Escuchá acá la 96.3

Escuchá acá la 96.3
X

Mandan al Penal a un joven que intentó matar a otro en La Toma

Para el juez, las lesiones causadas por Kevin González pusieron en riesgo la vida de Nahuel Coronel. El damnificado, de 23 años, fue apuñalado en el abdomen, pero se recuperó. 

 

Habían llegado juntos desde Entre Ríos, pero hace 12 días, la proximidad que tenían se cortó, cuando uno de ellos, Kevin Joel González, apuñaló al otro, Nahuel Jesús Coronel, en La Toma. Por las probanzas que recolectó la Policía de esa localidad y tomando en cuenta el informe de una médica forense, el juez Penal 2, Ariel Parrillis, consideró que González puso en riesgo la vida del joven de 23 años, y ayer lo procesó con prisión preventiva por tentativa de homicidio. 

Según lo que informó días atrás el oficial principal Emilio Beira, jefe de la Comisaría 16ª, el hecho ocurrió el 9 de enero a las 18 horas, aproximadamente, en 20 de Junio y Estanislao del Campo. Allí, en medio de una discusión que habría iniciado cuando bebían una cerveza, González, de 28 años, le recriminó a Coronel haberle robado dinero a su hermana y lo atacó con un cuchillo. Ese hecho, la presunta sustracción del dinero, no es algo que se haya corroborado, había aclarado Beira. 

El magistrado refirió en la resolución que emitió ayer que pudo probarse que González fue el autor de la agresión. Y detalló en qué sostuvo su decisión. 

Si bien la víctima no hizo denuncia aún —ya que tras el hecho fue trasladado al Hospital San Luis y cuando le dieron de alta, sus familiares lo llevaron de regreso a Entre Ríos—, los testimonios de vecinos del pueblo fueron esclarecedores. 

Dos mujeres aseguraron haber visto cómo un hombre corpulento, de cabello ondulado, que andaba sin remera, le propinó puñaladas en la calle a un muchacho más delgado. Y otro vecino, cuya casa linda con la de la madre del acusado, le contó a los efectivos de La Toma que el imputado entró a su propiedad y le dijo que fueran a tomar una cerveza, porque “se había mandado una cagad…”, haciendo el ademán de apuñalar a alguien. El vecino escuchó que llegó la Policía, y en ese interín en que fue a atender, González se hizo humo. 

A Coronel, que caminó sangrando por la calle Estanislao del Campo, lo auxilió otro vecino que iba en auto por esa calle y lo llevó al hospital de la localidad. En el camino, el lesionado, que estaba consciente, le dijo que un tal Kevin lo había acuchillado.

Luego, a los policías que fueron al centro de salud, les manifestó con nombre y apellido quién era el agresor. 

Con las descripciones que obtuvieron, los efectivos hicieron un recorrido y detuvieron a González. Lo que no pudieron hallar, a pesar de que hicieron rastrillajes, fue el arma usada. 

Pero al analizar las manchas de sangre que tenían las bermudas que vestía el arrestado y cotejarlas con las muestras obtenidas de las ropas de la víctima establecieron que eran de idéntico grupo sanguíneo. 

En el fallo, además, el juez fundamentó por qué entiende que corresponde aplicarle la prisión preventiva. Por un lado, tomó en cuenta la escala penal y la pena que se prevé para el homicidio en grado de tentativa. Y por otro, indicó que el hecho de que no tenga arraigo en la provincia (González tiene domicilio formal en Paraná, Entre Ríos) hace presuponer que podría intentar eludir a la Justicia y entorpecer la investigación.  

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Mandan al Penal a un joven que intentó matar a otro en La Toma

Para el juez, las lesiones causadas por Kevin González pusieron en riesgo la vida de Nahuel Coronel. El damnificado, de 23 años, fue apuñalado en el abdomen, pero se recuperó. 

El procesado. González no vive en La Toma. Estaba visitando a su madre. Foto: Comisaría 16º. 

 

Habían llegado juntos desde Entre Ríos, pero hace 12 días, la proximidad que tenían se cortó, cuando uno de ellos, Kevin Joel González, apuñaló al otro, Nahuel Jesús Coronel, en La Toma. Por las probanzas que recolectó la Policía de esa localidad y tomando en cuenta el informe de una médica forense, el juez Penal 2, Ariel Parrillis, consideró que González puso en riesgo la vida del joven de 23 años, y ayer lo procesó con prisión preventiva por tentativa de homicidio. 

Según lo que informó días atrás el oficial principal Emilio Beira, jefe de la Comisaría 16ª, el hecho ocurrió el 9 de enero a las 18 horas, aproximadamente, en 20 de Junio y Estanislao del Campo. Allí, en medio de una discusión que habría iniciado cuando bebían una cerveza, González, de 28 años, le recriminó a Coronel haberle robado dinero a su hermana y lo atacó con un cuchillo. Ese hecho, la presunta sustracción del dinero, no es algo que se haya corroborado, había aclarado Beira. 

El magistrado refirió en la resolución que emitió ayer que pudo probarse que González fue el autor de la agresión. Y detalló en qué sostuvo su decisión. 

Si bien la víctima no hizo denuncia aún —ya que tras el hecho fue trasladado al Hospital San Luis y cuando le dieron de alta, sus familiares lo llevaron de regreso a Entre Ríos—, los testimonios de vecinos del pueblo fueron esclarecedores. 

Dos mujeres aseguraron haber visto cómo un hombre corpulento, de cabello ondulado, que andaba sin remera, le propinó puñaladas en la calle a un muchacho más delgado. Y otro vecino, cuya casa linda con la de la madre del acusado, le contó a los efectivos de La Toma que el imputado entró a su propiedad y le dijo que fueran a tomar una cerveza, porque “se había mandado una cagad…”, haciendo el ademán de apuñalar a alguien. El vecino escuchó que llegó la Policía, y en ese interín en que fue a atender, González se hizo humo. 

A Coronel, que caminó sangrando por la calle Estanislao del Campo, lo auxilió otro vecino que iba en auto por esa calle y lo llevó al hospital de la localidad. En el camino, el lesionado, que estaba consciente, le dijo que un tal Kevin lo había acuchillado.

Luego, a los policías que fueron al centro de salud, les manifestó con nombre y apellido quién era el agresor. 

Con las descripciones que obtuvieron, los efectivos hicieron un recorrido y detuvieron a González. Lo que no pudieron hallar, a pesar de que hicieron rastrillajes, fue el arma usada. 

Pero al analizar las manchas de sangre que tenían las bermudas que vestía el arrestado y cotejarlas con las muestras obtenidas de las ropas de la víctima establecieron que eran de idéntico grupo sanguíneo. 

En el fallo, además, el juez fundamentó por qué entiende que corresponde aplicarle la prisión preventiva. Por un lado, tomó en cuenta la escala penal y la pena que se prevé para el homicidio en grado de tentativa. Y por otro, indicó que el hecho de que no tenga arraigo en la provincia (González tiene domicilio formal en Paraná, Entre Ríos) hace presuponer que podría intentar eludir a la Justicia y entorpecer la investigación.  

Logín