Escuchá acá la 96.3
X

La Cámara de Panaderos local apunta a que el valor esté entre los 85 y 110 pesos

Buscan que La Punta se sume al congelamiento del precio del pan. La idea es incorporar a veinte locales de esa ciudad. Dicen que en la Capital unos 120 respaldan la medida.

El congelamiento del precio del pan en la ciudad toma fuerza y sumó otra localidad. Según informó Juan Calderón, presidente de la Cámara de Panaderos de San Luis, colegas de la localidad de La Punta se sumarían a la medida,  algo que se definiría en los próximos días.

Calderón indicó que en San Luis la iniciativa ya se está aplicando "de palabra" y que tuvo pocas voces en contra de los más de 120 comercios en la ciudad. En la localidad vecina sumarían cerca de 20 negocios. El congelamiento sería de entre 85 y 110 pesos el kilo. “Las diferencias son porque hay gente que paga mucho alquiler, marketing y otros gastos y ahí se le va mucho más dinero que a mí, que no pago alquiler y que somos seis personas que trabajamos”, admitió Calderón, propietario de la panadería San Jorge.

Solo tuvo diferencias con una panadería con gran cantidad de empleados, que prefirió no nombrar. “Lo lamento, pero no podemos inflar los precios solo por el hecho que haya una persona que tiene una panadería y tenga que pagar cuarenta sueldos. No hablamos de las panaderías artesanales de mostrador”, apuntó.  Calderón previamente había dicho que  en los negocios Bossio y Crokantes "manejan sus propios costos".

El panadero marcó que, dado que aún no hay incremento del precio de la harina ni de los servicios de gas y electricidad, no hay razones para un incremento. “Si a nosotros no nos aumentan ni la luz, ni el gas, lo demás es manejable. El precio de la harina es manejable. No hay que confundirse con que la harina aumentó un 20%, yo tengo molinos que me dicen que sigue el precio de antes”, justificó.

 

La coyuntura favorece el congelamiento: ventas bajas y materias primas que no han aumentado.

 

A ello, además, se le suma las bajas ventas del producto en los últimos meses. “Es un acuerdo de palabra de que no se puede aumentar más el pan, porque, aparte, no se vende. La venta cayó alrededor de un 20%. En una panadería del centro, que tiene una recaudación diaria de 150 mil pesos, que le caiga el 20 por ciento, son 30 mil pesos menos por día. Es muchísimo dinero. Sinceramente no se puede”, detalló.

Ramón Herrera, panadero de La Punta que atiende Reina de la Paz, aún no estaba enterado de la iniciativa de Calderón, pero marcó que, por ahora, los precios no se han movido. “Si viene un aumento de lo que sea, se ajusta. Por ahora no se ha movido porque no ha habido aumentos. En febrero salió ese decreto que da un aumento a los privados, así que hay que esperar eso. De todas maneras, nosotros dependemos de San Luis, de ahí se maneja el precio. Hoy estamos en 85 pesos”, describió el panadero, quien también admitió bajas en las ventas. “La persona llevaba el kilo de pan cuando salía 50 pesos. Cuando empezó a subir, la gente siguió llevando 50 pesos, ya no el kilo”, puso como ejemplo.  

 

Quieren hacer un aporte a la Tarjeta Alimentaria: ofrecerían el kilo de pan de 68 a 70 pesos

Calderón dijo que actualmente trabajan en la idea de ofrecer el kilo de pan entre 68 a 70 pesos para la venta con la Tarjeta Alimentaria, el beneficio que lanzó de a poco el gobierno nacional como parte del plan para ayudar a las familias de escasos recursos de todo el país. “Nosotros queremos adherirnos”, adelantó el presidente de la Cámara de Panaderos de San Luis.

“La entrega de tarjetas empezó por el conurbano, Santa Fe y Chaco. Si la dan acá, nosotros estamos dispuestos a colaborar con un pan con precios muchos más accesibles, entre 68 y 70 pesos el kilo”, afirmó.

“En el boletín de nuestra Federación (Argentina de Industria del Pan y Afines), sale que San Luis adhiere. Nos interesaría saber si en la provincia se va a implementar, para saber la cantidad de tarjetas que repartirán. Si habrá 2000, haremos 2500 kilos de pan. De ahí lo repartiremos a distintas panaderías para que la gente lo pueda buscar”, apuntó.

El Ministerio de Desarrollo Social de la provincia aún no tiene novedades de cuándo se entregarán las tarjetas en San Luis, pero aclaró que el beneficio no será incompatible con quienes tengan un plan social. La implementación de todas maneras está a cargo del Anses, que paulatinamente empezó con la repartición de tarjetas en el país.

 


La Federación Argentina del Pan y Afines se mostró a favor.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

La Cámara de Panaderos local apunta a que el valor esté entre los 85 y 110 pesos

Buscan que La Punta se sume al congelamiento del precio del pan. La idea es incorporar a veinte locales de esa ciudad. Dicen que en la Capital unos 120 respaldan la medida.

En las panaderías de La Punta reconocen que sus valores reflejan los que se manejan en la Capital.

El congelamiento del precio del pan en la ciudad toma fuerza y sumó otra localidad. Según informó Juan Calderón, presidente de la Cámara de Panaderos de San Luis, colegas de la localidad de La Punta se sumarían a la medida,  algo que se definiría en los próximos días.

Calderón indicó que en San Luis la iniciativa ya se está aplicando "de palabra" y que tuvo pocas voces en contra de los más de 120 comercios en la ciudad. En la localidad vecina sumarían cerca de 20 negocios. El congelamiento sería de entre 85 y 110 pesos el kilo. “Las diferencias son porque hay gente que paga mucho alquiler, marketing y otros gastos y ahí se le va mucho más dinero que a mí, que no pago alquiler y que somos seis personas que trabajamos”, admitió Calderón, propietario de la panadería San Jorge.

Solo tuvo diferencias con una panadería con gran cantidad de empleados, que prefirió no nombrar. “Lo lamento, pero no podemos inflar los precios solo por el hecho que haya una persona que tiene una panadería y tenga que pagar cuarenta sueldos. No hablamos de las panaderías artesanales de mostrador”, apuntó.  Calderón previamente había dicho que  en los negocios Bossio y Crokantes "manejan sus propios costos".

El panadero marcó que, dado que aún no hay incremento del precio de la harina ni de los servicios de gas y electricidad, no hay razones para un incremento. “Si a nosotros no nos aumentan ni la luz, ni el gas, lo demás es manejable. El precio de la harina es manejable. No hay que confundirse con que la harina aumentó un 20%, yo tengo molinos que me dicen que sigue el precio de antes”, justificó.

 

La coyuntura favorece el congelamiento: ventas bajas y materias primas que no han aumentado.

 

A ello, además, se le suma las bajas ventas del producto en los últimos meses. “Es un acuerdo de palabra de que no se puede aumentar más el pan, porque, aparte, no se vende. La venta cayó alrededor de un 20%. En una panadería del centro, que tiene una recaudación diaria de 150 mil pesos, que le caiga el 20 por ciento, son 30 mil pesos menos por día. Es muchísimo dinero. Sinceramente no se puede”, detalló.

Ramón Herrera, panadero de La Punta que atiende Reina de la Paz, aún no estaba enterado de la iniciativa de Calderón, pero marcó que, por ahora, los precios no se han movido. “Si viene un aumento de lo que sea, se ajusta. Por ahora no se ha movido porque no ha habido aumentos. En febrero salió ese decreto que da un aumento a los privados, así que hay que esperar eso. De todas maneras, nosotros dependemos de San Luis, de ahí se maneja el precio. Hoy estamos en 85 pesos”, describió el panadero, quien también admitió bajas en las ventas. “La persona llevaba el kilo de pan cuando salía 50 pesos. Cuando empezó a subir, la gente siguió llevando 50 pesos, ya no el kilo”, puso como ejemplo.  

 

Quieren hacer un aporte a la Tarjeta Alimentaria: ofrecerían el kilo de pan de 68 a 70 pesos

Calderón dijo que actualmente trabajan en la idea de ofrecer el kilo de pan entre 68 a 70 pesos para la venta con la Tarjeta Alimentaria, el beneficio que lanzó de a poco el gobierno nacional como parte del plan para ayudar a las familias de escasos recursos de todo el país. “Nosotros queremos adherirnos”, adelantó el presidente de la Cámara de Panaderos de San Luis.

“La entrega de tarjetas empezó por el conurbano, Santa Fe y Chaco. Si la dan acá, nosotros estamos dispuestos a colaborar con un pan con precios muchos más accesibles, entre 68 y 70 pesos el kilo”, afirmó.

“En el boletín de nuestra Federación (Argentina de Industria del Pan y Afines), sale que San Luis adhiere. Nos interesaría saber si en la provincia se va a implementar, para saber la cantidad de tarjetas que repartirán. Si habrá 2000, haremos 2500 kilos de pan. De ahí lo repartiremos a distintas panaderías para que la gente lo pueda buscar”, apuntó.

El Ministerio de Desarrollo Social de la provincia aún no tiene novedades de cuándo se entregarán las tarjetas en San Luis, pero aclaró que el beneficio no será incompatible con quienes tengan un plan social. La implementación de todas maneras está a cargo del Anses, que paulatinamente empezó con la repartición de tarjetas en el país.

 


La Federación Argentina del Pan y Afines se mostró a favor.

 

Logín