eldiariodelarepublica.com
El pan nuestro de cada día

Escuchá acá la 90.9
X

El pan nuestro de cada día

foto
video

El programa de este lunes está dedicado a María Eugenia Dios Sanz y Laura Rodríguez Furlán, dos científicas puntanas que lograron un pan rico en proteínas, apto para el consumo, desde el plasma bovino.

Porque hay personas que nos enseñan a vivir al aprender de ellos para ser mejores y hacer juntos una sociedad más humana, este lunes “El Oficio de Vivir” estará dedicado a las científicas María Eugenia Dios Sanz y Laura Rodríguez Furlán, quienes fueran distinguidas en la Fiesta de los Destacados 2018 de El Diario de la República.

En la categoría Innovación, Dios Sanz y Rodríguez Furlán, ambas investigadoras de la Universidad Nacional de San Luis, lograron un pan rico en proteínas, gracias al uso de la tecnología para trabajar el plasma bovino y hacerlo apto para el consumo humano, quitándole el mal olor y el mal sabor.

María Eugenia y Laura fueron las directoras del proyecto, de un equipo de cinco mujeres, que buscó un buen reemplazo para las proteínas de las carnes rojas y esperan que algún inversor privado lo pueda llevar al mercado. La idea estuvo motivada en el aprovechamiento de un componente de la sangre vacuna de alto valor proteico: el plasma. Por este trabajo, la casa de altos estudios les entregó un premio a la innovación por el agregado de valor.

La directora del proyecto, Rodríguez Furlán, ingeniera en alimentos y la jefa del área de Tecnología de los Alimentos del Conicet, y Dios Sanz, nutricionista, aunaron esfuerzos para poder atender las necesidades de personas que están mal nutridas, un área en la que no solo se incluye a gente de bajos recursos, sino también un problema que puede tratarse de excesos y malos hábitos en el consumo de alimentos.

En la investigación descubrieron que la sangre (que representa el 4 por ciento del peso del bovinos) se usa para alimentación animal o para la elaboración de chacinados, pero en bajas concentraciones, y si eso se multiplicara por la cantidad de cabezas que se faenan en Argentina por año, se genera un gran desperdicio.

Historias como esta, y muchas más, se conocen cada lunes, a las 21 por la pantalla de Canal 13 San Luis. La emisión de “El Oficio de Vivir” estará dedicada a Rodríguez Furlán y Dios Sanz, investigadoras de la UNSL, premio a la innovación.

Cada capítulo es un resumen para que los televidentes conozcan las vicisitudes de quienes pueblan el suelo puntano, en media hora de programa que resume momentos inolvidables en la vida de los protagonistas sanluiseños, y que los espectadores podrán recrear desde las plataformas de Instagram, Facebook y Twitter, con contenidos exclusivos para la web.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

El pan nuestro de cada día

El programa de este lunes está dedicado a María Eugenia Dios Sanz y Laura Rodríguez Furlán, dos científicas puntanas que lograron un pan rico en proteínas, apto para el consumo, desde el plasma bovino.

Las científicas de la UNSL fueron distinguidas en el rubro innovación. 

Porque hay personas que nos enseñan a vivir al aprender de ellos para ser mejores y hacer juntos una sociedad más humana, este lunes “El Oficio de Vivir” estará dedicado a las científicas María Eugenia Dios Sanz y Laura Rodríguez Furlán, quienes fueran distinguidas en la Fiesta de los Destacados 2018 de El Diario de la República.

En la categoría Innovación, Dios Sanz y Rodríguez Furlán, ambas investigadoras de la Universidad Nacional de San Luis, lograron un pan rico en proteínas, gracias al uso de la tecnología para trabajar el plasma bovino y hacerlo apto para el consumo humano, quitándole el mal olor y el mal sabor.

María Eugenia y Laura fueron las directoras del proyecto, de un equipo de cinco mujeres, que buscó un buen reemplazo para las proteínas de las carnes rojas y esperan que algún inversor privado lo pueda llevar al mercado. La idea estuvo motivada en el aprovechamiento de un componente de la sangre vacuna de alto valor proteico: el plasma. Por este trabajo, la casa de altos estudios les entregó un premio a la innovación por el agregado de valor.

La directora del proyecto, Rodríguez Furlán, ingeniera en alimentos y la jefa del área de Tecnología de los Alimentos del Conicet, y Dios Sanz, nutricionista, aunaron esfuerzos para poder atender las necesidades de personas que están mal nutridas, un área en la que no solo se incluye a gente de bajos recursos, sino también un problema que puede tratarse de excesos y malos hábitos en el consumo de alimentos.

En la investigación descubrieron que la sangre (que representa el 4 por ciento del peso del bovinos) se usa para alimentación animal o para la elaboración de chacinados, pero en bajas concentraciones, y si eso se multiplicara por la cantidad de cabezas que se faenan en Argentina por año, se genera un gran desperdicio.

Historias como esta, y muchas más, se conocen cada lunes, a las 21 por la pantalla de Canal 13 San Luis. La emisión de “El Oficio de Vivir” estará dedicada a Rodríguez Furlán y Dios Sanz, investigadoras de la UNSL, premio a la innovación.

Cada capítulo es un resumen para que los televidentes conozcan las vicisitudes de quienes pueblan el suelo puntano, en media hora de programa que resume momentos inolvidables en la vida de los protagonistas sanluiseños, y que los espectadores podrán recrear desde las plataformas de Instagram, Facebook y Twitter, con contenidos exclusivos para la web.

Logín