Escuchá acá la 90.9
X

El sóftbol y el béisbol renacen en San Luis de la mano de viejos entusiastas

El deporte fue furor en la década del '90. Los deportistas lo dejaron y hoy vuelven a jugarlo con sus hijos. Captan nuevos valores en escuelas y comedores barriales.

En la década del ’90 en Argentina se vivió una fiebre deportiva que atrapó a fanáticos de disciplinas tan dispares al imaginario argento como el Fútbol Americano y el Béisbol, hasta que el ánimo decayó y solo siguieron algunos pocos. San Luis no fue ajeno al fenómeno y tuvo sus representantes, pero también fue parte del declive y el nuevo siglo dejó atrás a aquellos entusiastas.

Hace pocos años resurgió y a fuerza de dedicación y tesón, se formó la Liga Puntana de Béisbol, Béisbol 5 y Softbol, cuyos integrantes entrenan en el Parque de las Naciones y en un nuevo predio, el “Nido de las Águilas”, un campo de juego detrás de la tribuna cubierta del Estadio “Juan Gilberto Funes”, en La Punta.

“Somos socios de la Federación Argentina de Béisbol”, confirmó Leonardo Pieroni, presidente de la Liga Puntana de Béisbol y Softbol, y agregó que a fines del año pasado, de acuerdo a un convenio para que los recibieran en la Federación Argentina, tenían que comenzar una competencia en la provincia y se pusieron en campaña.

El responsable de la Liga Puntana explicó que es la primera vez que se hace una participación plenamente democrática y federal. Pieroni, en contacto permanente con los dirigentes de otras localidades, comentó que en esas charlas se mencionó varias veces que ven como un hito positivo que San Luis es una localidad con muchas oportunidades, ya que las instalaciones deportivas que posee el gobierno provincial son aptas para convertirla en una gran sede.

San Luis comparte experiencias y competencias con Buenos Aires, La Pampa y Rosario, las otras provincias con equipos “peloteros”, término que se aplica a los beisboleros y softboleros, y a pesar de la castellanización, se mantienen los nombres de las posiciones, que son catcher, pitcher, base y shortstop. Las bases primera, segunda y tercera, y fielder 7, 8 y 9.

“Nuestra liga se constituyó el 14 de junio de 2019 y empezó la competencia que juegan los sábados los infantiles, femenino y masculino”, explicó Leonardo, y para los interesados, las novedades, actividades y consultas pueden chequearse en la fan page oficial “Águilas Softbol y Beisbol Club”.

Durante la semana los de la Categoría Infantiles practican lunes, miércoles y viernes a las 15 y sábado a las 11, mientras que masculinos los martes, jueves y sábado a las 15.

El femenino lo hace lunes, miércoles y viernes, pero en el Parque de las Naciones, a las 17.

El sábado coinciden todos los equipos en el “Nido”. “La jornada comienza a las 11 y se estira hasta las 19”, explicó Leo.

“San Luis fue la primera provincia en jugarlo, en 2018, y la primera y única —hasta el momento— que juega un Intercolegial en el que están involucradas 11 escuelas de la capital, con 17 equipos”, dijo Pieroni, de un deporte que por reglamento, es inclusivo.

Para ser oficial, el equipo lo deben integrar jugadores de ambos sexos (siempre tiene que haber, al menos, dos de cada género en la cancha), no es de contacto y pueden practicarlo personas con sobrepeso, hipoacúsicos y con problemas de vista.

Este año se unió, para conocer la disciplina, el equipo con jugadores hipoacúsicos de la Escuela Jean Piaget, que los acompañarán hasta la final del campeonato, en noviembre en el estadio provincial y el año que viene integrarán la grilla en el torneo.

La campaña de reclutamiento de la Liga es realizar exhibiciones en merenderos y colegios. “Los chicos se copan y se suman”, comentó Verónica Yevenes, quien a los 45 años es Primera Base del equipo femenino Águilas, pero empezó en su adolescencia.

Otra compañera de equipo es Camila Herrera, Fielder 7, de 26 años, que equilibra el deporte con la carrera de gastronomía. “Lo llevamos a las escuelas y les gustó a los directivos porque esto renovó hacer actividades entre ambos sexos”, dijo Camila.

Béisbol y softbol volvieron con todo.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

El sóftbol y el béisbol renacen en San Luis de la mano de viejos entusiastas

El deporte fue furor en la década del '90. Los deportistas lo dejaron y hoy vuelven a jugarlo con sus hijos. Captan nuevos valores en escuelas y comedores barriales.

Con la modernidad a todos lados. A pesar de los años, las reglas del béisbol y softbol continúan siendo las mismas. Fotos: Leandro Cruciani.

En la década del ’90 en Argentina se vivió una fiebre deportiva que atrapó a fanáticos de disciplinas tan dispares al imaginario argento como el Fútbol Americano y el Béisbol, hasta que el ánimo decayó y solo siguieron algunos pocos. San Luis no fue ajeno al fenómeno y tuvo sus representantes, pero también fue parte del declive y el nuevo siglo dejó atrás a aquellos entusiastas.

Hace pocos años resurgió y a fuerza de dedicación y tesón, se formó la Liga Puntana de Béisbol, Béisbol 5 y Softbol, cuyos integrantes entrenan en el Parque de las Naciones y en un nuevo predio, el “Nido de las Águilas”, un campo de juego detrás de la tribuna cubierta del Estadio “Juan Gilberto Funes”, en La Punta.

“Somos socios de la Federación Argentina de Béisbol”, confirmó Leonardo Pieroni, presidente de la Liga Puntana de Béisbol y Softbol, y agregó que a fines del año pasado, de acuerdo a un convenio para que los recibieran en la Federación Argentina, tenían que comenzar una competencia en la provincia y se pusieron en campaña.

El responsable de la Liga Puntana explicó que es la primera vez que se hace una participación plenamente democrática y federal. Pieroni, en contacto permanente con los dirigentes de otras localidades, comentó que en esas charlas se mencionó varias veces que ven como un hito positivo que San Luis es una localidad con muchas oportunidades, ya que las instalaciones deportivas que posee el gobierno provincial son aptas para convertirla en una gran sede.

San Luis comparte experiencias y competencias con Buenos Aires, La Pampa y Rosario, las otras provincias con equipos “peloteros”, término que se aplica a los beisboleros y softboleros, y a pesar de la castellanización, se mantienen los nombres de las posiciones, que son catcher, pitcher, base y shortstop. Las bases primera, segunda y tercera, y fielder 7, 8 y 9.

“Nuestra liga se constituyó el 14 de junio de 2019 y empezó la competencia que juegan los sábados los infantiles, femenino y masculino”, explicó Leonardo, y para los interesados, las novedades, actividades y consultas pueden chequearse en la fan page oficial “Águilas Softbol y Beisbol Club”.

Durante la semana los de la Categoría Infantiles practican lunes, miércoles y viernes a las 15 y sábado a las 11, mientras que masculinos los martes, jueves y sábado a las 15.

El femenino lo hace lunes, miércoles y viernes, pero en el Parque de las Naciones, a las 17.

El sábado coinciden todos los equipos en el “Nido”. “La jornada comienza a las 11 y se estira hasta las 19”, explicó Leo.

“San Luis fue la primera provincia en jugarlo, en 2018, y la primera y única —hasta el momento— que juega un Intercolegial en el que están involucradas 11 escuelas de la capital, con 17 equipos”, dijo Pieroni, de un deporte que por reglamento, es inclusivo.

Para ser oficial, el equipo lo deben integrar jugadores de ambos sexos (siempre tiene que haber, al menos, dos de cada género en la cancha), no es de contacto y pueden practicarlo personas con sobrepeso, hipoacúsicos y con problemas de vista.

Este año se unió, para conocer la disciplina, el equipo con jugadores hipoacúsicos de la Escuela Jean Piaget, que los acompañarán hasta la final del campeonato, en noviembre en el estadio provincial y el año que viene integrarán la grilla en el torneo.

La campaña de reclutamiento de la Liga es realizar exhibiciones en merenderos y colegios. “Los chicos se copan y se suman”, comentó Verónica Yevenes, quien a los 45 años es Primera Base del equipo femenino Águilas, pero empezó en su adolescencia.

Otra compañera de equipo es Camila Herrera, Fielder 7, de 26 años, que equilibra el deporte con la carrera de gastronomía. “Lo llevamos a las escuelas y les gustó a los directivos porque esto renovó hacer actividades entre ambos sexos”, dijo Camila.

Béisbol y softbol volvieron con todo.

Logín