17.3°SAN LUIS - Miércoles 02 de Diciembre de 2020

17.3°SAN LUIS - Miércoles 02 de Diciembre de 2020

EN VIVO

Hubo tres allanamientos por la agresión en el 500 Viviendas Norte

Fueron en dos manzanas del mismo barrio. La Policía secuestró dos revólveres, nueve celulares y elementos presuntamente utilizados para fabricar armas caseras.

Por redacción
| 19 de octubre de 2020
Los elementos secuestrados este domingo serán peritados. Fotos: Relaciones Policiales.

La investigación para esclarecer quién atacó a Néstor Quiroga, baleado este domingo a la madrugada, avanza. Este domingo por la tarde, efectivos de Comisaría 38ª hicieron tres allanamientos en el barrio 500 Viviendas Norte de la capital, lugar de la agresión, y secuestraron dos revólveres, nueve celulares y elementos presuntamente utilizados para fabricar armas caseras, todo con relación con la causa. La víctima, de 39 años, fue operado y se recupera en el Hospital San Luis.

 

Los procedimientos fueron llevados a cabo en dos viviendas de la manzana 100 y otro en la 101 con autorización del juzgado Penal 2, que caratuló el hecho como una tentativa de homicidio.

 

 

 

“Secuestramos dos revólveres, elementos utilizados para la fabricación de armas caseras, 9 celulares y cartuchos”, indicaron los investigadores en declaraciones citadas por la oficina de Relaciones Policiales.

 

Todo comenzó este domingo, pasadas las 3 de la mañana, cuando el personal de la Comisaría 38ª fue alertado de que a la altura de la manzana 101 del barrio 500 Viviendas Norte habían baleado a un hombre. Cuando los efectivos llegaron, los vecinos que se habían amontonado en el baldío que está frente a la manzana 101, ubicado en el límite de los barrios 500 y 208 Viviendas Norte, les comentaron que la víctima ya había sido trasladada al centro médico.

 

A las pocas horas de ser ingresado al Hospital San Luis, Quiroga fue intervenido quirúrgicamente. "Le extrajeron un proyectil que tenía en el pulmón izquierdo", precisó el subcomisario Rubén Ochoa, jefe de la seccional 38ª. "Está estable y sería trasladado a sala común", agregó.

 

 

 

El proyectil será peritado para determinar el calibre y el tipo de arma de fuego que usó el agresor, y seguramente sea comparado con los calibres de los revólveres secuestrados.

 

Según testimonios, todo surgió a raíz de una pelea, a los piedrazos, que protagonizaron los hijos de Quiroga y otros vecinos, de apellido Valenzuela, con quienes tienen "un problema de vieja data". En el momento que el hombre intervino para proteger a los suyos, le respondieron con un tiro en el pecho.

 

Este lunes, los principales sospechosos, Valenzuela padre, de 38 años, y Valenzuela hijo, de 19, serán indagados por el juez de Instrucción Penal 2.

 

 

Comentá vos tambien...