Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Una ostra gigante de 1,4 kilos encontrada en la costa atlántica de Francia

Se llama "Georgette" en honor a una trabajadora. Tiene 25 centímetros de longitud.

Un empleado del criadero de ostras de Talmont-Saint-Hilaire, en la costa atlántica de Francia, encontró un gigantesco ejemplar de 1,440 kilogramos y 25 centímetros de longitud, al que bautizó "Georgette" en homenaje a otra trabajadora.

"Estaba trabajando en el canal de navegación cuando sentí algo en el pie. Lo recuperé y era esta ostra enorme", explicó Mathiew Naslin, que encontró el molusco el pasado 2 de agosto. La ostra, que tendría entre 13 y 15 años, fue devuelta posteriormente al agua.

"Una ostra normal crece unos tres centímetros al año y se queda tres años en el agua. Pero está probado que puede vivir entre 35 y 50 años. Estimamos la edad por las estrías de la concha", explicó el ostricultor.

El abril otro ejemplar de 1,3 kilos y 27 centímetros de longitud fue hallado en un criadero cercano. "Es extremadamente raro", explicó Naslin. "No dudo que en plena altamar haya otras [de este tamaño], pero en nuestros criaderos es inesperado", añadió.

El molusco fue llamado Georgette en honor a una empleada que se jubiló la semana antes del hallazgo, y que era "un poco la matriarca de la empresa", justificó.

Georgette es comestible, pero el objetivo del criadero es "conservarla viva y por qué no, hacer que engorde aún más. Es un trofeo". El empleado admitió que muchas personas se habían ofrecido a comprarla pero "no la venderíamos ni por 30.000 euros".

AFP-NA

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Una ostra gigante de 1,4 kilos encontrada en la costa atlántica de Francia

Se llama "Georgette" en honor a una trabajadora. Tiene 25 centímetros de longitud.

La ostra, que tendría entre 13 y 15 años, fue devuelta posteriormente al agua. Foto: Internet.

Un empleado del criadero de ostras de Talmont-Saint-Hilaire, en la costa atlántica de Francia, encontró un gigantesco ejemplar de 1,440 kilogramos y 25 centímetros de longitud, al que bautizó "Georgette" en homenaje a otra trabajadora.

"Estaba trabajando en el canal de navegación cuando sentí algo en el pie. Lo recuperé y era esta ostra enorme", explicó Mathiew Naslin, que encontró el molusco el pasado 2 de agosto. La ostra, que tendría entre 13 y 15 años, fue devuelta posteriormente al agua.

"Una ostra normal crece unos tres centímetros al año y se queda tres años en el agua. Pero está probado que puede vivir entre 35 y 50 años. Estimamos la edad por las estrías de la concha", explicó el ostricultor.

El abril otro ejemplar de 1,3 kilos y 27 centímetros de longitud fue hallado en un criadero cercano. "Es extremadamente raro", explicó Naslin. "No dudo que en plena altamar haya otras [de este tamaño], pero en nuestros criaderos es inesperado", añadió.

El molusco fue llamado Georgette en honor a una empleada que se jubiló la semana antes del hallazgo, y que era "un poco la matriarca de la empresa", justificó.

Georgette es comestible, pero el objetivo del criadero es "conservarla viva y por qué no, hacer que engorde aún más. Es un trofeo". El empleado admitió que muchas personas se habían ofrecido a comprarla pero "no la venderíamos ni por 30.000 euros".

AFP-NA

Logín