eldiariodelarepublica.com
Ianina Zanazzi, única en su categoría

Escuchá acá la 90.9
X

Ianina Zanazzi, única en su categoría

La piloto de Chacabuco analizó su presente en el TC Pista Mouras. Maneja un Chevrolet que prepara el DRS Team y este fin de semana correrá en el circuito de Río Cuarto.

Ianina Zanazzi, volvió al ruedo y atraviesa un gran momento. En la actualidad, la piloto de 37 años nacida en Chacabuco compite en TC Pista Mouras, con el Chevrolet del equipo que dirige Román Jacobo, DRS Team.

En lo que fue una amena charla que brindó a la radio de Campeones, la piloto confió: "Le estoy muy agradecida al equipo, confían en mí; ponen todo a disposición así que en breve estaremos peleando adelante. El mundo del TC tiene una pasión increíble. Si bien hay rivalidad entre las distintas marcas, nunca hay problemas y está bueno porque se respeta la pasión y gustos de cada uno".

"El automovilismo tiene eso de lindo. Que se integren hombres y mujeres y de esa diversidad uno se va enriqueciendo y aprendiendo", agregó sobre cómo se comporta el público de cada marca, en cada escenario de nuestro automovilismo, con los pilotos.

Al repasar aquellos primeros años en el automovilismo, en las Fórmulas Renault y Súper Renault, categoría en la que consiguió ganar por primera vez en Río Cuarto, el 20 de junio de 1999, Zanazzi señaló que afronta esta etapa de su campaña con alegría y aprendizaje.

"Estoy muy feliz en esta nueva etapa, porque siento que puedo aprender muchísimo", destaca quien se mide con pilotos adolescentes como Otto Fritzler o Ian Reutemann. "Son unos maleducados", agrega jocosamente sobre cómo se preparan y corren en cada fecha de TC Pista Mouras.

Tras un comienzo difícil, Ianina fue trabajando en su estilo de conducción para maniobrar mejor con un auto de TC. "En las primeras carreras renegué bastante. Hay avances muy positivos y muy buenos, como el estar a 1'3/10 del primero. Vamos por el buen camino, porque sabíamos que es una categoría competitiva y esto es un proceso", indicó.

La atención de su auto cuenta con la puesta a punto en el chasis de Fabián Fuentes y la motorización de José María Garavano. "Estoy aprendiendo mucho en la parte técnica, porque para un piloto es fundamental. Si uno sabe cómo funciona y en dónde tocar en lo aerodinámico, se puede conseguir un mejor resultado".

"Hoy la diferencia para el piloto, está en tener la capacidad de adaptar el auto lo más rápido posible a la condición de pista o a los neumáticos, que es muy variada. Estoy enriqueciendo mi conocimiento en la parte técnica", indicó.

"Trato de aprovechar cuando me hacen una nota para hacer conocida la actividad y el esfuerzo que hacemos los pilotos para correr, sobre todo lo que se hace para juntar el presupuesto", refiriéndose a las innumerables entrevistas que brinda a medios ajenos a la actividad del automovilismo deportivo.

"Es muy importante incentivar a los jóvenes que se prendan a una pasión, como puede ser el deporte o el arte. Es distinta la calidad de vida de una persona que hace lo que le apasiona a la que anda en 'automático' y se le pasan los años y no vive feliz", continuó.

Desde su función de madre, Zanazzi inculca a sus hijos sobre el saber elegir aquello que les mejore la calidad de vida. "Les hablo mucho sobre la pasión. Lo importante es que tengan algo y descubran lo que les apasionan. Saben que cuentan con mi apoyo, es algo que como madre lo refuerzo".

Al consultarle sobre si los orienta a que tomen su camino, en las carreras, manifestó: "A todos les gustan los autos, pero no el automovilismo. Yo trato como mamá de apoyarlos y ofrecerles distintas opciones para que ellos descubran lo que realmente les apasiona. No tengo la obligación ni la presión de que continúen algo que yo elegí".

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Ianina Zanazzi, única en su categoría

La piloto de Chacabuco analizó su presente en el TC Pista Mouras. Maneja un Chevrolet que prepara el DRS Team y este fin de semana correrá en el circuito de Río Cuarto.

Ianina Zanazzi, volvió al ruedo y atraviesa un gran momento. En la actualidad, la piloto de 37 años nacida en Chacabuco compite en TC Pista Mouras, con el Chevrolet del equipo que dirige Román Jacobo, DRS Team.

En lo que fue una amena charla que brindó a la radio de Campeones, la piloto confió: "Le estoy muy agradecida al equipo, confían en mí; ponen todo a disposición así que en breve estaremos peleando adelante. El mundo del TC tiene una pasión increíble. Si bien hay rivalidad entre las distintas marcas, nunca hay problemas y está bueno porque se respeta la pasión y gustos de cada uno".

"El automovilismo tiene eso de lindo. Que se integren hombres y mujeres y de esa diversidad uno se va enriqueciendo y aprendiendo", agregó sobre cómo se comporta el público de cada marca, en cada escenario de nuestro automovilismo, con los pilotos.

Al repasar aquellos primeros años en el automovilismo, en las Fórmulas Renault y Súper Renault, categoría en la que consiguió ganar por primera vez en Río Cuarto, el 20 de junio de 1999, Zanazzi señaló que afronta esta etapa de su campaña con alegría y aprendizaje.

"Estoy muy feliz en esta nueva etapa, porque siento que puedo aprender muchísimo", destaca quien se mide con pilotos adolescentes como Otto Fritzler o Ian Reutemann. "Son unos maleducados", agrega jocosamente sobre cómo se preparan y corren en cada fecha de TC Pista Mouras.

Tras un comienzo difícil, Ianina fue trabajando en su estilo de conducción para maniobrar mejor con un auto de TC. "En las primeras carreras renegué bastante. Hay avances muy positivos y muy buenos, como el estar a 1'3/10 del primero. Vamos por el buen camino, porque sabíamos que es una categoría competitiva y esto es un proceso", indicó.

La atención de su auto cuenta con la puesta a punto en el chasis de Fabián Fuentes y la motorización de José María Garavano. "Estoy aprendiendo mucho en la parte técnica, porque para un piloto es fundamental. Si uno sabe cómo funciona y en dónde tocar en lo aerodinámico, se puede conseguir un mejor resultado".

"Hoy la diferencia para el piloto, está en tener la capacidad de adaptar el auto lo más rápido posible a la condición de pista o a los neumáticos, que es muy variada. Estoy enriqueciendo mi conocimiento en la parte técnica", indicó.

"Trato de aprovechar cuando me hacen una nota para hacer conocida la actividad y el esfuerzo que hacemos los pilotos para correr, sobre todo lo que se hace para juntar el presupuesto", refiriéndose a las innumerables entrevistas que brinda a medios ajenos a la actividad del automovilismo deportivo.

"Es muy importante incentivar a los jóvenes que se prendan a una pasión, como puede ser el deporte o el arte. Es distinta la calidad de vida de una persona que hace lo que le apasiona a la que anda en 'automático' y se le pasan los años y no vive feliz", continuó.

Desde su función de madre, Zanazzi inculca a sus hijos sobre el saber elegir aquello que les mejore la calidad de vida. "Les hablo mucho sobre la pasión. Lo importante es que tengan algo y descubran lo que les apasionan. Saben que cuentan con mi apoyo, es algo que como madre lo refuerzo".

Al consultarle sobre si los orienta a que tomen su camino, en las carreras, manifestó: "A todos les gustan los autos, pero no el automovilismo. Yo trato como mamá de apoyarlos y ofrecerles distintas opciones para que ellos descubran lo que realmente les apasiona. No tengo la obligación ni la presión de que continúen algo que yo elegí".

 

Logín