Escuchá acá la 96.3
X

Nina Brugo: "Podemos ser una sociedad más igualitaria"

Romina Oddone

La abogada y precursora de la ley de Aborto Legal, Seguro y Gratuito, estuvo ayer en San Luis.

 

Nina Brugo Marcó (75) es feminista de la primera época. Quienes la consideran su referente la llaman "histórica". Ella es abogada y una de las fundadoras de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, y además fue una de las autoras del primer proyecto de ley que sentó las bases de la campaña en el Congreso de la Nación. Ayer Brugo pasó por San Luis para participar de las Primeras Jornadas de Debate "Feminismos, Derechos y Política", que se realizó en el cine de la Terminal de Ómnibus Ediro. Allí compartió el panel que abrió la jornada con la presidenta de ADEM (Asociación por los Derechos de las Mujeres) Lily Manini.

En su exposición, Brugo hizo un racconto por la conquista de derechos que lograron las mujeres, desde las luchas que dieron vida a la Revolución Francesa a fines del siglo XVIII, pasando por la declaración de los Derechos Humanos tras la finalización de la Segunda Guerra Mundial. Narró la lucha de las mujeres en Argentina, sobre todo el trabajo aguerrido de Eva Perón y el logro del voto femenino en 1947, época considerada como la primera ola feminista.

La segunda ola viene de la mano de los reclamos por los derechos de las mujeres, los sexuales, los de la familia y en contra de la violencia doméstica.

Con algunas líneas difusas aún consideran "la tercera ola" la que comenzó en los años '90 y aunque hoy, según Brugo, algunas compañeras hablen de una quinta ola, ella prefiere no apurarse y ver cómo transita el tiempo hacia ese momento.

Lo cierto es que el movimiento salió a la superficie, se visibilizó, causó incomodidades en otros sectores de la sociedad que no están dispuestos a aceptar que los derechos que se conquistan no se pueden perder. "Hoy las manifestaciones son multitudinarias, sabemos que no estamos solas y cada vez somos más. Muchas compañeras no saben que son feministas, pero deben entender que si están luchando por sus derechos, lo son aunque no tengan conciencia de eso. Nosotras abogamos por una transformación social total, sabemos que podemos llegar a ser una sociedad más igualitaria", remarcó.

 

—¿Cómo fue la época cuando empezaron a organizarse para gestar el proyecto de ley de aborto?

—Ya existía la comisión por el derecho al aborto, se hizo una asamblea y conformamos la Campaña. Y vimos que era necesario, no solamente que nosotras luchemos por el derecho, sino además presentar en el Congreso un proyecto de ley.

Nos fuimos juntando las compañeras que podíamos aportar desde el punto de vista legal. Miramos también los proyectos internacionales, ya que en esto el derecho comparado fue fundamental, y además fue pluralista, porque no solo participamos abogadas, sino también médicas, psicólogas, trabajadoras sociales y filósofas. Hoy viéndolo en perspectiva, en los tres proyectos que hemos hecho y en los que tuve oportunidad de participar como una de las integrantes, aun con las diferencias y las discusiones, fue más fácil de lo que creíamos. El último lo hicimos más democrático y lo llevamos a una plenaria habiendo recorrido por todas las regionales del país para que lo vean. Personalmente a veces no estuve de acuerdo con los aportes que venían de las regionales, sin embargo el consenso general los tomó y yo, pluralistamente lo asumí.

 

—¿Cuáles eran los comentarios que les hacían sus colegas?

—Hablamos mucho de la cuestión de la "laguna". Qué pasa si una mujer hace un aborto después de la semana 12 o la 14 y que, por ejemplo, con 15 años caiga en un proceso penal. Nosotras como mujeres de la campaña no vamos a procesar a mujeres, no somos quienes deciden que una mujer sea penada o no, eso no va para nosotras. Tanto para la mujer como para cualquier persona humana con posibilidad de gestar.

 

—¿Qué creés que le falta a la sociedad para llegar a aceptar que otra persona tiene derecho a decidir?

—La comprensión de la igualdad de todos los seres humanos, lisa y llanamente le falta eso. Y de todos los seres humanos con diferentes sexualidades y géneros porque todos somos sujetos de derecho al ser personas humanas.

 

—¿Qué le decís a los que dicen que el aborto es inconstitucional?

—Que es absurdo porque está en las convenciones internacionales. Nosotros en la misma Constitución Nacional de 1921 tenemos el caso de los abortos no punibles, y no es inconstitucional, ni en ese entonces lo fue, ni nada lo impide. Le diría que lea de nuevo la Constitución y que estudie un poco.

 

—Si bien existe la Ley de Interrupción Legal del Embarazo, en su base acepta el argumento por el que los "movimientos celestes" no aprueban la ley de aborto legal, ¿A qué pensás que se debe?

—Yo creo que es una concepción reaccionaria y antiderecho de la cual no podemos hacernos eco. Y que de alguna manera lo que sucede es que, sobre todo los evangelistas, tienen intereses económicos, de dominio y de lavado de cabeza a la gente, y eso es fundamental. Nosotras también queremos la vida y la vida humana completa y de la mujer que muere por abortos clandestinos.

 

—Repasando el camino andado ¿Hay algo que modificarías?

—Sí, modificaría que haya mayor respeto entre nosotras y mayores posibilidades para crear protocolos que podríamos hacer en conjunto para ir cambiando de acuerdo a cómo la sociedad va marchando, para poder influir más en la construcción de un mundo mejor para todas, todos y todes.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Nina Brugo: "Podemos ser una sociedad más igualitaria"

La abogada y precursora de la ley de Aborto Legal, Seguro y Gratuito, estuvo ayer en San Luis.

Precursora. Nina habló de la historia de los derechos conquistados por las mujeres argentinas. Foto: Nicolás Varvara.

 

Nina Brugo Marcó (75) es feminista de la primera época. Quienes la consideran su referente la llaman "histórica". Ella es abogada y una de las fundadoras de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, y además fue una de las autoras del primer proyecto de ley que sentó las bases de la campaña en el Congreso de la Nación. Ayer Brugo pasó por San Luis para participar de las Primeras Jornadas de Debate "Feminismos, Derechos y Política", que se realizó en el cine de la Terminal de Ómnibus Ediro. Allí compartió el panel que abrió la jornada con la presidenta de ADEM (Asociación por los Derechos de las Mujeres) Lily Manini.

En su exposición, Brugo hizo un racconto por la conquista de derechos que lograron las mujeres, desde las luchas que dieron vida a la Revolución Francesa a fines del siglo XVIII, pasando por la declaración de los Derechos Humanos tras la finalización de la Segunda Guerra Mundial. Narró la lucha de las mujeres en Argentina, sobre todo el trabajo aguerrido de Eva Perón y el logro del voto femenino en 1947, época considerada como la primera ola feminista.

La segunda ola viene de la mano de los reclamos por los derechos de las mujeres, los sexuales, los de la familia y en contra de la violencia doméstica.

Con algunas líneas difusas aún consideran "la tercera ola" la que comenzó en los años '90 y aunque hoy, según Brugo, algunas compañeras hablen de una quinta ola, ella prefiere no apurarse y ver cómo transita el tiempo hacia ese momento.

Lo cierto es que el movimiento salió a la superficie, se visibilizó, causó incomodidades en otros sectores de la sociedad que no están dispuestos a aceptar que los derechos que se conquistan no se pueden perder. "Hoy las manifestaciones son multitudinarias, sabemos que no estamos solas y cada vez somos más. Muchas compañeras no saben que son feministas, pero deben entender que si están luchando por sus derechos, lo son aunque no tengan conciencia de eso. Nosotras abogamos por una transformación social total, sabemos que podemos llegar a ser una sociedad más igualitaria", remarcó.

 

—¿Cómo fue la época cuando empezaron a organizarse para gestar el proyecto de ley de aborto?

—Ya existía la comisión por el derecho al aborto, se hizo una asamblea y conformamos la Campaña. Y vimos que era necesario, no solamente que nosotras luchemos por el derecho, sino además presentar en el Congreso un proyecto de ley.

Nos fuimos juntando las compañeras que podíamos aportar desde el punto de vista legal. Miramos también los proyectos internacionales, ya que en esto el derecho comparado fue fundamental, y además fue pluralista, porque no solo participamos abogadas, sino también médicas, psicólogas, trabajadoras sociales y filósofas. Hoy viéndolo en perspectiva, en los tres proyectos que hemos hecho y en los que tuve oportunidad de participar como una de las integrantes, aun con las diferencias y las discusiones, fue más fácil de lo que creíamos. El último lo hicimos más democrático y lo llevamos a una plenaria habiendo recorrido por todas las regionales del país para que lo vean. Personalmente a veces no estuve de acuerdo con los aportes que venían de las regionales, sin embargo el consenso general los tomó y yo, pluralistamente lo asumí.

 

—¿Cuáles eran los comentarios que les hacían sus colegas?

—Hablamos mucho de la cuestión de la "laguna". Qué pasa si una mujer hace un aborto después de la semana 12 o la 14 y que, por ejemplo, con 15 años caiga en un proceso penal. Nosotras como mujeres de la campaña no vamos a procesar a mujeres, no somos quienes deciden que una mujer sea penada o no, eso no va para nosotras. Tanto para la mujer como para cualquier persona humana con posibilidad de gestar.

 

—¿Qué creés que le falta a la sociedad para llegar a aceptar que otra persona tiene derecho a decidir?

—La comprensión de la igualdad de todos los seres humanos, lisa y llanamente le falta eso. Y de todos los seres humanos con diferentes sexualidades y géneros porque todos somos sujetos de derecho al ser personas humanas.

 

—¿Qué le decís a los que dicen que el aborto es inconstitucional?

—Que es absurdo porque está en las convenciones internacionales. Nosotros en la misma Constitución Nacional de 1921 tenemos el caso de los abortos no punibles, y no es inconstitucional, ni en ese entonces lo fue, ni nada lo impide. Le diría que lea de nuevo la Constitución y que estudie un poco.

 

—Si bien existe la Ley de Interrupción Legal del Embarazo, en su base acepta el argumento por el que los "movimientos celestes" no aprueban la ley de aborto legal, ¿A qué pensás que se debe?

—Yo creo que es una concepción reaccionaria y antiderecho de la cual no podemos hacernos eco. Y que de alguna manera lo que sucede es que, sobre todo los evangelistas, tienen intereses económicos, de dominio y de lavado de cabeza a la gente, y eso es fundamental. Nosotras también queremos la vida y la vida humana completa y de la mujer que muere por abortos clandestinos.

 

—Repasando el camino andado ¿Hay algo que modificarías?

—Sí, modificaría que haya mayor respeto entre nosotras y mayores posibilidades para crear protocolos que podríamos hacer en conjunto para ir cambiando de acuerdo a cómo la sociedad va marchando, para poder influir más en la construcción de un mundo mejor para todas, todos y todes.

Logín