9
X

Denunció que un vecino mató a su perro de un disparo

Jorge Vélez, dueño de "Negro", se presentó en la Justicia y aseguró que no sería el único caso en el barrio.

Jorge Vélez todavía no sale del asombro y la tristeza. Su vecino le disparó a "Negro", su mascota de seis años. Lamentablemente el perro no sobrevivió y su dueño realizó la denuncia en el Poder Judicial. Vélez aseguró que no es la primera vez que el denunciado está involucrado en un caso de violencia animal.

El vecino del barrio Almirante Brown contó que al momento de que "Negro" recibió el disparo, él no estaba en su casa. "Mi hermano, que vive en el mismo hogar, abrió el garaje para sacar el auto y el perro se salió. El 'Negro' no solía molestar a nadie y se quedaba por ahí cerca, pero esta vez no volvió", recordó el canillita de 63 años.

Cuando el hermano de Vélez volvió a cerrar el portón, se encontró con la mala noticia: la mascota tenía una terrible herida en el cuello. "Un vecino le avisó también a mi hijo, que vive a pocas cuadras. Lo llevaron al veterinario y el médico hizo lo que pudo. Cuando lo estaba curando, le sacaron un balín del cuello y nos dimos cuenta que le habían disparado. Lamentablemente el veterinario tuvo que ponerle una inyección y dormirlo", agregó.

El denunciante resaltó que el supuesto agresor, que vive a pocas casas de su hogar, "tiene varios antecedentes". "Yo vivo hace años en el barrio, y ha pasado varias veces. Suele subirse al techo a dispararles a perros y gatos, varios han visto lo mismo. No sé con qué tipo de arma lo hará pero si es capaz de hacerlo con los animales, también puede hacerlo con las personas. Es por eso que me animé a denunciarlo, para evitar que pueda pasar algo peor", comentó el hombre.

Luego de enterarse de la muerte de su mascota, Vélez se presentó en la Oficina de Denuncias del Poder Judicial y contó lo sucedido. Del caso se hizo cargo la Fiscalía Nº 2.

"Se le ha fijado (a Vélez)  una audiencia para el 21 de marzo para que aporte más datos a la denuncia. Él explicó en la primera presentación que hay varios vecinos que aseguran que no es la primera vez que el denunciado haya maltratado a los animales de la zona, pero necesitamos que sume a los testigos. También se le pidió el informe veterinario, ya que en la denuncia aduce que el perro ha sido lastimado", señaló la fiscal Daniela Torres, y aseguró que están en plena investigación del caso.

Una ley proteccionista

El maltrato y el asesinato de animales está penado por la Ley Nacional Nº 14.346, que establece entre quince días y un año de prisión a quien ejerza malos tratos, a los que se considera: no alimentar adecuadamente a los animales domésticos o que están en cautiverio, hacerlos trabajar sin descanso o enfermos, estimularlos con drogas sin perseguir fines terapéuticos, emplearlos para actividades que impliquen la tracción a sangre.

La ley también considera crueldad a las acciones: mutilar, abandonar, lastimar y arrollar, matarlos, causar la muerte por explotación, intervenirlos quirúrgicamente sin anestesia (a menos que lo requiera la operación), experimentar con animales.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Denunció que un vecino mató a su perro de un disparo

Jorge Vélez, dueño de "Negro", se presentó en la Justicia y aseguró que no sería el único caso en el barrio.

Europa y Córdoba. La esquina donde "Negro" cayó abatido, su agresor viviría a pocos pasos de allí. Foto: Juan Andrés Galli.

Jorge Vélez todavía no sale del asombro y la tristeza. Su vecino le disparó a "Negro", su mascota de seis años. Lamentablemente el perro no sobrevivió y su dueño realizó la denuncia en el Poder Judicial. Vélez aseguró que no es la primera vez que el denunciado está involucrado en un caso de violencia animal.

El vecino del barrio Almirante Brown contó que al momento de que "Negro" recibió el disparo, él no estaba en su casa. "Mi hermano, que vive en el mismo hogar, abrió el garaje para sacar el auto y el perro se salió. El 'Negro' no solía molestar a nadie y se quedaba por ahí cerca, pero esta vez no volvió", recordó el canillita de 63 años.

Cuando el hermano de Vélez volvió a cerrar el portón, se encontró con la mala noticia: la mascota tenía una terrible herida en el cuello. "Un vecino le avisó también a mi hijo, que vive a pocas cuadras. Lo llevaron al veterinario y el médico hizo lo que pudo. Cuando lo estaba curando, le sacaron un balín del cuello y nos dimos cuenta que le habían disparado. Lamentablemente el veterinario tuvo que ponerle una inyección y dormirlo", agregó.

El denunciante resaltó que el supuesto agresor, que vive a pocas casas de su hogar, "tiene varios antecedentes". "Yo vivo hace años en el barrio, y ha pasado varias veces. Suele subirse al techo a dispararles a perros y gatos, varios han visto lo mismo. No sé con qué tipo de arma lo hará pero si es capaz de hacerlo con los animales, también puede hacerlo con las personas. Es por eso que me animé a denunciarlo, para evitar que pueda pasar algo peor", comentó el hombre.

Luego de enterarse de la muerte de su mascota, Vélez se presentó en la Oficina de Denuncias del Poder Judicial y contó lo sucedido. Del caso se hizo cargo la Fiscalía Nº 2.

"Se le ha fijado (a Vélez)  una audiencia para el 21 de marzo para que aporte más datos a la denuncia. Él explicó en la primera presentación que hay varios vecinos que aseguran que no es la primera vez que el denunciado haya maltratado a los animales de la zona, pero necesitamos que sume a los testigos. También se le pidió el informe veterinario, ya que en la denuncia aduce que el perro ha sido lastimado", señaló la fiscal Daniela Torres, y aseguró que están en plena investigación del caso.

Una ley proteccionista

El maltrato y el asesinato de animales está penado por la Ley Nacional Nº 14.346, que establece entre quince días y un año de prisión a quien ejerza malos tratos, a los que se considera: no alimentar adecuadamente a los animales domésticos o que están en cautiverio, hacerlos trabajar sin descanso o enfermos, estimularlos con drogas sin perseguir fines terapéuticos, emplearlos para actividades que impliquen la tracción a sangre.

La ley también considera crueldad a las acciones: mutilar, abandonar, lastimar y arrollar, matarlos, causar la muerte por explotación, intervenirlos quirúrgicamente sin anestesia (a menos que lo requiera la operación), experimentar con animales.

Logín