Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Juntaron cuatro toneladas de tapitas para ayudar al Garrahan

También clasificaron papeles, latas, llaves y otros elementos. Todo lo enviarán a Buenos Aires.

La llegada de la estación más colorida del año acompañó el cierre de campaña de los "Tapiteros villamercedinos", el grupo de voluntarias y voluntarios que anualmente recolecta desde tapas hasta papeles y latas. En un año lograron recolectar más de 500 bolsas de esos materiales, que equivalen a unas cuatro toneladas, y que serán enviadas a la Fundación del hospital Garrahan.

El cierre fue en el Parque La Pedrera. Desde las 12 hasta las 18, colaboradores de "Tapiteros" pusieron manos a la obra y se encargaron de separar todas las donaciones que recibieron a lo largo del año. Con las remeras que llevan el logo del grupo, y con mate de por medio o botella de agua en mano, se encargaron de distribuir las tapas por colores, en otro sector se ocuparon de apartar el papel, las radiografías, las llaves y las latas.

"Además de concluir la campaña anual, hacer la actividad al aire libre es también una forma de compartir con la gente lo que hacemos. Es decir, podemos mostrar cómo trabajamos diariamente", señaló María José Gómez, una de las tantas voluntarias que forma parte de "Tapiteros Villa Mercedes".

Gómez destacó que reciben donaciones continuamente. "Todos colaboran: escuelas, comercios, vecinos, algunas instituciones.  Las ganas de ayudar tampoco distinguen edades, porque nos ayudan tanto grandes como chicos. Siempre nos escriben por la página oficial de Facebook para hacernos entrega, pueden ser en pocas o grandes cantidades", contó.

 

 

Quienes quieran aportar materiales para ayudar a la Fundación Garrahan pueden comunicarse a través del Facebook, que lleva el nombre del grupo. Si bien la campaña cerró ayer, hoy inicia la nueva colecta para el año que viene.

Junto a los "Tapiteros" estuvo Ivette Campot, referente de la Fundación Garrahan en San Luis. Anticipó y recordó que el 3 de noviembre tendrán el gran cierre de campaña a nivel provincial, que será en el Parque de las Naciones.  

"Estamos muy orgullosos y es un honor para nosotros que eligieran a la provincia para la actividad. Hasta ahora saldrán cuatro camiones cargados con toneladas de lo que se recolectó. Además vendrán referentes de todo el país. Es la primera vez que la Fundación sale al interior", destacó Campot.

La referente puntana también resaltó el trabajo de los voluntarios y voluntarias de Villa Mercedes y de todo San Luis. "Todos los que están aquí brindan lo mejor que tienen, y eso es su tiempo. Todo esto que sucede es a pulmón, no se cobra sueldo, ni se recibe dinero por hacerlo, es pura voluntad y ganas de ayudar a los chicos", dijo.

Por otro lado explicó qué sucede luego de que las donaciones llegan a Buenos Aires. "Todo lo que se junta se transforma en dinero para ayudar a los niños. En el caso de las tapitas, la misma fundación, en su depósito, lo procede a la molienda para luego fundir ese plástico y se crean nuevos productos. Al papel lo compra Softys, y ellos también lo transforman en cosas nuevas. Y así con todo lo que se recolecta. Nuestro programa tiene tres patas: es educativo, es solidario y ecológico", indicó.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Juntaron cuatro toneladas de tapitas para ayudar al Garrahan

También clasificaron papeles, latas, llaves y otros elementos. Todo lo enviarán a Buenos Aires.

Trabajo voluntario. El cierre de campaña fue en el Parque La Pedrera. A Buenos Aires viajarán cuatro camiones. Fotos: Héctor Portela.

La llegada de la estación más colorida del año acompañó el cierre de campaña de los "Tapiteros villamercedinos", el grupo de voluntarias y voluntarios que anualmente recolecta desde tapas hasta papeles y latas. En un año lograron recolectar más de 500 bolsas de esos materiales, que equivalen a unas cuatro toneladas, y que serán enviadas a la Fundación del hospital Garrahan.

El cierre fue en el Parque La Pedrera. Desde las 12 hasta las 18, colaboradores de "Tapiteros" pusieron manos a la obra y se encargaron de separar todas las donaciones que recibieron a lo largo del año. Con las remeras que llevan el logo del grupo, y con mate de por medio o botella de agua en mano, se encargaron de distribuir las tapas por colores, en otro sector se ocuparon de apartar el papel, las radiografías, las llaves y las latas.

"Además de concluir la campaña anual, hacer la actividad al aire libre es también una forma de compartir con la gente lo que hacemos. Es decir, podemos mostrar cómo trabajamos diariamente", señaló María José Gómez, una de las tantas voluntarias que forma parte de "Tapiteros Villa Mercedes".

Gómez destacó que reciben donaciones continuamente. "Todos colaboran: escuelas, comercios, vecinos, algunas instituciones.  Las ganas de ayudar tampoco distinguen edades, porque nos ayudan tanto grandes como chicos. Siempre nos escriben por la página oficial de Facebook para hacernos entrega, pueden ser en pocas o grandes cantidades", contó.

 

 

Quienes quieran aportar materiales para ayudar a la Fundación Garrahan pueden comunicarse a través del Facebook, que lleva el nombre del grupo. Si bien la campaña cerró ayer, hoy inicia la nueva colecta para el año que viene.

Junto a los "Tapiteros" estuvo Ivette Campot, referente de la Fundación Garrahan en San Luis. Anticipó y recordó que el 3 de noviembre tendrán el gran cierre de campaña a nivel provincial, que será en el Parque de las Naciones.  

"Estamos muy orgullosos y es un honor para nosotros que eligieran a la provincia para la actividad. Hasta ahora saldrán cuatro camiones cargados con toneladas de lo que se recolectó. Además vendrán referentes de todo el país. Es la primera vez que la Fundación sale al interior", destacó Campot.

La referente puntana también resaltó el trabajo de los voluntarios y voluntarias de Villa Mercedes y de todo San Luis. "Todos los que están aquí brindan lo mejor que tienen, y eso es su tiempo. Todo esto que sucede es a pulmón, no se cobra sueldo, ni se recibe dinero por hacerlo, es pura voluntad y ganas de ayudar a los chicos", dijo.

Por otro lado explicó qué sucede luego de que las donaciones llegan a Buenos Aires. "Todo lo que se junta se transforma en dinero para ayudar a los niños. En el caso de las tapitas, la misma fundación, en su depósito, lo procede a la molienda para luego fundir ese plástico y se crean nuevos productos. Al papel lo compra Softys, y ellos también lo transforman en cosas nuevas. Y así con todo lo que se recolecta. Nuestro programa tiene tres patas: es educativo, es solidario y ecológico", indicó.

 

Logín