Escuchá acá la 90.9
X

Eugenia Catalfamo recibió a los titulares de los planes de autoahorro

La senadora nacional por San Luis se reunió con unos 200 afectados por el "tarifazo" en las cuotas de los cero kilómetro.

La reunión a la que convocó ayer (viernes) la senadora nacional por San Luis, María Eugenia Catalfamo, con los titulares de planes de autoahorro, demostró que el conflicto por el sideral aumento de precio que sufrieron las cuotas de los cero kilómetro, no es solo un interés por salvar del embargo a los vehículos de los damnificados. Reflejó también los efectos de la crisis económica que azota al país, las dificultades para subsistir y, principalmente, el abuso cometido por las automotrices y concesionarios en los valores de los automóviles.

La legisladora nacional, junto a su equipo de asesoría legal, recibió a casi 200 puntanos que actualmente tienen serios problemas para continuar pagando sus coches. La propuesta que les acercó fue confeccionar una base de datos con las circunstancias particulares de cada uno y comenzar a delinear un plan para elevar el reclamo al Congreso de la Nación, para su tratamiento en el ámbito legislativo.

"Es una situación sumamente angustiante la que están pasando y que se da por una pésima administración nacional y malas políticas económicas implementadas que hicieron que las cuotas que inicialmente pagaban, por contrato, irían aumentado pero nunca al extremo en que lo hicieron. Es evidente que montos de este tipo no los pueden pagar y hay familias que utilizan los autos para trabajar de transporte o taxis, o simplemente para contar con un vehículo", dijo Catalfamo, durante el encuentro con los autoahorristas que se realizó en el Trinquete Pelota Vasca de la capital, ubicado sobre la calle Ascasubi.

Hasta allí llegaron no solo damnificados de planes de autos de San Luis, sino también desde otras ciudades y localidades como Villa Mercedes, Merlo o Fraga, que arribaron en forma de caravana y con un "bocinazo", una metodología que comenzaron a aplicar hace poco menos de un mes para protestar frente a los concesionarios de los cero kilómetros, a los que señalan como perpetradores de una estafa, camuflada en la famosa "letra chica" contenida en los contratos.

Los damnificados relataron los inconvenientes económicos que los identifican como grupo, a partir de los incesantes "tarifazos" que aplican prácticamente mes a mes las agencias de autos, que en menos de un año aumentaron el precio final de los vehículos entre un 400 y 500 por ciento, con cuotas que llegan a los 17 mil pesos mensuales. Por los exorbitantes valores, muchos de los afectados aseguran que dejaron de pagar servicios como luz y gas, inclusive las patentes de sus coches.

En la misión de llevar las quejas al Parlamento de quienes sufren esa situación -que según los autoconvocados de los planes de ahorro, en la provincia se contabilizan en más de 3 mil, mientras que en el país superan ampliamente el millón- del encuentro con Catalfamo también participó el jefe de Programa Defensa del Consumidor, Alberto Montiel Díaz, como también integrantes de Fiscalía de Estado de la provincia.

"Les quiero aclarar que estamos en el ámbito legislativo, por lo que no tenemos injerencia para darle una solución a este problema, pero sí hacer visible su caso", explicó la senadora a los titulares de los planes de vehículos.

"La situación de todos es alarmante y desesperante porque somos rehenes de los planes perversos de ahorro que quedaron obsoletos, porque a pesar de que fueron creados en la década del setenta las corporaciones automotrices los continúan implementando. Literalmente, es algo que te quita el sueño y hasta las ganas de vivir porque nos quita el 70 por ciento del sueldo, no hay un país en el mundo donde suceda algo similar", dijo Miguel Giordano, coordinador de la caravana que llegó desde Villa Mercedes.

Según los autoahorristas, las automotrices infringen sistemáticamente las leyes, como es la 24.240 de Defensa del Consumidor. "Nuestra intención es que presenten un recurso de amparo para frenar esta verdadera estafa", sostuvo Giordano.
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Eugenia Catalfamo recibió a los titulares de los planes de autoahorro

La senadora nacional por San Luis se reunió con unos 200 afectados por el "tarifazo" en las cuotas de los cero kilómetro.

La legisladora nacional, catalfamo, se comprometió a hacer visible la delicada situación de los autoahorristas. Foto: Marianela Sánchez.

La reunión a la que convocó ayer (viernes) la senadora nacional por San Luis, María Eugenia Catalfamo, con los titulares de planes de autoahorro, demostró que el conflicto por el sideral aumento de precio que sufrieron las cuotas de los cero kilómetro, no es solo un interés por salvar del embargo a los vehículos de los damnificados. Reflejó también los efectos de la crisis económica que azota al país, las dificultades para subsistir y, principalmente, el abuso cometido por las automotrices y concesionarios en los valores de los automóviles.

La legisladora nacional, junto a su equipo de asesoría legal, recibió a casi 200 puntanos que actualmente tienen serios problemas para continuar pagando sus coches. La propuesta que les acercó fue confeccionar una base de datos con las circunstancias particulares de cada uno y comenzar a delinear un plan para elevar el reclamo al Congreso de la Nación, para su tratamiento en el ámbito legislativo.

"Es una situación sumamente angustiante la que están pasando y que se da por una pésima administración nacional y malas políticas económicas implementadas que hicieron que las cuotas que inicialmente pagaban, por contrato, irían aumentado pero nunca al extremo en que lo hicieron. Es evidente que montos de este tipo no los pueden pagar y hay familias que utilizan los autos para trabajar de transporte o taxis, o simplemente para contar con un vehículo", dijo Catalfamo, durante el encuentro con los autoahorristas que se realizó en el Trinquete Pelota Vasca de la capital, ubicado sobre la calle Ascasubi.

Hasta allí llegaron no solo damnificados de planes de autos de San Luis, sino también desde otras ciudades y localidades como Villa Mercedes, Merlo o Fraga, que arribaron en forma de caravana y con un "bocinazo", una metodología que comenzaron a aplicar hace poco menos de un mes para protestar frente a los concesionarios de los cero kilómetros, a los que señalan como perpetradores de una estafa, camuflada en la famosa "letra chica" contenida en los contratos.

Los damnificados relataron los inconvenientes económicos que los identifican como grupo, a partir de los incesantes "tarifazos" que aplican prácticamente mes a mes las agencias de autos, que en menos de un año aumentaron el precio final de los vehículos entre un 400 y 500 por ciento, con cuotas que llegan a los 17 mil pesos mensuales. Por los exorbitantes valores, muchos de los afectados aseguran que dejaron de pagar servicios como luz y gas, inclusive las patentes de sus coches.

En la misión de llevar las quejas al Parlamento de quienes sufren esa situación -que según los autoconvocados de los planes de ahorro, en la provincia se contabilizan en más de 3 mil, mientras que en el país superan ampliamente el millón- del encuentro con Catalfamo también participó el jefe de Programa Defensa del Consumidor, Alberto Montiel Díaz, como también integrantes de Fiscalía de Estado de la provincia.

"Les quiero aclarar que estamos en el ámbito legislativo, por lo que no tenemos injerencia para darle una solución a este problema, pero sí hacer visible su caso", explicó la senadora a los titulares de los planes de vehículos.

"La situación de todos es alarmante y desesperante porque somos rehenes de los planes perversos de ahorro que quedaron obsoletos, porque a pesar de que fueron creados en la década del setenta las corporaciones automotrices los continúan implementando. Literalmente, es algo que te quita el sueño y hasta las ganas de vivir porque nos quita el 70 por ciento del sueldo, no hay un país en el mundo donde suceda algo similar", dijo Miguel Giordano, coordinador de la caravana que llegó desde Villa Mercedes.

Según los autoahorristas, las automotrices infringen sistemáticamente las leyes, como es la 24.240 de Defensa del Consumidor. "Nuestra intención es que presenten un recurso de amparo para frenar esta verdadera estafa", sostuvo Giordano.
 

Logín