Escuchá acá la 90.9
X

Homicidio en el barrio Kennedy: cárcel para los hermanos acusados por el crimen

El juez Marcos Flores Leyes procesó a Aldana y Gastón Baudry por "Homicidio doblemente calificado, por ensañamiento y criminis causae", delito penado con prisión perpetua. Además, ordenó otras tres detenciones.

Desde el hallazgo del cuerpo de Jesús Carlos Camargo, el jubilado de 76 años asesinado a golpes en su casa del barrio Kannedy, la Policía y la Justicia se manejaron con total reserva, siempre bajo la excusa de que la divulgación de cualquier detalle podía entorpecer la investigación. Y el pretexto fue fundado, porque a poco más de 24 horas del crimen los investigadores del Departamento Homicidio detuvieron a los dos primeros sospechosos, que son hermanos y esta tarde fueron procesados por "Homicidio doblemente calificado, por ensañamiento y criminis causae", un delito penado con prisión perpetua. Además, trascendió que el juez de la causa,  Marcos Flores Leyes, ordenó otras tres detenciones que podrían concretarse de un momento a otro.

Aldana y Gastón Baudry tienen 20 y 23 años y fueron detenidos el viernes 7 de junio pasado en una casa del barrio 500 Viviendas Nortes de la capital.

Hasta el momento no trascendió qué pruebas hay en su contra, tampoco lo que declararon este martes a la mañana, a horas de vencer el plazo que Flores Leyes tenía para decidir su futuro procesal. En el primer llamado a indagatoria, el domingo 9, ninguno quiso hablar.

La acusación que pesa sobre los Baudry es sumamente grave. A la figura de homicidio Flores Leyes le sumó el agravante del ensañamiento, que significa que los homicidas prolongaron el sufrimiento de la víctima innecesariamente, ya que la autopsia demostró una golpiza salvaje, sectorizada principalmente en el cráneo del hombre, y también la calificación de criminis causae, que refiere a la comisión de un delito, en el este caso el asesinato, para ocultar otro, según la hipótesis de los investigadores, un presunto robo.

Los hermanos fueron notificados del procesamiento poco antes de las 18 y serían trasladados al penal en cuestión de horas.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Homicidio en el barrio Kennedy: cárcel para los hermanos acusados por el crimen

El juez Marcos Flores Leyes procesó a Aldana y Gastón Baudry por "Homicidio doblemente calificado, por ensañamiento y criminis causae", delito penado con prisión perpetua. Además, ordenó otras tres detenciones.

Los hermanos Baudry la tarde de este miércoles, a punto de entrar al juzgado Penal 1. Foto: Nicolás Varvara.

Desde el hallazgo del cuerpo de Jesús Carlos Camargo, el jubilado de 76 años asesinado a golpes en su casa del barrio Kannedy, la Policía y la Justicia se manejaron con total reserva, siempre bajo la excusa de que la divulgación de cualquier detalle podía entorpecer la investigación. Y el pretexto fue fundado, porque a poco más de 24 horas del crimen los investigadores del Departamento Homicidio detuvieron a los dos primeros sospechosos, que son hermanos y esta tarde fueron procesados por "Homicidio doblemente calificado, por ensañamiento y criminis causae", un delito penado con prisión perpetua. Además, trascendió que el juez de la causa,  Marcos Flores Leyes, ordenó otras tres detenciones que podrían concretarse de un momento a otro.

Aldana y Gastón Baudry tienen 20 y 23 años y fueron detenidos el viernes 7 de junio pasado en una casa del barrio 500 Viviendas Nortes de la capital.

Hasta el momento no trascendió qué pruebas hay en su contra, tampoco lo que declararon este martes a la mañana, a horas de vencer el plazo que Flores Leyes tenía para decidir su futuro procesal. En el primer llamado a indagatoria, el domingo 9, ninguno quiso hablar.

La acusación que pesa sobre los Baudry es sumamente grave. A la figura de homicidio Flores Leyes le sumó el agravante del ensañamiento, que significa que los homicidas prolongaron el sufrimiento de la víctima innecesariamente, ya que la autopsia demostró una golpiza salvaje, sectorizada principalmente en el cráneo del hombre, y también la calificación de criminis causae, que refiere a la comisión de un delito, en el este caso el asesinato, para ocultar otro, según la hipótesis de los investigadores, un presunto robo.

Los hermanos fueron notificados del procesamiento poco antes de las 18 y serían trasladados al penal en cuestión de horas.

Logín