Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Las cifras del drama de no tener trabajo

El tema es el desempleo. Justamente el empleo es una variable fundamental de la economía, y un ordenador social trascendente. Un aspecto que el actual gobierno descuidó absolutamente. Uno de los síntomas más preocupantes de una crisis económica producto del estrepitoso fracaso de un plan entre siniestro y disparatado. Alguna vez se sabrá si lo uno o lo otro. Las cifras a analizar son oficiales y fueron divulgados por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).
En referencia a un segundo trimestre del año, hay que remontarse a 2005 para encontrar una tasa de desocupación (personas que no tienen empleo, pese a que lo buscan) más elevada que la actual. El 10,6 actual es la desocupación más alta de los últimos 13 años. Fue 9,6% en el mismo período del año anterior. Estos porcentajes refieren a la población económicamente activa.
El informe del Indec se hace sobre la población de 31 aglomerados urbanos, que representan a 28,3 millones de personas. Sobre ese total, el informe expone que la tasa de actividad (personas que tienen o buscan empleo) creció al 47,7%, contra el 46,4% del segundo semestre del año pasado. También creció la tasa de ocupados (personas que tienen trabajo, en blanco o en negro) al 42,6%, contra el 41,9% del año pasado. De los ocupados, el 34,5% no tienen descuento jubilatorio; es decir, trabajan en negro. Crecieron los números de distintos rubros relativos a la búsqueda de empleo: la cantidad de ocupados demandantes (tienen trabajo, pero buscan más) pasó de 16% a 18,3%; los subocupados demandantes (trabajan menos de 35 horas semanales y buscan más trabajo) pasaron del 7,7% al 9,2%; el rubro Otros ocupados demandantes (tienen trabajo, pero por algún motivo buscan otro) pasó del 8,2% al 9,1%. Si esos porcentajes se proyectan al total del país (45,1 millones de personas), se estima que los activos son 21,5 millones, de los cuales 19,2 millones tienen trabajo (en negro o en blanco) y 2,3 millones están desocupados.
La desocupación golpea mucho más fuerte en las mujeres. Del total de las mujeres económicamente activas, el 11,2% están de-socupadas. En el caso de los varones, el porcentaje es de 10,2%. Encabeza el ranking el grupo de mujeres entre 14 y 29 años, con un 23,4% de desocupadas. En el segundo semestre de 2018 era de 21,5%. En el caso de los varones del mismo rango de edad el 18,6% está desocupado. Este porcentaje mostró un crecimiento interanual de 1,3 puntos porcentuales. Si la cantidad de personas ocupadas fuese 100, apenas 9 serían mujeres menores de 30 años; 14 serían varones de esa edad; 33 serían mujeres entre 30 y 64 años; 39 serían varones de esa edad; 2 serían mujeres mayores de 65 años; y 3 serían varones de esa edad.
En cuanto a la desocupación por región geográfica, se destaca como dato preocupante el nivel alcanzado en los partidos del conurbano, donde el problema afecta al 12,7 por ciento de la población activa, mientras que en la Ciudad de Buenos Aires llega al 9,2 %. Es decir que para el conjunto del área metropolitana del Gran Buenos Aires, el desempleo resultante en el segundo trimestre se ubica en el 11,9 %. Entre los restantes conglomerados urbanos, los que exhiben tasas más altas de desempleo son Mar del Plata (13,4 %), Gran Córdoba (13,1%), el Gran Tucumán (10,7%) y Salta (12,7%). 
Vale aclarar que San Luis, sigue mostrándose en mejor situación que el resto. La desocupación del segundo trimestre de 2019, fue de 3,3 %, frente al mencionado 10,6 del promedio nacional; al 9,1 de los aglomerados del interior; al 6,3 de Cuyo o al 6,1 de las ciudades con menos de medio millón de habitantes.
El análisis completo del informe del Indec permite concluir que  la creación de empleo está dominada por la precarización (mala calidad y bajo nivel de ingreso). Además se alcanzó sobre el mercado de trabajo un pico de la Presión Efectiva (buscar trabajo) que llega al 29%, lo que significa que son 5,7 millones de personas las que buscan empleo todos los días, de las cuales 368.788 se agregaron en el último trimestre y 860.454 en el último año.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Las cifras del drama de no tener trabajo

El tema es el desempleo. Justamente el empleo es una variable fundamental de la economía, y un ordenador social trascendente. Un aspecto que el actual gobierno descuidó absolutamente. Uno de los síntomas más preocupantes de una crisis económica producto del estrepitoso fracaso de un plan entre siniestro y disparatado. Alguna vez se sabrá si lo uno o lo otro. Las cifras a analizar son oficiales y fueron divulgados por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).
En referencia a un segundo trimestre del año, hay que remontarse a 2005 para encontrar una tasa de desocupación (personas que no tienen empleo, pese a que lo buscan) más elevada que la actual. El 10,6 actual es la desocupación más alta de los últimos 13 años. Fue 9,6% en el mismo período del año anterior. Estos porcentajes refieren a la población económicamente activa.
El informe del Indec se hace sobre la población de 31 aglomerados urbanos, que representan a 28,3 millones de personas. Sobre ese total, el informe expone que la tasa de actividad (personas que tienen o buscan empleo) creció al 47,7%, contra el 46,4% del segundo semestre del año pasado. También creció la tasa de ocupados (personas que tienen trabajo, en blanco o en negro) al 42,6%, contra el 41,9% del año pasado. De los ocupados, el 34,5% no tienen descuento jubilatorio; es decir, trabajan en negro. Crecieron los números de distintos rubros relativos a la búsqueda de empleo: la cantidad de ocupados demandantes (tienen trabajo, pero buscan más) pasó de 16% a 18,3%; los subocupados demandantes (trabajan menos de 35 horas semanales y buscan más trabajo) pasaron del 7,7% al 9,2%; el rubro Otros ocupados demandantes (tienen trabajo, pero por algún motivo buscan otro) pasó del 8,2% al 9,1%. Si esos porcentajes se proyectan al total del país (45,1 millones de personas), se estima que los activos son 21,5 millones, de los cuales 19,2 millones tienen trabajo (en negro o en blanco) y 2,3 millones están desocupados.
La desocupación golpea mucho más fuerte en las mujeres. Del total de las mujeres económicamente activas, el 11,2% están de-socupadas. En el caso de los varones, el porcentaje es de 10,2%. Encabeza el ranking el grupo de mujeres entre 14 y 29 años, con un 23,4% de desocupadas. En el segundo semestre de 2018 era de 21,5%. En el caso de los varones del mismo rango de edad el 18,6% está desocupado. Este porcentaje mostró un crecimiento interanual de 1,3 puntos porcentuales. Si la cantidad de personas ocupadas fuese 100, apenas 9 serían mujeres menores de 30 años; 14 serían varones de esa edad; 33 serían mujeres entre 30 y 64 años; 39 serían varones de esa edad; 2 serían mujeres mayores de 65 años; y 3 serían varones de esa edad.
En cuanto a la desocupación por región geográfica, se destaca como dato preocupante el nivel alcanzado en los partidos del conurbano, donde el problema afecta al 12,7 por ciento de la población activa, mientras que en la Ciudad de Buenos Aires llega al 9,2 %. Es decir que para el conjunto del área metropolitana del Gran Buenos Aires, el desempleo resultante en el segundo trimestre se ubica en el 11,9 %. Entre los restantes conglomerados urbanos, los que exhiben tasas más altas de desempleo son Mar del Plata (13,4 %), Gran Córdoba (13,1%), el Gran Tucumán (10,7%) y Salta (12,7%). 
Vale aclarar que San Luis, sigue mostrándose en mejor situación que el resto. La desocupación del segundo trimestre de 2019, fue de 3,3 %, frente al mencionado 10,6 del promedio nacional; al 9,1 de los aglomerados del interior; al 6,3 de Cuyo o al 6,1 de las ciudades con menos de medio millón de habitantes.
El análisis completo del informe del Indec permite concluir que  la creación de empleo está dominada por la precarización (mala calidad y bajo nivel de ingreso). Además se alcanzó sobre el mercado de trabajo un pico de la Presión Efectiva (buscar trabajo) que llega al 29%, lo que significa que son 5,7 millones de personas las que buscan empleo todos los días, de las cuales 368.788 se agregaron en el último trimestre y 860.454 en el último año.

Logín