Escuchá acá la 90.9
X

Bitrenes, la política puntana que traspasa las fronteras

Juan Luna

Más choferes llegaron desde el país vecino a formarse en la Escuela de Manejo Bitrenes (E.Ma.Bi.) provincial, atraídos por el nivel pedagógico de las clases.

En el deporte, los uruguayos son conocidos por su sangre caliente, ese fervor que los condujo a llevarse el mundo por delante y enfrentar los obstáculos, por más grandes que sean. Sin embargo, en el ámbito del transporte los del país vecino parecen venir a recargarse de esa fuerza y empuje a San Luis, que no será charrúa pero que igual tiene la "garra" necesaria para ser pionero.

Cada vez hay más conductores que vienen del otro lado de la frontera a capacitarse en la Escuela de Manejo de Bitrenes (E.Ma.Bi.) del Gobierno de la Provincia, un centro de capacitación que no tiene réplicas ni de este ni del otro lado del Río de la Plata.

Como si eso fuera poco, algunos representantes del gobierno uruguayo organizaron un viaje a suelo puntano para recorrer la Agrozal y conocer la experiencia de la provincia con este tipo de vehículos de carga, que con persistencia han sabido abrir un camino en contra de políticas nacionales que miraban para otro lado.

Desde el interior argentino también son cada vez más las empresas que miran con buenos ojos al centro de capacitación para formar a sus choferes y que apuestan a contar con un bitren dentro de su parque automotor.

Así, sin prisa pero sin pausa, la Secretaría de Estado de San Luis Logística sigue adelante con un proyecto que de a poco adquiere tintes internacionales.

La décima

A comienzos de mayo, la E.Ma.Bi. organizó el décimo curso de su historia. Desde que fue inaugurada en mayo de 2017, por las clases fueron pasando conductores de distintas empresas para formarse en el manejo de estos camiones que tienen dos remolques que están conectados entre sí por un plato de enganche, que son más grandes, más largos y pueden transportar más carga.

La formación que ofrece es un 50% teórica y un 50% práctica. Comienzan desde los fundamentos básicos del vehículo, avanzan sobre un manejo racional y repasan el aspecto legal y normativo de estos transportes en el país. Luego se enfrentan al volante. "Se les enseña  cómo son las maniobras, cómo dar marcha atrás, cómo enganchar y desenganchar, entre otras cosas”, ejemplificó Salvador Zanglá, quien representa a la empresa Scania Argentina entre los instructores, que también provienen de Cementos Avellaneda, BrAle Consulting, Transportes y Servicios Agropecuarios (TSA), Colven y la propia San Luis Logística.

A fines del año pasado, la escuela cumplió uno de sus primeros hitos: entregó el carnet número 100 entre sus egresados. Pero fueron por más y hace unas semanas, recibieron a otros siete conductores que ayudaron a superar esa cifra redonda y a darle continuidad a un proyecto que cada vez toma más vuelo.

“Este ha sido un proceso de mejora continua, en el que nos hemos ido acomodando y superando la forma en que damos las clases, desde que empezamos con los primeros cursos a estos últimos”, valoró Zanglá.

Durante cuatro días en el Parque La Pedrera, dos alumnos de Misiones, uno de Río Cuarto y uno de San Luis, más tres que llegaron de Uruguay aprendieron sobre bitrenes y accedieron a la credencial de manejo, provenientes de empresas con un surtido de actividades: madera, cereal y áridos a granel, entre otros.

No es la primera vez que llegan profesionales de la conducción desde la Banda Oriental. “Esta es nuestra segunda participación en el curso, lo conocimos el año pasado y debido a la calidad, el nivel pedagógico y académico que tiene, decidimos volver a participar con otros integrantes de la compañía”, contó Mauro Real de Azúa, gerente de Infraestructura Logística de la empresa UPM Forestal Oriental.

La firma se dedica a la producción de madera de eucaliptus para la industria de celulosa y cuentan con un gran parque automotor para transportar sus productos. Seis de sus choferes ya habían hecho el curso y ahora llegaron tres más, incluido Real de Azúa. “A pesar de la distancia, vale muchísimo la pena venir. Allá no hay algo así, y esa es una de las cosas que nos gustaría trabajar en cooperación con la provincia para ver si en algún momento podemos tener algo parecido en Uruguay”, contó.

Que en todo Uruguay no haya ningún centro de capacitación a pesar de que la legislación está mucho más avanzada, muestra la visión que tuvo San Luis respecto al futuro del bitren.

Porque mientras batalla para lograr la legislación que permita la circulación definitiva de los bitrenes por las rutas nacionales, se ocupó también de difundir las virtudes de estos transportes y capacitar a quienes tienen la tarea de conducirlos.

De hecho, el gerente de UPM contó que su empresa cuenta con 26 bitrenes propios y ya están trabajando para lograr la autorización de los tritrenes, pero lo que les falta es un centro de formación para los choferes.

Y al igual que todos los que han podido conocer la tecnología de este tipo de transportes, resaltó las ventajas que tienen por sobre un camión de acoplado tradicional: “Producen un menor desgaste de los pavimentos, tienen menor consumo de combustible por tonelada transportada y generan menor emisión de dióxido de carbono, por lo que es más amigable con el medio ambiente”, enumeró de memoria.

Pero también desde otras partes del país ya conocen la experiencia puntana y valoran el trabajo de la provincia. Los jóvenes Mariano Kaiser y César Piris, por ejemplo, llegaron desde Misiones para tener su propio carnet y quedaron sorprendidos por lo moderno que son los bitrenes y también por el nivel de la formación.

Piris confesó que la primera vez que se enfrentó al volante de estos camiones lo primero que notó fue la diferencia en las dimensiones y en los diámetros de giro, “pero la seguridad es excelente y son mucho más cómodos”, opinó. Su compañero resaltó la calidad de la E.Ma.Bi., que les permitió enfrentarse a un transporte totalmente nuevo para ellos sin el menor temor. “Nosotros estamos permanentemente en capacitaciones, pero este curso es mucho más de lo que me esperaba. Es instructivo, muy claro”, valoró.

“Estos camiones están al tope en tecnología a nivel mundial, en sistemas de remolque, de frenos, estabilidad, por lo que el chofer tiene que estar al tanto de esa tecnología que está usando. Cuando la conoce, le puede sacar el mejor provecho a la unidad, en eficiencia y consumo. Lo que buscamos es que el chofer no padezca un camión grande, sino que lo disfrute, que su día de trabajo sea más aliviado”, explicó Zanglá.

La última parte del curso fue una evaluación, donde cada alumno completó un circuito delimitado en el autódromo de La Pedrera. Con los nuevos egresados, la E.Ma.Bi. sigue sumando choferes capacitados a las rutas argentinas, y los conductores elevan la calidad de una profesión que es clave para toda la economía argentina, más allá del rubro.

Intercambio de experiencias

Esa visión fue la que atrajo a funcionarios del gobierno uruguayo hasta la provincia. Juan Pablo Barbier, de la Dirección Nacional de Transporte, y Rodolfo Gutiérrez, de la Dirección Nacional de Vialidad, ambos ingenieros del Ministerio de Transporte y Obras Públicas de la República Oriental de Uruguay, fueron los que visitaron San Luis y se reunieron con Sebastián Lavandeira, quien está a cargo de la Secretaría, y su equipo.

“Queremos vincularnos y trabajar en conjunto, que sea algo recíproco, ellos buscan copiar la política de bitrenes que tenemos y nosotros lo nuevo en esta tecnología relacionada a los tritrenes, algo que ya están empezando a trabajar para implementar allá”, dijo Lavandeira luego del encuentro.

Los funcionarios también realizaron algunas pruebas al volante en campos de la zona de La Cumbre. “Se llevan más que una experiencia y como provincia nos sentimos orgullosos de que vengan a conocer cómo trabajamos, este es un gran proyecto gubernamental porque se invierte en plataformas logísticas para la industria y el agro, y además se capacita a los choferes, lo que genera una profesionalización al oficio”, agregó Lavandeira.

Uno de los que acompañó la recorrida fue el ex gerente de Ingeniería de Scania, Guillermo Hughes, quien ha trabajado en la implementación de los bitrenes. “Estamos viendo las posibilidades de introducir camiones con mayor capacidad de carga y productividad, Uruguay ya hizo unas pruebas, era importante venir a San Luis porque son líderes en el uso de vehículos de alto rendimiento, tienen los bitrenes circulando en las rutas, tienen la Escuela de Manejo, y no hay en otra parte de la Argentina un crecimiento tan grande como el que han realizado, por eso buscamos y queremos aprovechar estas cosas para poder ayudar a los colegas de Uruguay”, cerró el profesional.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Bitrenes, la política puntana que traspasa las fronteras

Más choferes llegaron desde el país vecino a formarse en la Escuela de Manejo Bitrenes (E.Ma.Bi.) provincial, atraídos por el nivel pedagógico de las clases.

Buen material. Los bitrenes de las empresas puntanas esperan por los alumnos para hacer las prácticas de manejo en La Pedrera.

En el deporte, los uruguayos son conocidos por su sangre caliente, ese fervor que los condujo a llevarse el mundo por delante y enfrentar los obstáculos, por más grandes que sean. Sin embargo, en el ámbito del transporte los del país vecino parecen venir a recargarse de esa fuerza y empuje a San Luis, que no será charrúa pero que igual tiene la "garra" necesaria para ser pionero.

Cada vez hay más conductores que vienen del otro lado de la frontera a capacitarse en la Escuela de Manejo de Bitrenes (E.Ma.Bi.) del Gobierno de la Provincia, un centro de capacitación que no tiene réplicas ni de este ni del otro lado del Río de la Plata.

Como si eso fuera poco, algunos representantes del gobierno uruguayo organizaron un viaje a suelo puntano para recorrer la Agrozal y conocer la experiencia de la provincia con este tipo de vehículos de carga, que con persistencia han sabido abrir un camino en contra de políticas nacionales que miraban para otro lado.

Desde el interior argentino también son cada vez más las empresas que miran con buenos ojos al centro de capacitación para formar a sus choferes y que apuestan a contar con un bitren dentro de su parque automotor.

Así, sin prisa pero sin pausa, la Secretaría de Estado de San Luis Logística sigue adelante con un proyecto que de a poco adquiere tintes internacionales.

La décima

A comienzos de mayo, la E.Ma.Bi. organizó el décimo curso de su historia. Desde que fue inaugurada en mayo de 2017, por las clases fueron pasando conductores de distintas empresas para formarse en el manejo de estos camiones que tienen dos remolques que están conectados entre sí por un plato de enganche, que son más grandes, más largos y pueden transportar más carga.

La formación que ofrece es un 50% teórica y un 50% práctica. Comienzan desde los fundamentos básicos del vehículo, avanzan sobre un manejo racional y repasan el aspecto legal y normativo de estos transportes en el país. Luego se enfrentan al volante. "Se les enseña  cómo son las maniobras, cómo dar marcha atrás, cómo enganchar y desenganchar, entre otras cosas”, ejemplificó Salvador Zanglá, quien representa a la empresa Scania Argentina entre los instructores, que también provienen de Cementos Avellaneda, BrAle Consulting, Transportes y Servicios Agropecuarios (TSA), Colven y la propia San Luis Logística.

A fines del año pasado, la escuela cumplió uno de sus primeros hitos: entregó el carnet número 100 entre sus egresados. Pero fueron por más y hace unas semanas, recibieron a otros siete conductores que ayudaron a superar esa cifra redonda y a darle continuidad a un proyecto que cada vez toma más vuelo.

“Este ha sido un proceso de mejora continua, en el que nos hemos ido acomodando y superando la forma en que damos las clases, desde que empezamos con los primeros cursos a estos últimos”, valoró Zanglá.

Durante cuatro días en el Parque La Pedrera, dos alumnos de Misiones, uno de Río Cuarto y uno de San Luis, más tres que llegaron de Uruguay aprendieron sobre bitrenes y accedieron a la credencial de manejo, provenientes de empresas con un surtido de actividades: madera, cereal y áridos a granel, entre otros.

No es la primera vez que llegan profesionales de la conducción desde la Banda Oriental. “Esta es nuestra segunda participación en el curso, lo conocimos el año pasado y debido a la calidad, el nivel pedagógico y académico que tiene, decidimos volver a participar con otros integrantes de la compañía”, contó Mauro Real de Azúa, gerente de Infraestructura Logística de la empresa UPM Forestal Oriental.

La firma se dedica a la producción de madera de eucaliptus para la industria de celulosa y cuentan con un gran parque automotor para transportar sus productos. Seis de sus choferes ya habían hecho el curso y ahora llegaron tres más, incluido Real de Azúa. “A pesar de la distancia, vale muchísimo la pena venir. Allá no hay algo así, y esa es una de las cosas que nos gustaría trabajar en cooperación con la provincia para ver si en algún momento podemos tener algo parecido en Uruguay”, contó.

Que en todo Uruguay no haya ningún centro de capacitación a pesar de que la legislación está mucho más avanzada, muestra la visión que tuvo San Luis respecto al futuro del bitren.

Porque mientras batalla para lograr la legislación que permita la circulación definitiva de los bitrenes por las rutas nacionales, se ocupó también de difundir las virtudes de estos transportes y capacitar a quienes tienen la tarea de conducirlos.

De hecho, el gerente de UPM contó que su empresa cuenta con 26 bitrenes propios y ya están trabajando para lograr la autorización de los tritrenes, pero lo que les falta es un centro de formación para los choferes.

Y al igual que todos los que han podido conocer la tecnología de este tipo de transportes, resaltó las ventajas que tienen por sobre un camión de acoplado tradicional: “Producen un menor desgaste de los pavimentos, tienen menor consumo de combustible por tonelada transportada y generan menor emisión de dióxido de carbono, por lo que es más amigable con el medio ambiente”, enumeró de memoria.

Pero también desde otras partes del país ya conocen la experiencia puntana y valoran el trabajo de la provincia. Los jóvenes Mariano Kaiser y César Piris, por ejemplo, llegaron desde Misiones para tener su propio carnet y quedaron sorprendidos por lo moderno que son los bitrenes y también por el nivel de la formación.

Piris confesó que la primera vez que se enfrentó al volante de estos camiones lo primero que notó fue la diferencia en las dimensiones y en los diámetros de giro, “pero la seguridad es excelente y son mucho más cómodos”, opinó. Su compañero resaltó la calidad de la E.Ma.Bi., que les permitió enfrentarse a un transporte totalmente nuevo para ellos sin el menor temor. “Nosotros estamos permanentemente en capacitaciones, pero este curso es mucho más de lo que me esperaba. Es instructivo, muy claro”, valoró.

“Estos camiones están al tope en tecnología a nivel mundial, en sistemas de remolque, de frenos, estabilidad, por lo que el chofer tiene que estar al tanto de esa tecnología que está usando. Cuando la conoce, le puede sacar el mejor provecho a la unidad, en eficiencia y consumo. Lo que buscamos es que el chofer no padezca un camión grande, sino que lo disfrute, que su día de trabajo sea más aliviado”, explicó Zanglá.

La última parte del curso fue una evaluación, donde cada alumno completó un circuito delimitado en el autódromo de La Pedrera. Con los nuevos egresados, la E.Ma.Bi. sigue sumando choferes capacitados a las rutas argentinas, y los conductores elevan la calidad de una profesión que es clave para toda la economía argentina, más allá del rubro.

Intercambio de experiencias

Esa visión fue la que atrajo a funcionarios del gobierno uruguayo hasta la provincia. Juan Pablo Barbier, de la Dirección Nacional de Transporte, y Rodolfo Gutiérrez, de la Dirección Nacional de Vialidad, ambos ingenieros del Ministerio de Transporte y Obras Públicas de la República Oriental de Uruguay, fueron los que visitaron San Luis y se reunieron con Sebastián Lavandeira, quien está a cargo de la Secretaría, y su equipo.

“Queremos vincularnos y trabajar en conjunto, que sea algo recíproco, ellos buscan copiar la política de bitrenes que tenemos y nosotros lo nuevo en esta tecnología relacionada a los tritrenes, algo que ya están empezando a trabajar para implementar allá”, dijo Lavandeira luego del encuentro.

Los funcionarios también realizaron algunas pruebas al volante en campos de la zona de La Cumbre. “Se llevan más que una experiencia y como provincia nos sentimos orgullosos de que vengan a conocer cómo trabajamos, este es un gran proyecto gubernamental porque se invierte en plataformas logísticas para la industria y el agro, y además se capacita a los choferes, lo que genera una profesionalización al oficio”, agregó Lavandeira.

Uno de los que acompañó la recorrida fue el ex gerente de Ingeniería de Scania, Guillermo Hughes, quien ha trabajado en la implementación de los bitrenes. “Estamos viendo las posibilidades de introducir camiones con mayor capacidad de carga y productividad, Uruguay ya hizo unas pruebas, era importante venir a San Luis porque son líderes en el uso de vehículos de alto rendimiento, tienen los bitrenes circulando en las rutas, tienen la Escuela de Manejo, y no hay en otra parte de la Argentina un crecimiento tan grande como el que han realizado, por eso buscamos y queremos aprovechar estas cosas para poder ayudar a los colegas de Uruguay”, cerró el profesional.

Logín