eldiariodelarepublica.com
Vecinos de la "ex Aduana" reclamaron por servicios

Escuchá acá la 90.9
X

Vecinos de la "ex Aduana" reclamaron por servicios

La Municipalidad se comprometió a extender la red de provisión de agua y    a instalar luminarias.

Vecinos del barrio La Vecindad, más conocido como “la ex Aduana” reclamaron este lunes frente al edificio municipal de la capital para pedir por servicios básicos de agua potable, alumbrado y recolección de residuos. Las 47 familias que viven en la zona ubicada a metros del Puente Blanco, hace por lo menos cuatro años, fueron escuchadas por la Comuna, que se comprometió a empezar este martes con las tareas de instalación.

“Estamos legalmente reconocidos por un censo de nivel nacional de barrios populares del Anses. Tenemos emitidos certificados de vivienda familiar, que dicen que podemos acceder a un domicilio, a la red de energía eléctrica y a agua corriente, entre otros servicios como el transporte, la recolección de residuos, las cloacas y el gas natural”, enumeró Yésica Guzmán, una de las vecinas que se manifestó con pancartas frente al edificio municipal.

“Estamos exigiendo una respuesta y pedimos derechos. No podemos seguir viviendo en la clandestinidad porque entendemos que, viviendo así, siempre alguien muere”, remarcó. Según describió la vecina, y tal como pudo comprobar El Diario de la República en su visita al barrio, las carencias son múltiples.

Tanto el agua como la electricidad son de conexiones clandestinas de otros barrios, siendo el más próximo el Tibiletti. Los “postes” son maderas clavadas una sobre otra y están apenas a dos metros de altura. Las “casas” son de material precario: cañas, nylon y barro y se asientan sobre un antiguo edificio que tiene sus vigas de hierro torcido.

 

“Varias veces nos han llevado camiones de agua, pero no se puede consumir. En su momento, le presentamos una nota al director de SerBa, César Cabrera. Nos dijo que nos iba a dar una solución y que íbamos a tener la red de agua potable, y todavía estamos esperando”, recordó.

Los problemas no irían solamente por el lado del agua. La basura y el descuido de la vegetación son notorios. “No hay recolección de residuos. Hay un contenedor que lo vacían una vez al mes; no hay limpieza. Tenemos árboles alrededor de las casas y varias veces se han caído ramas completas en los techos y las hemos sacado nosotros”, describió.

Un problema adicional viene de la mano de la falta de iluminación. Otra vecina, que prefirió no dar su nombre, indicó que es común que delincuentes de otros barrios ingresen a La Vecindad para resguardarse de la Policía. “Al no tener una iluminación pública, no sabemos quién entra y quién no”, aseguró.

Guzmán afirmó que viven ancianos en el barrio y que, más allá que parte de los manifestantes comenzó a vivir hace cuatro años allí, algunos habitantes datan de hace 16. Asimismo, calculan que viven 97 menores de edad.

 

La respuesta del Municipio

Por la mañana fueron atendidos por Francisco Petrino. Pero la reunión no habría terminado en buenos términos. “Nos dijo que era extorsivo lo que estábamos haciendo y que ante estas extorsiones no iban a dar la cara. Nos tiró la nota que presentamos en la cara”, aseguró la vecina. El secretario prefirió no hablar con El Diario.

Carlos Ponce, secretario de Servicios Públicos, parece haberlos tratado mejor. “Hemos logrado un entendimiento”, sostuvo a minutos de las dos de la tarde, luego de un segundo encuentro de las autoridades municipales con el grupo de vecinos, de la que participó también "Charo" Domeniconi, coordinadora general. “Les pedí disculpas. Habíamos recibido algunas solicitudes y la verdad que no hemos podido darles respuestas”, admitió el hermano del intendente.

En primer lugar, Ponce dijo que se hará una comisión vecinal para representar al barrio. Y, en segundo lugar aseveró que hoy comenzarán con la limpieza de la zona, seguida por la ampliación de la red de agua potable, luminarias y puntos de recolección de basura en el transcurso de esta semana y la próxima.

“Ellos planteaban la mejora de la red de agua potable, que es bastante básica. Hay sectores que todavía no tienen ese servicio, así que me comprometo, durante el día de mañana (por este martes), a programar las tareas. Las mejoras serían en el transcurso de la semana que viene”, explicó.

Sobre la basura adelantó que mejorarán el recorrido sobre calle Catamarca en esta semana; y, en cuanto al alumbrado, dijo que para el fin de semana “ya podremos tener los primeros puntos de luz”. Calculó que en ocho días finalizarán con la instalación, para más adelante comenzar a “estudiar” la instalación de red cloacal y la ejecución de cordones y calles.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Vecinos de la "ex Aduana" reclamaron por servicios

La Municipalidad se comprometió a extender la red de provisión de agua y    a instalar luminarias.

Protesta. Fue por la mañana frente al municipio. Finalmente, fueron recibidos por las autoridades. Foto: Nicolás Varvara.

Vecinos del barrio La Vecindad, más conocido como “la ex Aduana” reclamaron este lunes frente al edificio municipal de la capital para pedir por servicios básicos de agua potable, alumbrado y recolección de residuos. Las 47 familias que viven en la zona ubicada a metros del Puente Blanco, hace por lo menos cuatro años, fueron escuchadas por la Comuna, que se comprometió a empezar este martes con las tareas de instalación.

“Estamos legalmente reconocidos por un censo de nivel nacional de barrios populares del Anses. Tenemos emitidos certificados de vivienda familiar, que dicen que podemos acceder a un domicilio, a la red de energía eléctrica y a agua corriente, entre otros servicios como el transporte, la recolección de residuos, las cloacas y el gas natural”, enumeró Yésica Guzmán, una de las vecinas que se manifestó con pancartas frente al edificio municipal.

“Estamos exigiendo una respuesta y pedimos derechos. No podemos seguir viviendo en la clandestinidad porque entendemos que, viviendo así, siempre alguien muere”, remarcó. Según describió la vecina, y tal como pudo comprobar El Diario de la República en su visita al barrio, las carencias son múltiples.

Tanto el agua como la electricidad son de conexiones clandestinas de otros barrios, siendo el más próximo el Tibiletti. Los “postes” son maderas clavadas una sobre otra y están apenas a dos metros de altura. Las “casas” son de material precario: cañas, nylon y barro y se asientan sobre un antiguo edificio que tiene sus vigas de hierro torcido.

 

“Varias veces nos han llevado camiones de agua, pero no se puede consumir. En su momento, le presentamos una nota al director de SerBa, César Cabrera. Nos dijo que nos iba a dar una solución y que íbamos a tener la red de agua potable, y todavía estamos esperando”, recordó.

Los problemas no irían solamente por el lado del agua. La basura y el descuido de la vegetación son notorios. “No hay recolección de residuos. Hay un contenedor que lo vacían una vez al mes; no hay limpieza. Tenemos árboles alrededor de las casas y varias veces se han caído ramas completas en los techos y las hemos sacado nosotros”, describió.

Un problema adicional viene de la mano de la falta de iluminación. Otra vecina, que prefirió no dar su nombre, indicó que es común que delincuentes de otros barrios ingresen a La Vecindad para resguardarse de la Policía. “Al no tener una iluminación pública, no sabemos quién entra y quién no”, aseguró.

Guzmán afirmó que viven ancianos en el barrio y que, más allá que parte de los manifestantes comenzó a vivir hace cuatro años allí, algunos habitantes datan de hace 16. Asimismo, calculan que viven 97 menores de edad.

 

La respuesta del Municipio

Por la mañana fueron atendidos por Francisco Petrino. Pero la reunión no habría terminado en buenos términos. “Nos dijo que era extorsivo lo que estábamos haciendo y que ante estas extorsiones no iban a dar la cara. Nos tiró la nota que presentamos en la cara”, aseguró la vecina. El secretario prefirió no hablar con El Diario.

Carlos Ponce, secretario de Servicios Públicos, parece haberlos tratado mejor. “Hemos logrado un entendimiento”, sostuvo a minutos de las dos de la tarde, luego de un segundo encuentro de las autoridades municipales con el grupo de vecinos, de la que participó también "Charo" Domeniconi, coordinadora general. “Les pedí disculpas. Habíamos recibido algunas solicitudes y la verdad que no hemos podido darles respuestas”, admitió el hermano del intendente.

En primer lugar, Ponce dijo que se hará una comisión vecinal para representar al barrio. Y, en segundo lugar aseveró que hoy comenzarán con la limpieza de la zona, seguida por la ampliación de la red de agua potable, luminarias y puntos de recolección de basura en el transcurso de esta semana y la próxima.

“Ellos planteaban la mejora de la red de agua potable, que es bastante básica. Hay sectores que todavía no tienen ese servicio, así que me comprometo, durante el día de mañana (por este martes), a programar las tareas. Las mejoras serían en el transcurso de la semana que viene”, explicó.

Sobre la basura adelantó que mejorarán el recorrido sobre calle Catamarca en esta semana; y, en cuanto al alumbrado, dijo que para el fin de semana “ya podremos tener los primeros puntos de luz”. Calculó que en ocho días finalizarán con la instalación, para más adelante comenzar a “estudiar” la instalación de red cloacal y la ejecución de cordones y calles.

Logín