SAN LUIS - Domingo 07 de Agosto de 2022

SAN LUIS - Domingo 07 de Agosto de 2022

EN VIVO

Caso Camargo: una testigo dio detalles del lugar del crimen

Dijo que había salpicaduras de sangre  en el techo de la vivienda y huellas de diferentes calzados.

Por Sofia Ortiz
| 17 de marzo de 2022
Testigo. Correa Cabrera, taxista y amigo de Aldana Baudry, dijo que llevó a los imputados a una estación de servicio. Foto: Héctor Portela.

Micaela Zuñiga, una joven que fue testigo de las pericias que realizó la Policía en la vivienda de Carlos Jesús Camargo el día de su asesinato, aseguró que en el lugar había salpicaduras de sangre hasta en el techo. Indicó que vio el cuerpo de la víctima tirado en el piso del living y que estaba muy golpeado. Por esos detalles, su testimonio fue uno de los más relevantes que se escuchó este miércoles en una audiencia en la que declararon 11 personas. Para este jueves, se espera que declare la última testigo y que las partes produzcan sus alegatos para que luego la Cámara del Crimen 1 dé el veredicto.

 

Zuñiga también mencionó que en la vivienda los investigadores realizaron pericias sobre varias pisadas que hallaron afuera de la morada. Resaltó que le consta que eran diferentes porque no tenían las mismas medidas y porque habían sido hechas con distintos calzados.

 

En la audiencia también declararon Maximiliano Correa

 

Cabrera y Cristian Garrido Díaz, dos testigos ofrecidos por el abogado Héctor Zavala Agüero, quien representa a los hermanos Gastón y Aldana Baudry. El primero de ellos contó que era taxista y que el día que sucedió el homicidio de Camargo, Aldana le escribió desde el celular de una amiga que tenían en común y le pidió que fuera a la casa de ella porque necesitaba hacer un viaje. Recordó que fue hasta allí entre las 22:30 y las 23 y que estuvo con ella unos 15 o 20 minutos en la vereda, hasta que en una camioneta llegaron Gonzalo Fenoglio, Yésica Villegas, Kevin Calderón y la hermana menor de Aldana.

 

Según el taxista, Aldana ingresó con sus familiares a la casa, donde hablaron por unos minutos. Dijo que cuando salieron le pidieron que los llevara a una estación de servicio. Aseguró que él notó que algo raro sucedía, pero que de igual manera hizo el viaje. Dijo que llegaron a destino y que allí Aldana bajó y subió a otro vehículo, en el que no estuvo más de cinco minutos, y luego regresó al taxi. Luego le pidieron que los llevara a otro lugar, pero como temía terminar involucrado en alguna situación rara, les dijo que no podía y volvió a llevarlos a la casa de Aldana. Desde ese momento no supo nada más de ellos. Posteriormente se enteró del asesinato del anciano. Reveló que la amiga que tenían en común y la hermana menor de Aldana se contactaron con él a través de Facebook, y que no les respondió. A quien sí le contestó fue al abogado Zavala Agüero, quien le comentó que iba a ser citado para declarar. El joven viajó ayer desde Villa Dolores, en donde vive actualmente, para dar su testimonio.

 

Luego declaró Garrido Díaz. Él lo hizo conectado a través del sistema Cisco Webex, dado que está alojado en el Servicio Penitenciario Provincial. Contó que el día del hecho estuvo en la casa de Aldana con ella desde aproximadamente las 22:30 hasta las 00:15, cuando fue a la vuelta, a la casa de su novia. Dijo que allí, en lo de su pareja, estuvo alrededor de media hora, hasta que Villegas llegó con su hija menor, Fenoglio y Calderón a buscarlo para que la ayudara a vender un revólver calibre 22 y unas cañas de pescar que había conseguido.

 

Recordó que junto a ellos fue hasta la casa de Villegas y que allí estaba Aldana junto a un chico llamado Maxi (en referencia al taxista). Señaló que desde ahí salieron en la camioneta de Fenoglio hacia un domicilio de la calle Chubut, donde intentaron vender el arma pero no lo lograron. Mencionó que él se enteró del crimen unos dos días después, cuando la Policía fue a su casa a entrevistarlo.

 

El resto de los testigos que declararon ayer son en su mayoría vecinos de la víctima, que aseguraron que ninguno vio lo que sucedió, sino que se enteraron por comentarios de otros vecinos de que a Camargo lo habían asesinado. Varios de ellos dijeron que les constaba que Villegas y sus hijos tenían trato con la víctima.

 

Para hoy se espera que declare la madre de Yésica Villegas, quien tiene domicilio al lado de la casa de Camargo. La mujer está en Córdoba, pero llegaría hoy a la provincia. Luego de su testimonio, está previsto que la fiscal de Cámara 1, Virginia Palacios; el abogado Héctor Zavala Agüero, quien representa a los hermanos Baudry; el abogado Juan Domingo Olariaga, quien defiende a Kevin Calderón; Víctor Endeiza, quien representa a Gonzalo Fenoglio, y el defensor de Cámara, Esteban Sala, quien defiende a Yésica Villegas, brinden sus alegatos.

 

Todos los imputados llegaron a debate con prisión preventiva y con un pedido de condena a prisión perpetua formulado por la fiscal de Instrucción, Eugenia Zabala Chacur.

 

Comentá vos tambien...