24.7°SAN LUIS - Miércoles 25 de Noviembre de 2020

24.7°SAN LUIS - Miércoles 25 de Noviembre de 2020

EN VIVO

Un penitenciario, detenido por intentar matar a un comisario

Todo indica que el guardiacárcel va a argumentar que actuó en legítima defensa, ante una agresión.

Por redacción
| 09 de mayo de 2019
Comisaría 23ª. Esa seccional hizo el sumario por el incidente. Foto: Marianela Sánchez.

Un agente del Servicio Penitenciario Provincial que está detenido por dispararle a un comisario de la Policía puntana va a ser trasladado hoy ante el juez Penal 1, Marcos Flores Leyes: quiere defenderse, mediante una declaración indagatoria, de la imputación de “homicidio en grado de tentativa”.

 

El penitenciario Claudio Sebastián Torres, de 39 años, disparó dos veces contra el auto en el que andaba el comisario Marcelo Ariel Sosa, de 48 años, que lo perseguía porque lo vio andar con su ex pareja, una inspector de la Policía.

 

Sosa es bien conocido en las filas de la fuerza de seguridad, donde lo identifican con el alias de “Caballo Verde”, o “Caballo Verde Chico”, dado que es hijo de un antiguo comisario que tenía ese apodo.

 

La investigación policial que desembocó en la detención e imputación de Torres comenzó con una denuncia que el comisario, que está en disponibilidad desde antes del incidente, hizo el sábado a la noche en la Comisaría 23ª, de la zona sur de la ciudad de San Luis.

 

El policía expuso que esa tarde volvía del autódromo provincial “Rosendo Hernández”, en el Vol-kswagen Vento de un amigo, Federico Lucero, cuando vio a su ex pareja, Paola Elizabeth Chávez, caminando por la esquina de Santa Fe y Río Negro, en dirección a la avenida Juan Gilberto Funes. Él y Chávez convivieron 19 años, tuvieron cuatro hijos y para ese sábado llevaban separados veinte días, por problemas de pareja, expuso Sosa. Le pidió a su amigo que la siguiera.

 

Al llegar a Funes, ella se paró. Su ex comenzó a filmarla con el celular, “para ver si se encontraba con alguien”, admitió en la denuncia. Al rato, vio detenerse un Renault Clio, sin patente, y reconoció al conductor. “Era Claudio Sebastián Torres, que trabaja en el Servicio Penitenciario, a quien conozco desde hace mucho tiempo porque es seguridad en el boliche Aqua”, dijo el comisario.

 

Chávez subió al auto y Sosa y su amigo empezaron a seguirlos. La pareja fue hacia el este, hasta el barrio Campaña del Desierto, y paró frente a un quiosco de la calle Córdoba. Allí, la mujer se dio cuenta de que su ex la seguía.

 

Sosa se acercó al auto y, según él, Torres quiso atropellarlo. Por eso se defendió con un golpe de puño en el vidrio de la ventanilla del conductor.

 

Paola Chávez declaró que su ex pareja directamente atacó el auto de su amigo con un golpe. “Le dije a Claudio que arrancara, porque mi marido algo nos iba a hacer”, afirmó ante la Justicia.

 

La pareja salió a toda velocidad y el comisario Sosa y su amigo la persiguieron en el otro auto. “En varias oportunidades nos tiró el auto encima”, expuso la mujer.

 

El penitenciario y la inspector de Policía lograron llegar a la casa de él, en la zona sur de la ciudad. El ex de ella y su amigo llegaron detrás.

 

Sosa bajó y atacó a pedradas el auto de su rival. Le rompió primero un vidrio de una puerta trasera, después, la luneta, mientras insultaba a su ex y trataba de agredir al guardiacárcel.

 

El padre de Torres salió de la casa y le pidió por favor al comisario que cesara la agresión. Sosa se subió al auto de su amigo. En eso, el penitenciario sacó su arma y disparó dos veces hacia el vehículo del agresor. Uno de los tiros rompió la luneta trasera.

 

Comentá vos tambien...